28 abr. 2011

El cuento de los Siete Fuegos

Agustín Ostos Robina (Viaje Íntimo de la Locura) es esencialmente poeta. Poeta de tierras extremeñas, las mismas que vieron nacer al autor del mejor soneto que he leído, Francisco de Aldana. Bueno, pues a veces nos regala prosa. Y el otro día publicó un cuento o un relato, que a veces olvido que diferencia hay entre los dos. Una mirada irónica sobre el género fantástico que me hizo sonreír y reflexionar. Me impresionó vivamente y me divirtió, difícil equilibrio. Y, entre los acordes del texto no solo hay ironía, hay otras notas. La historia me recordó aquel relato de Italo Calvino, “El caballero inexistente”, pero esto es distinto, realmente distinto.
 ¡Ah! Y ha lanzado el proyecto poético, junto con otros autores, llamado “Lo bueno de ser una rata”. Que a mí me parece de lo más interesante (Lo bueno de ser una rata).


I
Caminé siete noches más por la Campiña. En la primera, compartí hoguera con un enano de las Montañas del Norte que se había extraviado. Hablaba sin parar de ambiciones por conseguir, de futuros felices y dichosos y de cómo acariciaban las brisas en los riscos de su tierra. Su barba pelirroja y vello de los brazos le daban un aspecto muy simpático y rudo a la vez, aunque comía con tal ferocidad que me costó contener la risa al escuchar sus postulados sobre el arte de la minería.

Share/Bookmark

27 abr. 2011

Papillon

Cine épico, Quesos y Literatura.
cine épicoHacia el final de la fenomenal película Papillon, la sensación que tenía era de flotación. Como si fuera una hoja en un océano. Esa es la magia del cine, y lo otro es pasar ratos. Y los ratos, que son fracciones de tiempo, en Papillon acaban pareciéndote una ilusión. Cuidado, que Papillon la protagonizan Steve McQueen (no, no sale en Cars) y Dustin Hoffan. En la cima. Se estrenó en 1973, es larguísima. Es una oda a la libertad, y una de las mejores películas de la historia, a mi modo de ver.

Quesos. Todo un universo complejo, tanto o más que el de los vinos. Amo los quesos por encima de cualquier comida, exceptuando quizás el pan de verdad. ¿La culpa? De mi madre y de la literatura. En La Isla del Tesoro de Stevenson sale un personaje fascinante, Ben Gunn, que cambiaría a su madre por un pedazo de queso. Claro. Y Papillon es la marca del mejor queso de roquefort. Tanto que su sola mención me hace salivar y su catadura me provoca pequeños orgasmos.

Papillon es una novela que no he leído. Los expertos dicen que la escribió un francés llamado Henri Charrière. Es un libro autobiográfico del 69’. El protagonista, que se apoda "Papillon", es condenado de por vida a trabajos forzados. Tras pasar por muchos penales, incluido La devoradora de hombres, y fracasar en muchas intentonas, acaba en la Isla del Diablo, en la Guayana francesa, por un crimen que no cometió. Logró escapar milagrosamente flotando a la deriva en una balsa hecha con cáscaras de coco y el año en que se estrenó la película murió. Y esto no es literatura…

Dejo enlace al tráiler: http://youtu.be/9Pf90oAKoAc

Share/Bookmark

23 abr. 2011

Rosas Blancas y Dragones

rosas blancas y dragones
Rosas Blancas, by Igor.
La fiesta de Sant Jordi está plagada de símbolos: el mal, encarnado por el dragón, el bien representado por el guerrero “santo”, las rosas, que son un regalo. Esta mañana, en el balcón de casa, dudaba. ¿Corto las rosas blancas del rosal o no? Y mientras dudaba, pensaba. ¿El dragón es el mal exterior o el demonio que nos habita? ¿Y el regalo de la rosa y el libro no será una forma de exorcizarlo a través de la generosidad, dando al otro? En fin, ni idea. Lo que sí sé es debo regalar algo de vez en cuando. Y matar al dragón, adormecido en los largos pasillos de mis entrañas, que podrían ser un laberinto, y ahí Borges, embelesado con este otro símbolo, seguro que diría algo. Rosas blancas, rosas rojas, York, Lancaster. ¿No será el trono de Inglaterra un dragón? ¿Y no es su actual bandera blanca y roja, precisamente llamada la Cruz de San Jorge? ¡Ya me callo! ¡Vale!

Felices rosas y dragones, que nos habitan, agazapados.
flores blancas
Las rosas que cuidé. By Igor.

Share/Bookmark

19 abr. 2011

El perro y el poeta

poesia vida y muerte

Una poesía dedicada a todos aquellos que alguna vez, solos en el monte nublado, han notado una extraña sensación. Una reflexión sobre el arte, sobre el hecho de crear. Una poesía sobre la creación. Cada vez que pienso en esas piedras y pinturas de los primeros hombres, más convencido estoy de que expresarse va implícito, lo llevamos puesto de serie.

El perro y el poeta                                                                   

Errante, siempre errante, el poeta
deambula por los espejos del arte inexistente.
Despierto. Lluvioso.
                Algunas veces despierto
doy dos pasos fuera de los círculos.
Estos años descompuestos en fechas
que has olvidado, esa es la verdad.

Dos pasos fuera para hincar
mi rostro blanco en el barro fresco.
Pintando piedras, apabullado,
breve bajo la intemperie
¡aplastado por los cielos!
Mis tripas, gusanos sobre la llanura,
hundo mi vientre en la noche
embarrado en el arte inexistente.

Entonces, ¡oh, amor!, tú me llamas
para que vuelva con los vivos
y olvide mi obsesión por las piedras.
Me asomo a ti como un perro
con el hocico erguido al viento,
sorprendido hurgando, colmillos
dedos y uñas untados...
                               Tierra. Gruño,
es mi rebelión contra el tiempo.
Volver al mundo de cajas y ratones,
soñando piedras, apenas inexistente.
                                                 inexistente...

 Lluís Viñas Marcus Del libro Poemas 3,14

Share/Bookmark

18 abr. 2011

El fuego y el hielo en televisión

saga fantasia epica
Juego de Tronos.
Pues ya se ha estrenado La Canción de Hielo y Fuego, la saga fantástica de George R.R Martin en televisión. La cadena estadounidense HBO empieza con Juego de Tronos con un presupuesto de 6 millones de euros por episodio. Y Canal+ la estrenará en España el próximo 9 de mayo.

Es la primera vez que la fantasía épica salta a una cadena televisiva. ¡Oh, noticia!. Pero sin presupuesto para batallas ni grandes decorados. Con 6 millones por capítulo, la serie se va a limitar a interiores, a personajes y a exteriores naturales, más los conocidos efectos especiales y el viejo recurso de la niebla para difuminar vacíos espectrales. Cada entrega de El Señor de los Anillos tenía un coste de 95 millones de euros. No es lo mismo y creo que con el tiempo echaremos de menos presupuestos de este calibre.

Pero viendo los primeros 14 minutos de la serie (aquí está el enlace: http://www.canalplus.es/juego-tronos/videos/), algo sí he podido concluir. Que hay calidad y voluntad, que han exprimido bien el presupuesto. Esto promete.
Ya dicen por ahí que el mejor cine, a día de hoy, se hace en las televisiones de pago. Algo hay, un cambio drástico en la distribución, en la producción y en el modo de consumir historias. Los nuevos tiempos.

Share/Bookmark

Benedetti, poesía e infancia

Del poeta Mario Benedetti pensé durante años que era como una taza de té con ocho cucharadas de azúcar. Hasta que Toro Salvaje se encargó de recordarme este magnífico poema. Él, que desde su blog, es capaz de ser radical, tierno, utópico y salvaje. Gracias Toro.

Sobre Benedetti, pues toca volver a atrás y reconstruir el camino dejando la dulzura del perjuicio a un lado. Aprender lo aprendido. «¡El olvido es la perdición de los hombres!», exclamaba el mago Merlín. El poema Abrigo ha estado rebotando en el frontón de mi cabeza durante días, devolviéndome la infancia, los gruesos dedos de mi madre cuando íbamos al colegio, pues en una familia numerosa las madres siguen teniendo sólo dos manos.
Abrigo


Cuando solo era un niño estupefacto
viví durante años allá en Colón
en un casi tugurio de latas.
Fue una época más bien miserable.
Pero nunca después
Me sentí tan a salvo, tan al abrigo
como cuando empezaba a dormirme
bajo la colcha de retazos
y la lluvia poderosa cantaba
sobre el techo de zinc.

Share/Bookmark

15 abr. 2011

Munich, Spielberg

cine accion
La película Munich (2005) es cine de acción, es cine político y mucho más. A veces critico los USA por ser unilateral, pero también aquello debe ser un gran país. Si no, ¿cómo se explica Spielberg?
En su larga carrera, los éxitos se amontonan desde la lejana El diablo sobre ruedas (1971). Aunque es esta larga serie de grandes películas hay tres que han pasado algo desapercibidas: Inteligencia Artificial, Munich y El Imperio del Sol, basada en una increíble novela de James Graham Ballard.

Se puede decir que Munich es un film de suspense pero para mí es sobre todo una epopeya por la Europa de los setenta de un puñado de jóvenes que descubren las verdades del mundo. Y creyendo que su causa es justa despiertan un buen día en las turbulentas y sucias contradicciones del “ojo por ojo”. Esto rompe y hace superar el género.

Share/Bookmark

14 abr. 2011

Oráculo Primero

Un microrelato sobre el arte y el sentido del arte.

Estábamos en la mesa de La Bella Napoli, donde sirven una de las mejores pizzas de Barcelona. Picando antipasto bañado en aceite y bebiendo cerveza helada.
—¿Sabes qué hacía la gente antes de la tele?
Me miró con su sonrisa de niño. La nebulosidad de sus ojos azules pareció relampaguear. «La edad es una ilusión», pensé.
—No —contesté.
—Música. La gente, cualquiera, aprendía música —Sus enormes manos lívidas se movieron en el aire. Bebí un sorbo de cerveza, esperando—. Pero no para ser grandes artistas, no. Aprendían música para entretenerse. Para ese rato antes de la cena en el que no sabes qué hacer… Se reunían y tocaban el piano o el violín.
Nos trajeron las pizzas, cocidas en horno de leña. Tomate natural rallado, queso fundido, berenjenas en tacos y un poco de orégano caído del cielo.
—¡Dos cervezas más, por favor!

Share/Bookmark

13 abr. 2011

Miedo y televisión

La inmejorable serie de Antena 3 El Barco tiene más de 4.000.000 millones de espectadores. Se acaba ya. Pero empieza un fenómeno, un éxito sin parangón, llamado Águila Roja. Número uno, líder de audiencia, incuestionable.

Entre mis saludados, conocidos y amigos todos tienen algo en común: “no tengo tiempo”, “voy agobiado”, “tengo prisa”, “mi vida es una mierda y no tengo el tiempo que quiero para mí, para mis cosas, para sentirme realizado”. Sí, vale, pero se tragan dos partidos del Barça o de la Royal Filarmónica de Mourinho por semana. Y porque no dan tres. Eso se traduce en 4 horas de partido, más los tiempos de desplazamiento al bar, más el tiempo basura del día siguiente debido al exceso de cervezas. El tiempo del koala, pegado a su árbol-oficina sin hacer nada. Lo mismo vale para las mujeres que se consideran estresadas y sin tiempo, para las que no es problema tragarse el “Sálvame De Luxe”, “La Noria” y otras cacas por el estilo.

¿Cómo una pila tan alta de excrementos como “EL BARCO” puede tener tal éxito de audiencia?

—¡Oh, Dios! ¿Cómo puedes sembrar tus campos con tanto estiércol? ¡Escucha a tus hijos!
—¿Sí? ¿Dígame?
—Soy Igor.
—¿Tú?¿Otra vez?
—Sí. Pero es que tengo Miedo. Mucho Miedo.

Share/Bookmark

11 abr. 2011

Ciudad de Fantasía II

Para crearlas, basta con agitar los recuerdos. La ciudad de fantasía es una construcción mental de todo lo leído, visto e imaginado. Una sopa de piedras con ingredientes propios y ajenos.
Y en el libro las ciudades cumplen la función narrativa de ser la expresión de los pueblos o de los gobernantes que las habitan. Así, Vamurta es la representación del poder absoluto encarnado por Ermesenda. Sus enormes teatros, su esplendor, es el de la condesa, la fuerza de sus murallas y palacios también. Por contra, las urbes de las colonias (aparecen a partir de la segunda parte del libro) son conglomerados urbanos más improvisados, pero también más alegres, en sintonía con las mayores libertades de sus habitantes.

«La noche había llevado paz y reposo a las calles, vacías bajo un firmamento resplandeciente. Cerca de la brecha se veían puntos de luz palpitantes, las hogueras que habían encendido los defensores para combatir sus temores de aquella noche sin nubes y dar luz ante posibles incursiones. Ermesenda observaba, triste, aquel mundo que se había levantado con los esfuerzos de muchas generaciones de hombres grises. Miró a los tejados de los templos, a los que acudían los hombres a drenar sus culpas, el Gran Teatro donde era agasajada por su nobleza mientras las damas miraban de reojo las piedras que lucían en su escote, las avenidas que cruzaban la ciudad como grandes ríos secos entre la cuadrícula rota de las callejuelas, las mismas avenidas por las que había paseado del brazo del conde bajo las sombras de tilos y limoneros... Un viento áspero atravesó la noche, silbando entre las rendijas de las ventanas, golpeando su frente levantada. Se retiró al interior del salón, al calor de los grandes tapices que cubrían la piedra. Se sentó, un poco cansada, en su silla de tiras de cuero. Hizo llamar a Ulam otra vez, quien tan bien la había servido.» Antigua Vamurta. Capítulo V.



ciudad fantasia
Vamurta rodeada. By Igor
 

Share/Bookmark

5 abr. 2011

Ciudades de Fantasía I

Ciudades Fantásticas, ciudades soñadas. En realidad, una ciudad de fantasía es una urbe que no existe. Y, en cambio, a través de la literatura fantástica, la piedra que no existe puede llegar a tocarse. La función de estas ciudades es dar un hogar a personas que no existen, y otra vez, personajes como Aragon, el mago Ged, el Vizconde Demediado o John Nieve pueden llegar a tener más sitio en nuestras vidas que aquel amigo de la adolescencia, real, que hace años que no has visto y que nunca llama. De fantasmas y ciudades de papel va esto, literarios y fantásticos.
vamurta ciudades fantasticas
Si sietes curiosidad por Vamurta puedes descargar gratis un largo fragmento del libro de fantasía épica de Antigua Vamurta en este enlace: Guerras de Antigua Vamurta Vol 1 en pdf, epub, kindle, mobi, word, etc.


En cuanto a los tipos, me atrevería a decir que se pueden dividir en tres categorías: los burgos de corte realista, las bellas, imaginativas pero poco creíbles ciudades de pura fantasía, y las que son un punto medio entre las dos, que son mayoría y conforman los núcleos urbanos de Canción de Hielo y Fuego, Señor de los Anillos, Terramar, etc.
Las que figuran en sagas como Dragonlance no me interesan mucho, pues jamás soy capaz de concebirlas. Existen sin hierro, existen sin campos, existen sin peones ni artesanos, son como esas bolas de cristal que sacudes y levantan tempestades de nieve, tan bellas como futiles.


ciudades_fantasia
Ciudad de Fantasía, by Igor.

Share/Bookmark

3 abr. 2011

Pessoa, poemas e infancia

En la larguísima poesía Lluvia oblicua, hay un movimiento, el VI, que trata sobre los recuerdos de la infancia.

Muchos son los grandes poemas de Fernando Pessoa. Innumerables. Pero hay tres o cuatro que siempre rebotan entre las redes refritas de mi telaraña neural. Hay una que me retrotrae a la infancia como ninguna otra poesía de ningún otro escritor. Es un poema falsamente sencillo, bello, llano y lleno que túneles que, de resbalar por ellos, puedes alcanzar otro tiempo, regado de saudades.
 
VI (Lluvia Oblicua)

El maestro sacude la batuta
Y lánguida y triste la música empieza...

Me recuerda mi infancia, aquel día
En que yo jugaba al pie del muro de una quinta
Arrojándole una pelota que tenía de un lado
El deslizar de un perro verde, y del otro lado
Un caballo azul que corría con un jockey amarillo...



Share/Bookmark