29 de oct. de 2010

Murrianos. Razas de fantasía.



razas de fantasia
Ilustración, «¡¡Murrianos!!».
 
No son como los otros, pues basan su mundo, su existencia en otras leyes. Creen que no hay mayor gloria que servir a sus hermanos, madres, padres, amigos.
Llegan en oleadas desde el oeste, buscando las líneas blancas y suaves que preceden al Mar de los Anónimos. Son murrianos, a cientos, a miles.
Para un murriano, el sacrificio es voz de dios. Negarlo, la más absoluta de las deshonras.





«El murriano dio una vuelta por la estancia, como si nadie hubiera allí, dando tragos. Se dejó caer sobre una de las sillas, apoyando su espalda contra la pared. Sus mechones caían hacia delante, emboscando su mirada. Lanzó el ánfora contra el suelo, rompiéndola con estruendo, y se desabrochó el cinturón, dejando caer la espada.
—¿Habéis oído hablar de nuestro hogar? ¿De nuestra capital? Es el lugar más bello del mundo. ¡No! No es como vuestras ciudades, abigarradas, en las que todo se amontona, sucias y mal ventiladas, donde hasta la piedra de las paredes huele mal. No, es un valle, sí, un valle elevado, cerrado por picos de nieves perpetuas. Un valle ancho, esplendoroso cuando el sol vuela por encima, siempre verde porque en mi país llueve, no como aquí, allí llueve y la hierba crece alta y hermosa, es un lugar en el que, si el día es despegado, parece que hasta las rocas tengan brillo, limpias. En ese gran valle no hay murallas, tan sólo un alcázar. Tres son los pasos de montaña para penetrar en el corazón de mi patria, y en cada paso encontraréis fortalezas que los cierran, castillos construidos para que nadie los pueda tomar, muros que, frente a ellos, cualquier enemigo sentiría un inmenso desasosiego. Jamás nadie ha cruzado los pasos entonando cánticos de guerra. Por ese valle, Dasteo, se distribuyen aquí y allí templos y enjambres en los que vivimos, academias como grandes óvalos de piedra, jardines, plazas de muchos tamaños y formas en las que los músicos tañen laúdes hasta hacer sangrar sus dedos, paseos flanqueados por árboles milenarios,(…)».

Antigua Vamurta. Extracto del Capítulo 21. «Los esclavos».

Share/Bookmark

22 de oct. de 2010

Bukowski y el arte de escribir

Estaba buscando una cita para la «cita de los días», y me he topado con esa vieja novela erótica, turbia,  mugrienta, de Charles Bukowski llamada Factotum que leí cuando las ocas tenían colmillos y yo llevaba el pelo largo como una señora. Y me he reído un buen rato, con este diálogo en el Bukowski se autodenomina escritor.

Encontré un trabajo como empleado de almacén en una tienda de modas para señora (...). Un hombre calvo con extraños mechones de pelo encima de cada oreja estaba esperándome.
  —¿Sí? —me preguntó, observándome por encima de la hoja de papel.
  —Soy un escritor temporalmente bajo de inspiración.
  —¿Ah, un escritor, eh?
  —Sí.
  —¿Está seguro?
  —No, no lo estoy.
  —¿Qué es lo que escribe?
  —Relatos cortos, principalmente. Y estoy en mitad de una novela.
  —¿Una novela, eh?
  —Sí.
  —¿Cómo se titula?
  —La gotera en el grifo de mi destino.
  —Oh, eso me gusta. ¿De qué trata?
  —De todo.
  —¿De todo? ¿Quieres decir, por ejemplo que trata sobre el cáncer?
  —Sí.
  —¿Y qué me dices de mi esposa?
  —También aparece.
  —No me digas. ¿Por qué quieres trabajar en una tienda de vestidos para señora?
  —Siempre me han gustado las señoras en vestidos de señora.
  —¿Estás exento del servicio?
  —Sí.
  —Déjame ver tu cartilla militar.
Le enseñé mi cartilla militar. Me la devolvió.
  —Estás contratado.

Share/Bookmark

19 de oct. de 2010

Cine de aventuras clásico

cine de heroes
¿Una cita con Hacienda?
Como la cartelera anda algo averiada, recordé el otro día aquel cine de aventuras clásico. De la época en blanco y negro y el primer techicolor, me quedo con dos de la cosecha de 1939: Beau Geste y Las Cuatro Plumas, dos obras que siempre me han acompañado. Ambas películas tratan sobre temas muy parecidos en un escenario exótico; el África sahariana y el Sudán, en el Nilo Blanco. Las dos películas narran un periplo épico obligado a fin de restituir el honor y la justicia. Ambas tratan sobre algo tan viejo como es la amistad, la camaradería.

La versión de Zoltan Korda de la novela de Mason Las Cuatro Plumas (obviar la versión del 2002, francamente floja) es la que ha aguantado mejor el paso del tiempo y la que produce mayor goce vista hoy. Pero, en el fondo, Beau Geste es más radical, pues propone hacer justicia por cuenta propia si es necesario, mientras la obra de Korda propone restablecer el establishment.

Me sigue fascinado la reflexión sobre el valor y la cobardía que propone Las Cuatro Plumas y esa escena inolvidable cuando el protagonista acude a casa de un árabe para que marque su frente con un hierro candente y éste le pregunta por qué.

Y de Beau Geste, su magnífico argumento y montaje, con un largísimo flash-back que explica su misterioso arranque. La lealtad entre los tres hermanos enfrentados a la figura de un dictador encarnada por un sargento de la Legión Extranjera.

Muy recomendables para cualquier día de la semana.

Morir con un perro a los pies, esa es la cuestión.


Share/Bookmark

18 de oct. de 2010

El amigo Joan Laporta

laporta y liberta de expresion
Foto de la red, Laporta y las mastercards.
Para los que no sepáis quién es, Joan Laporta ha sido y es un clásico arribista y el presidente del mejor Barça de la historia. Perdió las elecciones, y ahora manda Joan Rossell, un buen hijo de la burguesía condal. Un poderoso grupo de grandes empresas financieras, industriales y de servicios debe haber detrás de este hombre teletransportado, pues la maquinaria periodística que hoy despelleja a Laporta muy pocos pueden orquestarla.

Joan Laporta ha cometido el pecado de meterse en política intentando aglutinar a parte de los descontentos. Da igual, se postularía con igual entusiasmo como paladín de una ONG, de los yogures Bio o de formar un estado confederado con Jamaica. Lo único que le importa es él.

Se le acusa de pagar con dinero de los socios del Barça cáterings como los de la Antigua Roma, de sufragar jets privados para vacaciones, de cargar en la tarjeta de su escolta gastos de hasta 320.000 euros (¿señoritas que fuman?), etc. Unos 5 millones en total. Bueno.

Pero al igual que en el caso del Palau de la Música y Félix Millet, todo este asunto ya se sabía antes y se callaba. Desde hace años. Entonces, ¿por qué ahora sale a la luz? ¿Acaso no participaban de esos cáterings lo más granado de las gentes vinculadas al Barça, entre ellos decenas de periodistas de los medios más prestigiosos? Órdenes son órdenes.

Personalmente, Laporta me parece un personaje infausto. Deplorable. Recuerdo con vergüenza aquella escena en el aeropuerto en la que se bajó los pantalones ante los escáners porque no se le daba el trato que él quería. Y recuerdo la última Copa de Europa que ganó el F.C. Barcelona en la que se rozó el fútbol total.

El tema de fondo, lo que me interesa de este asunto (Laporta no, su talla es insignificante) es la libertad de información. Os puedo asegurar de primera mano que en determinados periódicos deportivos de la ciudad condal la figura del poderoso caballero Florentino Pérez no se toca por órdenes de dirección. Y esas consignas se repiten en la información general: sobre política, economía, relaciones internacionales, etc.

Y ahora se descuartiza en prensa, radio y televisión a Laporta, coordinadamente, cuando hace dos días era una figura pública de la que todos hablaban bien, a pesar de que los informadores habían picoteado el mejor foie y caviar en sus ágapes de la Llotja del Camp Nou.

Y hace un año los medios de comunicación querían que mi hija se metiera por la vena la vacuna de la Gripe A en la que el Gobierno se gastó millones de euros en un contexto de crisis y por la que hubo muertes. ¿Y la gripe aviar? ¿Y la subida súbita de los precios de las viviendas que nadie cree? ¿Y los miles de muertos en accidentes de tráfico que reciben un tratamiento residual en los medios? ¿Y las bajas civiles en Irak, Pakistán y Afganistán? ¿Y las miles de ejecuciones bancarias de viviendas de este año? ¿Y que Mango, Zara, Nike y Adidas tienen como proveedores a esclavos de Birmania, Indonesia o Vietnam? Órdenes son órdenes.

Radios, teles y periódicos están en manos de lobbies, que ni tan siquiera son ideológicos. Derecha o izquierda da igual, bailando el twist muy bien tú te lo vas a pasar… Baila el twist mi amor

¿Qué dirían Herodoto de todo esto? ¿Hablaría de demokratíe?

Queda la red. Por el momento.

Vuestro amigo, Igor, estilete en mano.
Share/Bookmark

14 de oct. de 2010

Dos Coronas, una novela fantástica.

Susana Eevee publicará el próximo mes de noviembre el libro de fantasía Dos Coronas (Grupo Ajec). Una historia muy bien hilvanada que narra los avatares de Soota, su temerario protagonista que durante su periplo, violento, épico, hallará respuesta a uno de los anhelos que casi todos perseguimos. Una novela intrincada que arranca con un hombre que cree saber bien quién es. Aviso que los giros de la historia son sorprendentes. Pero ya haré un post sobre la novela cuando salga a la venta, que será pronto.

El motivo es esta fabulosa portada, mágica, que invita a entrar en el mundo Dos Coronas, para saber qué se esconde tras esa figura medio oculta en un bosque otoñal. Con una portada así a uno le entran ganas de leer.

Comentar que Susana Eevee (Susana Escribe y Breves Apuntes para Escritores) sale con su primera novela, pero esta autora de Vigo cuenta con un notable bagaje a sus espaldas, como autora de relatos, cuentos y otros largos que verán la luz paulatinamente. ¡Ah! Y como excelente correctora y me atrevería a decir, también, como alma mater del mundo de la literatura fantástica.

Os dejo la portada, yyyyy, ¡qué envidia!


Portada de fantasia
Portada del Libro.

Share/Bookmark

7 de oct. de 2010

Noche Estrellada

relato-patricia
Portada del relato Noche Estrellada.
Con la escritora Patricia Muñiz, de Páginas Frenéticas, hemos iniciado una serie de colaboraciones literarias, de esas gobernadas por los vientos. Y por eso resulta divertido.
Quiero presentaros el relato Noche Estrellada, una historia con muchas voces y líneas que aparenta ser un amasijo pero que como veréis tiene un mismo barniz: la mordedura y una atrevida sagacidad de alguien que representa el espíritu alternativo, fresco y descarado del vivir la cultura a su manera. Y en eso me recuerda a los Cimocs y Zona 84 de los que parloteaba el otro día.
Patricia me convenció de traducir al catalán el relato «Siesta» (La Migdiada) y publicarlo en su blog. Ha sido la segunda experiencia de traducción en una vía de doble sentido que promete ser interesante.
Aquí NOCHE ESTRELLADA. Espero que la disfrutéis.


Las líneas continuas de la carretera pasan ante mis ojos como rayos lácteos.

El aire agita mi pelo. He entornado los ojos y mirado al cielo mientras que Elvis Presley sigue meneando sus caderas sobre el salpicadero. Y todo porque he sacado la cabeza por la ventanilla para hablarte a ti, noche estrellada.

En tus constelaciones se encuentran los mapas de los caminos. Sólo hay que fijarse en la estrella más hermosa para encontrar un futuro hacia el que avanzar. Porque en ti hay movimiento y así me gusta a mí. Me gusta la introducción, el nudo y el desenlace con sorpresa final. No me gustan los relatos que estampan contra sus muros imágenes de otros.

Ahora el auto rebota en la carretera llena de baches y las contorsiones del Rey del Rock me producen angustia. Es la perversión de la imagen convertida en icono.

Iconos de iglesias. Clubs de jóvenes cadáveres. Cantantes, actores, modelos. Tabacos, bebidas, coches, sopas y marcas. Todo es lo mismo. Imágenes sin carne, ni hueso, ni sangre. Fotos sin respiración ni palpitaciones. Hombres de hojalata con los que nos adornamos porque nos gusta sentirnos cerca de lo que nos gusta. Será que confiamos en algún tipo de contaminación espiritual.

Es más fácil definirte por la marca de la ropa, que por cómo se combinan los colores. Es más directo explicar la música que escuchas, que mostrar la que compones. Comentar lo que lees, que enseñar lo que escribes. Recitar versos de otros, que atreverte con tus propias rimas. Rugir todas las críticas, que crear desde la nada.

¿Y qué hay dentro de un ser que ni compone, ni cocina, ni hace versos? Tal vez sólo exista “el gusto” acompañando al vacío más absoluto. Un abismo al que sólo puedes asomarte agarrado a esos iconos que te contagian de fe.

James Dean, Marilyn Monroe, Jim Morrison, Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Kurt Cobain…Y Elvis con su traje de lentejuelas bendiciéndolos a todos. Tupelo en las patillas fetichistas a prueba de viajes en el tiempo que una legión de seguidores lucen sin complejos. Admiradores de cualquier parte del mundo, de todos los sexos y edades sueñan con ser Elvis y arrinconan la realidad ¿La qué? La realidad. Sí, aquello que queda cuando te quitas el disfraz.

Todos tenemos un Graceland, una tumba que adorar, un cadáver a través de cual definirnos. Somos seres conceptuales. Por art serigrafiado para decorar los pasillos del aburrimiento. Y aunque nunca me lo hayan preguntado, hoy a ti, cielo estrellado, te explicaré que les hubiera dicho que el Surrealismo Pop es más de mi gusto. La historia que subyace bajo el icono.

Pero nunca me escuchan cuando ladro. Creen que sólo pienso en comer, y me llaman cariñosamente “gordito” a pesar de mis lamentos. Porque cada noche, cuando me quitan el disfraz de Elvis y me quedo a solas con mi realidad canina, me atrapa el desconsuelo. Y entonces recuerdo la historia del cura que tuvo que escoger entre la religión o su amada. No recuerdo quien la escribió, quien me la explicó o en dónde la leí. Pero se repite en mi mente como un disco rallado. Será por la impresión que me causó ese hombre aturdido que escogiendo el amor lo perdió todo. Porque ella, de lo que estaba enamorada, en realidad, era de sus hábitos de monge. Y al quitárselos, le abandonó.

Del mismo modo, noche estrellada, a todas horas temo ser abandonado en cualquier carretera. Y posiblemente ese será mi destino el día en que pierda mi peluca de Elvis.

¡Guau!

Patricia Muñiz Olivera © 2010


Share/Bookmark

4 de oct. de 2010

Raven, Rock y Literatura

 poemas Poe
The raven
Poe y Lou Reed.
«Los cuervos son oscuros y resplandecientes», he pensado hoy. Como el rock.
Supongo que Lou Reed se sitúa en ese estadio nebuloso que es el más allá del bien y del mal, lejos de las encrucijadas donde se aposenta el diablo, dicen los bluesman. Si no, jamás hubiera incluido poemas de Edgar Allan Poe en un álbum de rock, sí, titulado The Raven, editado en 2003 (soy un poco lento). Vaya, cualquier otro mortal hace eso y lo cuelgan (del verbo “hang”, y ese “You just keep me hanging on)”.
El único gran éxito de público en la desgraciada vida de Poe fue ese poema maravilloso, “El Cuervo”, con el que consiguió llenar teatros pendientes de su recitación. Curioso, y más porque escribió más poemas (Annabel Lee, por ejemplo, versionado por Radio Futura) y algunos de los mejores relatos de misterio. Luego la gente volvió a olvidarse de él. Murió en la miseria absoluta, en una cabaña perdida en algún rincón de América. Ya se lo dijo a mi hija: «estudia para abogado o mejor aún, para dentista».
Impresionantes las declinaciones contenidas en el LP, de las que dejo un vídeo, ah, una en la voz de William Defoe:


El disco The Raven funciona como un viaje por un hotel en el que cada habitación es un estado de ánimo, un estadio distinto. No como un álbum de rock al uso, y en eso me recuerda los discos de Radio Tarifa, que cuando se desvanecen bien parece que uno haya ido a alguna parte. La última pieza del disco así parece indicarlo con ironía, como si alguien encendiera los focos y dijera eso de «¡la fiesta ha terminado!».

Cuando oí la versión de Perfect Day, consideré que no todo debe ser malo en esto de hacerse viejo. Es mejor que la original, del fabuloso Transformer (1972), uno de los mejores discos de la historia.  Ahí va la pieza, cantada por un extraterrestre:

Con The Raven, hasta me he olvidado de la Velvet y de que el señor Reed prohibió vender cerveza en su último concierto en Barcelona. Y he recordado una cosa: los poemas con rítmica nacen para ser cantados. ¡¡Ahh!! Homero tenía razón.

PD: Agustín, tienes razón, más poesía. ¡Atención señores lectores a los dos poemas de ha colgado en su blog! Entre Borges y Márquez.

Share/Bookmark