17 may. 2016

Pródigo, de Canciones de Hierro

poemas de emigrantes
By Igor.
Pródigo, segundo poema que publico en este blog del libro de Canciones de Hierro (2015). Este poema fue escrito pensando en todos los que se marcharon a otros países. Buscando trabajo, buscando un futuro. 
Son unos versos que sé que gustan a Demián, este poeta que tuve la suerte de conocer hace unas semanas en la misma Galicia, bajo un cielo cambiante de azul a granito, hasta el siempre gris de aquella canción. Pródigo, un poema dramático en nuestros tiempos de emigración, refugiados y pérdidas y tristezas que no entienden de fronteras.

Pródigo

Los caminos que fueron transitados,
los espejos que te mostraron y los propósitos,
ese saco de códigos que daban sentido
a tu mundo, a tu alma,
los rincones de la barriada que son cristales
en las marismas de la memoria,
en la infancia de dicha sosegada.
Todo lo que entraba y salía y volvía
a entrar en tu joven vida se acumula,
hoy, en un patio de chatarra y ruina.
¿Cómo? ¿Al amanecer y al siguiente?

Escuchas promesas del norte,
isla de sirenas del reconocimiento,
que te quieren para hacer más grande
su fábrica, las redes de hierro
de las que nunca serás titular.
Y te vas, pródigo, embistiendo ficciones,
para verte andar por nuevas calles
y soñar bajo un techo que no es tuyo,
para ser extranjero de baratas manos
que un día será arramblado al límite
del jardín de hielo, al muro anónimo.

Besar los labios cálidos de madre,
rasgar el traje de fiesta de padre
e ir olvidando, como esa fotografía
de la que no estás seguro si de verdad
alguna vez formaste parte,
cuadro descolorido que amaste,
escena de interior que llorarás. §


                            Lluís Viñas Marcus, de Canciones de Hierro.

Share/Bookmark

27 abr. 2016

Presentación de Malsons de gat en Gigamesh

Este jueves, del año del Señor de 2016, día 28 de abril a las 19.00 H haremos la presentación del libro de relatos de ciencia-ficción y literatura fantástica en catalán Malsons de Gat (Editorial Hermenaute/ Colección Medea). Las pesadillas del gato emergen.

Malsons de gat, editorial Hermenaute

Share/Bookmark

24 abr. 2016

Uno trabaja y dos miran

libros de relatos fantasía Día del LibroDejo una foto del trío calavera en las firmas de Sant Jordi 2016. Es verdad, uno trabajando, dos mirando. Ya está bien. Por cierto, el próximo 28 de abril a las 20.00 h presentación de Malsons de Gat en Gigamesh (c/Bailén nº 9 – BCN). En breve lo cuento en versión extendida.

De Izquierda a derecha: Sergi G. Oset, Patrícia Muñiz y Lluís Viñas Marcus (Igor Kutuzov).



Share/Bookmark

23 abr. 2016

Cabeza loca

Perdón. No me entero de nada. La firma de esta mañana era en Chronos, efectivamente, pero en Passeig de Sant Joan nº 1. Yo, he ido a Roger de Flor, a la tienda, tan campante. Vi que algo no cuadraba, claro....

En fin, al final, al no ver a nadie, he llamado. Me lo han explicado y he bajado hasta Arc del Triomf. Mañana deliciosa, por cierto. Y hemos firmado un montón de libros allí, en Passeig de St. Joan. Lo siento mucho por si alguien ha ido a Roger de Flor.


Esta tarde sí, comprobado. No me voy a equivocar de dirección. Firmas en la librería Gigamesh de 19 a 20 h y un poco más.

Sorprendido, la verdad, por el éxito de esta mañana. Ha sido un muy buen momento. He tocado el libro de Malsons de gat. Es una muy buena edición.

Share/Bookmark

Firmas para el Día del Libro

Hoy, lluvioso día de Sant Jordi de 2016 según las previsiones, firmo libros en la librería de literatura fantástica Chronos, calle Roger de Flor 237 (de 11 h a 12 h) y en la gigantesca librería Gigamesh, en calle Bailén nº 8 (de 19 h a 20 h). Ojalá os paséis y conozca a alguien en carne y hueso.

Malsons de gatEn cualquier caso, por si mi mera presencia no les motiva suficientemente a acudir a la librería, comentar que en el mismo stand estará Lionel Messi firmando su libro “Evasión de Impuestos en 3 fáciles pasos”, Cristiano Ronaldo firmando su libro “Mi espejo y yo y yo mismo” y Belén Estaban, autora del libro más vendido en España en los últimos meses, con su archiconocido libro “Sé hortera y no mires con quién”. En fin, será toda una fiesta.

En cualquier caso, el libro de relatos Malsons de gat ha llegado justo a tiempo a las librerías y ya está lanzado. Y no, no me engaño. Sé que no podremos superar en lecturas al libro más leído en toda España, año tras año, que no es otro que el Manual de la Declaración de la Renta.



Share/Bookmark

18 abr. 2016

«Malsons de gat» nuevo libro de relatos.


Con Malsons de gats llega una novedad para Sant Jordi. Es un libro de relatos en catalán escritos por
Sergi G. Oset, Patrícia Muñiz e Igor Kutuzov (un servidor), a través del cual nos adentramos en el lado oscuro de la materia, mediante la ciencia ficción, las distopías, la fantasía y el ciberpunk. Esto es, literatura fantástica mezclada con nitroglicerina y unos buenos gramos de dejarse ir lejos, lejos, lejos. Y dicho sea de paso, este es un libro que dará respuesta a aquellos que estén cansados, hartos y aburridos de las historias de siempre. El libro es potente y entretenido.

 
Literatura fantástica en catalán
Malsons de Gat, la portada.


Share/Bookmark

11 abr. 2016

Voy a publicar dos libros de relatos a la vez

En las próximas semanas voy a publicar dos libros de relatos a la vez. Una cosa muy rara. Son dos libros distintos y en lenguas distintas. Comparten un cierto espíritu punk. Es así, no voy a engañar a nadie. Uno de los libros lo edito por mi cuenta y riesgo en español y el otro, con editorial, y en catalán. Para no estresarme mucho, retrasaré un poco el autoeditado en castellano y daré prioridad al libro de relatos escrito con dos autores más y que va a publicarse ya. De hecho, el libro está en imprenta. Lo comento en breve.

Y tengo el tercer libro de poemas muy avanzado. Eso sí, más allá de eso, no dispongo de ninguna otra bala en la recámara. ¿Cuánto más podría escribir de disponer de mayores energías para las letras? Llegados a este punto estoy pensando en pedir una subvención. ¿Al Gobierno de España o al de Catalunya? O siendo un poco más realista podría pedir dicha subvención al señor Google. En fin, como diría el mismísimo Francisco de Aldana, tras tanto acá y allá yendo y viniendo,/ cual sin aliento inútil peregrino,/ ¡oh, Dios!, tras tanto error del buen camino/ Casi mejor seguir trabajando.

Share/Bookmark

3 abr. 2016

Los dioses me favorecen y a Zagajewski también

Salto del helicóptero y en un rápido rapel acedo al techo de la biblioteca. Desactivo las alarmas. Abro una trampilla y me deslizo hacia abajo como un gusano en vaselina. Con pasos mesurados, tomando aire, me escabullo, avanzo sin ser visto. Llego a la sección de Poesía de la Biblioteca de Sagrada Familia. Es cuando el bibliotecario, que me tiene visto, me dice: «oye Igor, si vienes a coger libros, entra por la puerta, hombre. Es menos trabajo e igualmente nadie te verá entrar ni salir». Me doy cuenta que tiene razón. De repente me siento ridículo vestido así, como un Ninja de serie B, con las mallas negras compradas en los chinos, las cuerdas, los mosquetones y la cara tapada. Me cambio y lo guardo todo en una bolsa de El Corte Inglés, que para estas cosas son muy útiles. Me concentro en los libros. Tomo libros siguiendo el método de Tirofijo (sí como ese comandante de las FARC). Cojo libros de Blai Bonet, Pushkin (me aburrirán solemnemente), Syzmbroska, asombrosa siempre. Y luego aplico la técnica de la saeta lanzada al azar. Es mi técnica flamvoirta. Y al pescador la fortuna le sonríe: descubro los Desalojos de Míriam Reyes (poesía Hiperión) y al poeta polaco, nacido en Ucrania, Adam Zagajewski en 1945. Todo un detalle que siga vivo. Caramba. Leo Deseos, uno de sus grandes libros editado con mimo en España por Acantilado. Caramba. Zagajewski me deslumbra, me hace sonreír. Prendado de la belleza de los poemas y del alma y el conocimiento que hay detrás.

poesía polaca


Autorretrato

Entre ordenador, lápiz y máquina de escribir
se me pasa la mitad del día. Algún día se convertirá en medio siglo.
Vivo en ciudades ajenas y a veces converso
con gente ajena sobre cosas que me son ajenas.
Escucho mucha música: Bach, Mahler, Chopin, Shostakovich.
En la música encuentro la fuerza, la debilidad y el dolor, los tres elementos.
El cuarto no tiene nombre.
Leo a poetas vivos y muertos, aprendo de ellos
tenacidad, fe y orgullo. Intento comprender
a los grandes filósofos -la mayoría de las veces consigo
captar tan sólo jirones de sus valiosos pensamientos.
Me gusta dar largos paseos por las calles de París
y mirar a mis prójimos, animados por la envidia,
la ira o el deseo; observar la moneda de plata
que pasa de mano en mano y lentamente pierde
su forma redonda (se borra el perfil del emperador).
A mi lado crecen árboles que no expresan nada,
salvo su verde perfección indiferente.
Aves negras caminan por los campos
siempre esperando algo, pacientes como viudas españolas.
Ya no soy joven, mas sigue habiendo gente mayor que yo.
Me gusta el sueño profundo, cuando no estoy,
y correr en bici por caminos rurales, cuando álamos y casas
se difuminan como nubes con el buen tiempo.
A veces me dicen algo los cuadros en los museos
y la ironía se esfuma de repente.
Me encanta contemplar el rostro de mi mujer.
Cada semana, el domingo, llamo a mi padre.
Cada dos semanas me reúno con mis amigos,
de esta forma seguimos siendo fieles.
Mi país se liberó de un mal. Quisiera
que le siguiera aún otra liberación.
¿Puedo aportar algo para ello? No lo sé.
No soy hijo de la mar,
como escribió sobre sí mismo Antonio Machado,
sino del aire, la menta y el violonchelo,
y no todos los caminos del alto mundo
se cruzan con los senderos de la vida que, de momento,
a mí me pertenece.
Versión de Elzbieta Bortkiewicz

Share/Bookmark

30 mar. 2016

Miedo y Circo, de Antoni Puigvert

Dejo un extracto del artículo del periodista Antoni Puigvert y el enlace al mismo. Y sí, siempre en los períodos de transición de un viejo mundo a un nuevo mundo, reaparecen los monstruos, que vivían en estado latente, como en los Años Oscuros, cuando cayó el Imperio Romano, por poner un ejemplo. Poco de lo de ayer me va a servir, así que debo comprar gaseosa.
Aquí el enlace: Miedo y Circo. La Vanguardia. . Para pensar un rato.

«Es evidente que la ciudadanía no tiene conciencia de este contexto severísimo, acostumbrada como está a la información reactiva y sentimental. Una espiral de emociones rodea a cada noticia trágica (los atentados de Bruselas, por ejemplo) hasta que es sustituida por una espiral emotiva de carácter banal (por ejemplo: la muerte de un héroe del fútbol). Esto explica que los profesionales de la política puedan dedicarse a la politiquería y a los pactos de feria, sin que se produzca una reacción cívica de fondo. Ningún clamor social se ha producido en estos meses de interinidad a favor de un pacto estratégico para hacer frente a los retos colosales de la realidad.»

Share/Bookmark