12 dic. 2010

Cosmos y tonterías Mentales

Cosmos y Tintín
Así habló Zaratustra...
Pessoa nos dijo: «Dame más vino, porque la vida es nada». ¿El vino inspira? Acabo de salir al balcón, he hecho la cena: pollo rebozado y patatas fritas. Es domingo y todo se va, la niña ya ha comido suficiente verdura y mi mujer está harta de mis hervidos.
Fumo un cigarro y veo la Sagrada Familia iluminatta. Encima de ella hay una constelación que se repite: tres estrellas en perfecta línea diagonal y algunas más por ahí enlazadas sin que yo entienda sus conexiones. Ignorancia. «Cuando son jóvenes, las posibilidades son infinitas», que dicen los jesuitas. Ignorancia. ¿Cómo se llama la constelación?

Otro cigarro. Gracias, ministra Salgado por es nuevo aumento en el precio del tabaco. Ahora los lío artesanales, para ahorrar, con hoja natural, a mis treintaisiete. Gracias, ministra, gracias ZPaf. Con éste, ya van cuatro transplantes de pulmón y aún no he pasado a saludarlos. He pagado varias veces mi atúd por anticipado y aún no hago uso de la caja. Y, ministra, hágame un doble favor: dejar ese traje-chaqueta floreado en el armario, que esas telas las usaba mi abuela para las cortinas, por el bien común, y cambie de peluquero. Esos crepados están en desuso, no son estéticos y en el Financial Times no le darán credibilidad. ¡Caramba! Su peluquero, señora ministra, la odia secretamente.


Relatividad. Esa constelación de tres estrellas en línea, en verano, tiene otra posición, lo sé, a las tres de la madrugada tiene la posición de las nueve en invierno. Gira la tierra y giran las estrellas. Qué duro es darse cuenta de ser relativo, como aquellos que entendieron que la Tierra no, no es el centro de casi nada. Como cada uno de nosotros, que poco más que seres transitorios. Incluso nuestro planeta, fantásticamente azul, lo es. Tiempo geológico, cuando una vida es un leve suspiro. Agarrad una piedra, palpadla.

Decía un físico japonés que el universo es como una inmensa sopa de burbujas, en expansión. Y que cada una de las burbujas es una galaxia y dentro de cada galaxia hay varios, cientos, ¿miles? de estrellas, como Ra, nuestro sol que hace que tú y yo y el vecino del tercero, existan. Un minúsculo pedrolo, la Tierra, dentro de una burbuja en una sopa infinita. Espero que no sea de guisantes.

Qué rico el pollo, lo que comprado de “pagès”. Conozco un anciano que me dice que sí, que todo está muy bien. Pero que cuando te acercas a la muerte mandas al carajo la relatividad y lo único que quieres es vivir un poco más y zamparte unas buenas gachas con tocino.

Relatividad se parece a Levedad. La “Insportable Levedad del Ser” se podría parecer a la angustia que causa saberse una mota sideral. Kundera escribía realmente bien, más de viejo que de joven. Incluso de joven, tiene fragmentos brillantes y relativos.
Y ahora, tan solo me pregunto, ¿por qué Pessoa escondía sus poemas en un baúl?, y, ¿qué haré de cenar mañana?

Share/Bookmark

23 comentarios:

  1. Estupendísima entrada...¡Me ha encantado ¡en serio¡...Te preocupa la moda, la estética de la ministra... y es cierto en gastón y daniela me compró mi madre unos cortinones, jajaja... como el traje de la ministra,,, puede que sólo sea la chaqueta... que tal y como va todo..lo mismo la contrata rajoy,,,
    Me encanta tu pragmatismo, creo que ya te lo dije.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Divertido, reflexivo, culto, irónico, profundo y hasta gastronómico. Y con una pregunta muy incómoda, al menos para mí. Un genio escondiendo sus maravillosos escritos y yo con un blog...en fin, es lo que hay. Un abrazo, y que aproveche la próxima cena ;)

    ResponderEliminar
  3. Ah, un trozo de vida, llevatela leve entonces, y ya que hablamos del cosmos no olvides ver la lluvia de estrellas desde hoy, mañana y pasado (y creo que un dia mas)

    ResponderEliminar
  4. Pues no se si tonterías tonterías se le puede llamar a esta entrada, porque es de las que te dejan con incógnitas universales. ¿Porque Dios? ¿Porque el espacio? ¿Porque el amor o las guerras? ¿Porque la zanahoria en las lentejas?
    Cada cual con sus tontás, ya ves
    Me ha encantado, los consejos hacia la ministra muy acertados la verdad, sobre su pelo que ha veces parece que saldrá volando de un momento a otro
    Por desgracia yo tengo un baúl lleno de mis escritos, pero ni son buenos, y encima me da por sacar alguno de vez en cuando, esa es la diferencia de la importancia de unos seres transitorios y otros...
    Divaga todo lo que quieras en esas noches de balcón, que estaré encantada de saber cual fue al final tu conclusión

    Besos Igor

    ResponderEliminar
  5. Bueno, sobre los escritos escondidos, cada uno puede hacer lo que mejor le parezca. Pero si están un poco bien, creo que lo mejor es que les de el sol. Eso dijo ahora, también con escritos escondidos, pero por poco tiempo.
    ¡Hay que airearlos!!

    Celebro que la entrada os divierta y que os haga reír. Es lo mejor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. El vino inspira, sin duda. Y bien por ese cigarro. Muy divertido este post. Y muy irónico. Dejé de fumar hace tiempo, pero hay noches, cuando se me pone el alma pirata, que me echo mis cigarritos, sobre todo en las noches en las que el tequila le gana el terreno a la seriedad y la razón. Me parece aberrante y un atentado contra la libertad el hecho de que prohíban fumar en todos los lugares públicos. ¿no sería más justo que decidieran los dueños de los locales? Así las cosas, me veo que, prohibido y encarecido el tabaco, cualquier día, además de prohibir el consuelo de las gachas con tocino, una pava vestida de nazi va a venir a mi casa a las seis de la mañana y me va a sacar de la cama con un látigo para ponerme a hacer flexiones. Me produce escalofríos que papá Estado vele tanto por nuestra ya maltrecha salud (mi hipoteca es peor que la nicotina, te lo puedo asegurar). Como ves, el lunes no amanece optimista
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay Luisa! El amor viene y se va, pero una hipoteca es para siempre. Ahora me voy corriendo a ver qué dices de Biutiful, que está entre mis candidatas a pelis por ver en cine estas Navidades.

    Sí, sí. Papá estado está en todo y legisla en demasía. Prohibido prohibir, que decían aquellos franceses, aunque ahora esa generación gobierna, y ya ves.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Igor, he leído esto, me he acordado de ti y... lo siento

    http://www.elpais.com/articulo/economia/precio/tabaco/liar/aumenta/45/elpepueco/20101213elpepieco_4/Tes

    ResponderEliminar
  9. ¡Oh Cielos qué horror!

    ¿Es posible montar una plantación de tabaco en el balcón? Consultaré con los dioses y los oráculos.

    ResponderEliminar
  10. Una copita y una calada,
    charlando tranquilo,
    de cada cosa un poquito.

    Tu post me ha recordado una canción de Ketama, ¿No es la vida así? trotanto entre las cositas que hay en esa mota de polvo, llamemosla Tierra.
    No es habitual verte paseando por el año 2010.

    Buen Post,saludos.

    ResponderEliminar
  11. Qué delicia de balcón, con esas vistas y esas reflexiones... Lástima que ya no fume. Sería encantador compartir con los amigos el humo de la risa, en una filosófica noche al aire libre. Bueno, todavía bebo cerveza y la negra me gusta especialmente.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. ¿Vas a airearlos? Espero que sea muy pronto, y nosotros que lo veamos :) mantennos informados y mucha suerte, de nuevo.

    ResponderEliminar
  13. Qué ácido eres. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  14. No sé si el vino me inspira y eso que me gusta mucho, pero si lo hace después no me veo con fuerzas de escribir NADA. ¿Pessoa en un baúl o en un armario? Pero qué más da...
    Cuando sepas de qué constelación se trata, dínoslo.

    (No fumes, es malo)

    ResponderEliminar
  15. Estimado Igor,

    Como lector fiel, espero que no te tomes mi comentario a mal, pero sé que prefieres, ante todo, sinceridad y que conste que esto es una mera opinión de mente inquieta.

    A mi parecer, ya hay mucha gente que escribe sobre estos temas y un servidor los encuentra algo vacíos. ¡Escucha! ¿Por qué no transformas el desasosiego de la situación que vivimos y haces una cacho poesía, un microcuento o algo similar? No sé, las posibilidades son ilimitadas, pero críticas hacen océanos en internet. Teniendo las facultades como las tienes, saciarías mucho mejor todas estas sedientas gargantas.

    Lo dicho, ¡tenía que soltarlo! Siempre leal,

    Ostos

    ResponderEliminar
  16. Ya de nadar entre lo grande y lo pequeño, se puede seguir la divagación y recordar que para miles de bacterias en tu flora intestinal tu colon es el Universo :-) (y qué mierda de vida).

    En cuanto al tabaco, me toca la vena "talibán". En mi departamento del oncológico somos unas 60 personas y sólo una fuma. No es por la muerte, sino por lo macabro de la cura, incluso para los que sobreviven. Por otro lado, tratar a un enfermo de cáncer fumador son decenas de miles de euros, dinero y recursos que se podrían emplear en acortar las listas de espera dramáticamente (cerca de un 40%) y aumentar así la esperanza de vida de los demás enfermos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Miércoles. Lo del colon es colosal. Y muy relativo y divertido. Todo depende de la escala.

    Sobre el tabaco, fíjate. Por cada cajetilla, pago unos 3 euros de impuestos ahora, antes entorno a los 2, dijamos 2,5. Fumo desde los 19, esto es 18 años x 12 meses x 30 días x 2,5 € (estimado aquí los sucesivos IPC's)= 16.200 euros en impuestos tabaqueros.

    Que mi atúd sea de roble con flores amarillas y asas de bronce.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Igor...

    También con todo mi espíritu crítico:
    Yo, sobre èpica poco, ... POr eso cuando te veo en esta línea es un gozo. Esta actu es brillantísima. Tal cual está. Sincera y llena de veracidad. Fresca y desagarrada, la verdad sale a flote.

    Me quedo con:
    "Conozco un anciano que me dice que sí, que todo está muy bien. Pero que cuando te acercas a la muerte mandas al carajo la relatividad y lo único que quieres es vivir un poco más y zamparte unas buenas gachas con tocino."

    ResponderEliminar
  19. Pobre ministra, déjala que vista así, que le gusta.
    El pitillo echa el humo al cielo, y con él tu pensamiento asciende, asciende, por una galería de reflexiones a cual más trascendentales. Por eso me ha matado ese final: "¿qué haré de cenar mañana?". Ja,ja.

    P.D.: así que cenando en la terraza. Será helado de pollo y verdura a la escarcha.

    ResponderEliminar
  20. Ja, ja. Pollo del Pryca Helado, ¿existe un peor menú?

    En serio, aprecio mucho las críticas. Mucho, con disparos se aprende más deprisa.
    Sobre las entradas, en realidad no hay nada preconcebido, van saliendo,,,, Y dependen del tiempo, nuestro gran enemigo.

    ResponderEliminar
  21. Esto no lo digo por "crear gresca", sino porque sé que prácticamente nadie es consciente y me parece una información curiosa:

    -1 semana de tratamiento con Nebuprogen (un medicamento genérico para subir las defensas después de la quimioterapia): 18.000 euros/paciente.

    -1 curso de quimioterapia para cáncer de pulmón: 30.300 euros (puedes recibir varios).

    -Personal necesario para un tratamiento (aprox): 2 hematólogos, 1 radiólogo, 1 oncólogo, 1 oncólogo radioterápico, 1 cirujano, 1 anestesista, 1 enfermero cirujano, 3 enfermeros para quimio y habitaciones, 1 nutricionista, 2 radiógrafos PET-TAC, 2 radiógrafos TAC (diagnóstico), 2 radiógrafos TAC (simulador de tratamientos), 2 técnicos de radioterapia para el acelerador, 2 técnicos de seguridad radiactiva para el acelerador, 1 técnico de planificación de tratamientos, 1 radiofísico para controles de seguridad en diagnóstico y otro para lo mismo en terapia.

    Duración media de un tratamiento (para multiplicar salarios): 6 meses.

    Como hoy estoy optimista, no voy a entrar en personal de cuidados paliativos o gastos en morfina, pero creo que te haces una idea de hasta dónde cubren tus 16.200 euros...

    ResponderEliminar
  22. ¡Y personal administrativo! Es imperdonable que me olvidase de ATSs y secretarias sin las cuales se hunde el garito :-( (dejé fuera a celadores y limpiadores por no saber el número/paciente).

    ResponderEliminar
  23. Hola Miércoles,
    Es la primera vez que me creo a alguien glosando sobre costes hospitalarios. De todos modos, hay algo que me sorprende: es carísimo. Nebuprogen me parece algo desproporcionado.
    Pero, vaya, tocado y hundido.
    Solo puedo argumentar que se debe sumar lo que pagaré desde hoy hasta que me llegue la hora, entre 20 y 30 años más, aproximadamente, en los que espero que los costes hospitalarios se hayan racionalizado.
    Me voy a dedicar a hablar más sobre poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar