30 ago. 2015

Feliz Año Nuevo

Aprovecho la ocasión para desearles, queridos camaradas y/o camaradas, Feliz Año Nuevo.

Sí, ya que el nuevo año arranca el próximo 1 de septiembre. Lo del 1 de enero es un artificio, una imposición, un convenio, tanto como el Día de San Valentín, el ir vestido o el ceder parte de los derechos de uno a unos desconocidos organizados en forma de estado.  ¿Cómo va a empezar el año en enero que es el mes de la desolación?
En fin, que con el mes de septiembre se recogen las cosechas, los chavales vuelven al colegio y la mayoría al trabajo para obtener otra cosa que hace diez mil años no se necesitaba para vivir, el dinero, para pagar cosas que tampoco está demostrado científicamente que sean necesarias para respirar. 
Feliz año. Uno que, con una venda en los ojos, el lunes vuelve al trabajo, en idéntico estado que el desterrado Mío Cid:

De los sos ojos   tan fuertemientre llorando,
tornava la cabeça    i estávalos cantando.
Vío puertas abiertas    e uços sin cañados,
alcándaras vázias     sin pielles e sin mantos
e sin falcones    e sin adtores mudados.
Sospiró Mío Cid,    ca mucho avie grandes cuidados.

Que les sea leve.

Share/Bookmark

17 ago. 2015

La monomanía de Piqué

De nuevo Piqué habla bien del Madrid. Empiezo a sospechar que este hombre sufre una monomanía. Como la monomanía del capitán Ahab con Moby Dick, la gran ballena blanca. Aunque el capitán Ahab, gestado en la mente de un genio loco como Herman Melville, es infinitamente más interesante que el señor Piqué. Incluso el bueno de Bartleby, el escribiente, lo es.



Share/Bookmark

9 ago. 2015

War’s App

Los usuarios de los puestos avanzados submarinos del Mar del Norte recibieron la orden de Lord WhatsApp: todos los usuarios de tercera clase deben personarse en las redes de contención sur y sureste para reforzarlas. Se han detectado incursores procedentes de las Repúblicas Islámico-Acuáticas de Twitter. Los usuarios con nivel de privilegios 1 y 2 deben embarcar en los sumergibles cuánticos en el plazo de 20.



Share/Bookmark

2 ago. 2015

La Gran Quedada

Llevaban días enviándose mensajes a través del whatsup, así que cuando por fin se encontraron en la terraza del bar convenido no tuvieron mucho que decirse. De este modo, sentados alrededor de la mesa, siguieron enviando mensajes a otros para quedar un día de estos, hoy o pasado.

Share/Bookmark