14 nov. 2009

¿De dónde surge Vamurta?


Libros de fantasía épica
Antigua Vamurta saga épica
Imagen de antigua web de Vamurta.

La saga de Antigua Vamurta surge de un papel en blanco, como todas las novelas, supongo. Y de todo aquello que he ido leyendo, escuchando, viendo e incluso oliendo. Soñando. En general, cuando se habla de una pieza literaria, se la referencia a otras, con nombres propios, atándola.

A veces se la relaciona con el cine y viceversa, pero casi siempre se olvida que el autor no es un artefacto mecánico, sino alguien que ha absorbido no sólo literatura o arte, alguien que ha tenido una existencia, ha vivido, y que en su marasmo de recuerdos e ideas que conforman la arcilla para moldear su trabajo, uno puede encontrar de todo.


Decir que soy “un nuevo Tolkien” es faltar a la verdad, por ejemplo. Hay miles de epígonos de Tolkien. En Vamurta influyen los autores de literatura fantástica, pero pesan más autores como H.G. Wells, con guiño incluido, Stevenson o Conan Doyle. Incluso, me atrevería a decir que, tras las páginas de la novela, palpita un aliento poético que subraya la tragedia de estos seres que transitan por este mundo épico y convulso.
Subyace un espíritu de cómic, ya que las tiras de Cimoc o Zona 84, acicates para la imaginación de un chico como pocos encontraréis, resurgen tras tantos años en esta historia. De hecho, cuando empecé a crear este mundo particular, mi intención era hacer un cómic escrito, aunque como veréis, luego la cosa se torció.

También está ahí el cine. Fuente de fuentes. De hecho, en la segunda parte del libro hay un claro homenaje a Dersu Uzala (Kurosawa). Hay un gusto por las películas épicas en todos sus formatos y escenarios, desde fogonazos de Excalibur hasta la soledad del hielo de Doctor Zhivago o el ir a la deriva de un Lawrence de Arabia. Qué grande era Lean.



Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario