22 feb. 2011

Los relatos de Murakami

sauce ciego mujer dormida relatos

Sauce Ciego, Mujer Dormida es el título del libro de relatos de Haruki Murakami. Y Murakami es hoy autor de moda. Sauce Ciego, Mujer Dormida, nada más y nada menos de veinticuatro relatos jugosos que se manchan 386 páginas. Una larga degustación, sin duda. Para resumir mucho la valoración de los mismos, diría que hay un puñado que no están mal (se leen con bastante satisfacción), otro buen puñado que realmente están bien, de los que no te saltas ni una línea, y luego hay unos seis o siete que son extraordinarios de verdad.


Murakami_Relatos
Autor japonés
Uno de los hechos diferenciales de este escritor japonés es que sorprende al lector. ¿Por qué? Usando elementos fantásticos, oníricos o incluso surrealistas en historias de corte cotidiano. Como si debajo de una taza de café pudiéramos encontrar una gruta que lleva a una refugio que abre las puertas a otro mundo y otras dimensiones. Esto es de agradecer, pues muchas veces sin estas vueltas de tuerca extrañas sus relatos serían breves historias muy bien narradas sobre situaciones y sentimientos conocidos.
El otro elemento diferencial es que Murakami es japonés, está claro, y no es algo que deba tomarse a la ligera. Sus códigos son otros, por eso también resulta estimulante.

sauce ciego mujer dormida epub pdf
Con Murakami, ya van dos veces que desprecio al autor de moda y la cago. La otra fue en mis tiempos de universidad con Milan Kundera, un gran escritor. En fin, uno no debe fiarse jamás de su propia intuición.
Hay algo que me ha hecho gracia en estos veinticuatro relatos y es que, con frecuencia, sus personajes tienen rasgos o elementos comunes, y a voz de pronto, son estos:

-Son japoneses todos.
-La mayoría de clase social media-alta. Hay pocos pobres, y normalmente por poco tiempo. Se ganan todos bastante bien la vida y esto Murakami lo destaca.
-Tiene mundos interiores ricos pero grandes dificultades para comunicarse con los otros. Una pléyade de raritos, vaya. Quizás el autor sea así, también.
-A muchos les gusta el jazz (en la realidad a casi nadie le gusta realmente el jazz) y toman mucho whisky.
-Mis problemas con las mujeres: algo que me ha llamado mucho la atención. Da la sensación de que realmente no acaban de ser las protagonistas. No lo sé definir bien, es algo vago. Se me antojan, en su mayoría, como seres extraterranales, por una razón u otra.
-La Universidad donde estudiaron tiene importancia.
-Los amigos, reducidos en número. Tengo uno, dos...
-Todos realizan comidas ligeras. Nada de asados, nada de platos fuertes. Comer ligero es algo preciado.
-Todos están, en el fondo, solos. Aislados. La familia, casi siempre, es un coñazo, un obstáculo a salvar.
- Muchos de sus protagonistas viven con un hecho traumático, generalmente vivido en la infancia o primera adolescencia.

Y ahora, releyendo estos “comunes”, quizás se podría afirmar que Murakami no es más verde que el perro verde, que al fin y al cabo, relata con acierto y a veces con maestría algo eterno, la condición humana.

Sauce ciego, mujer dormida. Absolutamente recomendable.

Share/Bookmark

27 comentarios:

  1. Jo Ígor, de verdad, hazte prologuista. Me sorprende siempre tu capacidad para percibir tantos detalles, es como si pusieras todos tus sentidos a la hora de leer, perfilas los rasgos con un sibaritismo espléndido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los relatos de Murakami de Sauce ciego, mujer dormida, tienen otro sabor, otro aroma. Son distintos, como lo es la cultura japonesa. Eso los hace más atractivos. Leer es un viejo hábito, empecé con Tintín y todavía no me he cansado.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Tras leer tu entrada me he dado un paseo por google porque he de reconocer que lo único que conocía de este autor era su nombre. Las opiniones son diversas, pero muchos dicen por ahí que tal libro está sobrevalorado. Razón ésta que hace que me interese más en conocerlo.
    Lo que te pasó a ti con Milan Kundera es lo que me suele ocurrir a mi con el cine. Después de ver una película que juré una y mil veces no ver termino reconociendo que me ha encantada. Será algo intrínseco al ser humano. Por cierto Kundera es lo más, su archiconocido "la insoportable levedad del ser" me hizo trizas unos meses.
    Queda la cita pendiente con esos relatos.
    Un beso, y un placer leer todos tus yos ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Gracias por pasaros por aquí y comentar.
    Aina, intento ser sincero, y si eso ayuda a escoger, pues fantástico.
    Y estos relatos son un buen libro para regalar, pues creo que a muchos y muy diferentes pueden gustar.
    Avillarin, ya ves, desdoblado.
    Sí es algo intrínseco, hay una resistencia, una tendencia a decir "no". Ay, Kundera. "La Ignorancia" es un gran libro también. Quizás mejor incluso, pero menos espectacular. O al menos eso pienso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Murakami es un pendiente para mi. Aún no leo nada de él, pero lo haré, eso es seguro. Me lo han recomendado con anterioridad, gente en cuyo juicio confío...y eso te incluye.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría mal empezar por sus relatos, y luego seguir con el Murakami de Tokio Blues, y luego...
      Saludos.

      Eliminar
  5. Ahora me han entrado mil ganas de leer!! Tú no puedes recomendar algo malo :)

    ResponderEliminar
  6. Vaya, monsieur, pues no conocía el caballero. Me trae usted toda una revelación a tener en cuenta.

    Feliz tarde

    bisous

    ResponderEliminar
  7. Con tal entrada, fijo me inicio con este escritor.
    Como siempre un placer,
    Sol

    ResponderEliminar
  8. Esos rasgos comunes de los que hablas me han gustado. Hará que los personajes sean humanos.
    Es una propuesta tentadora, y el hecho de ser relatos independientes me tienta más todavía porque eso me permitiría leerlos de una sentada, a pesar de ocupar esas 386 páginas.¡Pero voy tan retrasado! (y disperso)


    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Igor, no me das chances. Ya me pongo a ver si lo consigo en este lado del charco. Y si Murakami llega a leer esta entrada, quedate tranquilo que te tira unos pesos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Pues muchos de esos elementos comunes son también propios de sus novelas, según tengo entendido. Yo sólo he leído Tokio Blues, la más famosa y al parecer la más atípica, y ahí pueden encontrarse bastantes de ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Esto, Murakami y yo estudiamos juntos en la Universidad de Moroteseionage. En algo se tiene que notar....

    ResponderEliminar
  12. Pues sí... me parece buena tu recomendación, llevo tiempo oyendo su nombre pero no me he decidido nunca a comprar nada... este finde me decido!
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  13. IGOR,GRACIAS POR COMENTAR EN MI BLOG!...SE HA DESPERTADO UN GIGANTE,ORIENTE, CASI TODO...QUE SUCEDE? A QUIEN LO SABRÁ, NUNCA...ESTOY CON QUE FRENEN LOS ESTADOS UNIDOS,SUS INTERVENCIONES DE "PAZ" QUE NO LO SON...ALGO BUSCAN!
    GRACIAS POR COMPARTIR!OYE MI CANTO,
    oye mi canto
    inconcluso,
    desafinado,
    incoherente
    escrito;
    oye mi voz,
    te debo un paseo
    por la atmósfera,
    te debo cuentos
    de niños-adultos,
    te debo niños,
    para amar y engrandecer,
    solitarios pasajes
    de año tras año;
    te debo tanto!
    que no se por
    donde,comenzar,
    mi canto,
    entre jazmines
    de la babilonia,
    o los patios
    moriscos,las
    fuentes de los moros,
    de persia,
    las bellas imagenes
    de tutankamon,
    y siempre,siempre,
    hallarás mi canto
    ahí, donde quiera que estés!
    lidia-la escriba imagen de la red
    TE DEJO UN ABRAZO INMENSO,BESOS,GRACIAS POR ESTAR-A VECES-
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  14. por favor no anules mi suscripcion por correo,nunca salen los post de ustedes, ni mis post...bloger, jamas respondió a mis reclamos,
    por eso esta es la solucion, que encontré!
    gracias!
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  15. Como decia Warren Elis en voz de Jerusalem Spider cuando alguien mas presenta tu trabajo te da mas status y te hace parecer mas cool, lo unico japones que he leido es a Banana Yoshimoto y me ha gustado bastante, y si el tipo este usa personajes raros cuanto mejor, tengo mas fijacion hacia la gente inusual, habra que leerlo uno de estos dias

    Respecto al post anterior por algo soy el numero 110, los Gin anteriores se fueron de vacaciones al lejano olvido, aunque a veces me acuerdo de ellos y bajo al sotano a dales de comer (interpretacion libre mwahahahaha)

    ResponderEliminar
  16. Y a mí que este tío no acaba de seducirme, ¿qué me dices? En fin, para gustos...

    ResponderEliminar
  17. Sólo he leído sus relatos. De las novelas no sé nada. Me limito a recomendar sus historias breves, que me han gustado.
    Hombre, la oferta de novedades no es que sea la repanocha, y lso relatos de Murakami destacan como una flor de loto en una ciénaga (ruego disculpas, ya sé, fácil...)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Leyendo tu entrada, acabo de comprender porqué me parece tan aburrido.

    ¡Saludos!

    PD: Prefiero mil veces a Kundera

    ResponderEliminar
  19. Me interesa Murakami en la medida en que se acerque al relato, que es lo que fundamentalmente me interesa. A ver si me lo compro y le echo un vistado a este reco. De Murakami sólo he tenido a mano "De qué hablo cuando hablo de correr" y no ha podido engancharme. Me siento en general más identificado con la literatura hispana y sus autores, pero no cierro la puerta a darle otra oportunidad.
    Respecto a esa extrañeza hacia las mujeres que desprenden sus letras supongo que es muy propia de la cultura oriental y quizá más acentuada en la japonesa, donde la mujer (ha) ocupa(do) un papel bastante secundario o solapado.

    ResponderEliminar
  20. Tengo 3 o 4 novelas suyas, pero no he empezado ni una...ups.. sé que regentaba un club de jazz, lo que quizá explique varias de las características que apuntas. Ahora no es el mejor momento para leer en mi caso, pero gracias por el empujón, voy a ponerme con él cuando pueda. Espero que todo vaya mejor hoy, por cierto ;)

    Un abrazo fuerte :)

    ResponderEliminar
  21. Pues una recomendación como siempre interesante, no se como haré para ponerme al día con la de cosas buenas que nos desentierras, seguro que mi congelador de joyas ya no tiene capacidad, pero tu sigue dándome mas material que siempre viene bien saber que hay cosas como esta que existen, el conocimiento es el futuro.... ¿no?

    Besos fuertes Igor

    ResponderEliminar
  22. A mayor diversidad, mayor riqueza...

    ResponderEliminar
  23. Yo prefiero al Murakami novelista que al cuentista, aun cuando tenga su estilo propio para cada uno de estos géneros. Leí en digital el libro que comentas y mi valoración fue muy dispar: cuentos que me parecieron notables (ese de la piedra con forma de riñón) y otros en extremo triviales (el de los conitos). Los rasgos que señalas son muy exactos y concuerdo contigo en casi todos ellos. De los cuentos destaco esa capacidad que tiene Murakami para fijarse en lo cotidiano, filtrado por la mirada de la soledad, la incomunicación y la extrañeza. El problema es que no siempre consigue aunar todos esos factores con gracia y nos queda esa sensación de cuento de taller literario, que evidencia todas las costuras.

    Por último, debo confesar que me sorprende que a tantos les llame la atención la procedencia oriental del autor. A mi juicio, Murakami es uno de los escritores japoneses más occidentales que he leído, si bien la rareza con la que narra algunas situaciones bien lo distancia de la mirada de los que estamos al otro lado.

    ResponderEliminar
  24. y yo te recomendaría "Crónica del pájaro da cuerda al mundo"
    y te diría que quizá "Tokyo blues" sea su novela que menos me impactó, en comparación con la opinión de la crítica generalizada

    ResponderEliminar
  25. Aprendiendo sobre Murakami. Miraré esa "Crónica del pájaro...".
    Por cierto, Alejandra, lo que dice me recuerda a lo de Kurosawa, que era el más occidental de los cineastas japoneses, o eso decían.
    Saludos.

    ResponderEliminar