27 mar. 2011

Cisne Negro, la película

cine Cisne Negro
Las caras de Natalie Portman
Vista la película de Darren Aronofsky, Cisne Negro, en Cinesa Diagonal. En realidad, tras hacerme sufrir lo que no está escrito, ¿qué me aporta este cine sadomaso? Porque, vaya, salí de la sala sin uñas ni plumas.

Y lo peor de todo es que esta obra tiene momentos brillantes, no en vano, su director es el creador de la demoledora “Requiem por un Sueño”. Y de un final de esos que podría calificarse de estruendoso. Una pequeña genialidad a la que hay que sumar un estupendo trabajo actoral de sus dos protagonistas, Natalie Portman (está en forma, aunque su delgadez acentúa la angustia que domina esta obra) y el señor Vincent Cassel, el afortunado marido de la Bellucci. El mejor hilo secundario, quizás, lo protagoniza con o sin ironía una irreconocible Wynona Ryder como ex-primera bailarina de la fastuosa compañía de ballet en la que se centra la película, un mundo dentro de un mundo.

Primer problema: se exagera tanto que a veces parece una parodia, luego llega la pérdida de credibilidad, la magia de una obra. Segunda problema: como dice Ethan, desde su rincón (el blog de ethan), la simbología de la película es de patio de colegio y su repetición causa hastío. Tercer problema: técnicos. ¿A qué viene tanta cámara al hombro? ¿Para qué? Cuatro problema, y es uno de los gordos: desde el minuto 0 el amigo Aronofsky se dedica sistemáticamente a manipular el espectador. Gracias, hombre. Salí reconfortado del cine, suerte que aún era de día. Ya sé que el cine es un artificio, pero no destinado a provocar retortijones gratuitos.

Y se sufre, se sufre. Si una película no te hace soñar o no te divierte, lo mínimo que se puede pedir es que te aporte algo; una materia, una pregunta, una intuición, un destello. Aquí, la conclusión es tan elevada y desconocida como aquella de “fumar perjudica seriamente a la salud y hace que el número y la arrogancia de tus espermatozoides caiga en picado”. Vale, ya lo sabía. Gracias. El próximo día me iré directamente al frankfurt y a las cervezas si, Darren, no me aportas algo.



- Abstenerse: si disfrutas tomando el vermut en una terraza soleada.

- Recomendable: si te gustan películas como El Ente (que además es mejor que ésta).

- Puntuación: 5,5.


Share/Bookmark

24 comentarios:

  1. No seré yo quien defienda esta película, no señor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pero, pero, pero...¿qué decís? no tenéis idea de cine!

    Ígor, no esperaba esto de ti. Ahora voy a por Ethan.

    hombres...

    ResponderEliminar
  3. Yoo aún no la he visto,seguramente la veré en breve,porque mi hija no para de darle la brasa con verla..así que nopuedo opinar hasta que la vea..de todas formas,no espero que me enstusiasme la verdad...
    Gracias pr tu opinión.

    ResponderEliminar
  4. ahhhh. Me das la razón: por algo me he negado a verla. Lo intuía. No me apetece nada. Y ahora menos. ¡Prefiero el vermut! Ay, yo he visto una genial. Mañana os lo cuento.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Cuando salió a cartelera, en el programa de cine más visto en la TV británica ("Film 2011") dijeron, casi clavado, lo que tu has dicho. La llegaron a poner como una de las películas peor actuadas del año. Así que decidí no ir a verla. Después entre que la bañaron en Oscars y que resistió meses en cartelera, me entró la duda de si me estaría perdiendo algo. Ye me lo has aclarado. A disfrutar de la terracita vamos...

    ResponderEliminar
  6. Bé, jo soc dels que penso en aquesta peli com de lo millor dels darrers temps. Si algú (Aronofsky) és capaç de transmetre sensacions, llavors és que té algo. Però tampoc vull defensar-la, simplement és la meva opinió.

    ResponderEliminar
  7. Entonces hago bien en perdermela... por lo menos gastaré el dinero de la entrada + palomitas en la terracita que me aprovechara más ;)
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  8. Vaya, monsieur, pues con su crítica no sé a qué carta quedarme. Habrá que verla, entonces.

    Buenas noches, ya de regreso. Les extrañaba :)

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Siempre es bueno verlas. Darren Aronofsky es un crack. Y a más de uno le entusiasma la obra. Corro el peligro de opinar dejando ir mis fantasmas personales, así que si hay dudas, jugar con riesgo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo tenia muchas ganas de verla, y te diré por que, aunque se que te sorprenderá mi aclaración, jeje (bueno ya sabes de mi falta de vergüenza, así que...)
    Estoy en cierta manera ( y no me malentiendas) enamorada físicamente de Mila Kunis, sip, es algo irracional y lesbico, algo homosexual y al tiempo abstracto, contradictorio, ya que yo no puedo ser mas hetero, jajaja, pero bueno, me acojo a tus comentarios y la veré y opinaré sobre lo que es perderse en una película, y si aún así no me gusta, habré disfrutado de Mila como la que más (esa cara de pura hija del demonio siempre me ha puesto los pelos de punta, nada, que mi cabeza no esta bien, no sufras, jajaja)
    Besos Igor y gracias por estos apuntes tan interesantes
    Nos vemos guapo

    ResponderEliminar
  11. Acá no estamos de acuerdo, Igor xD
    Yo me considero un admirador de la filmografía de Aronofski, partiendo por Pi, su opera prima, y Black Swan no me ha defraudado. Sé que no es una pelicula perfecta, pero a nivel psicológico hace un gran trabajo. El desarrollo de la patología de Nina (un brote psicótico) queda bien delineado a mi gusto, aunque claro, siendo cine, el director se da unas cuantas libertades artísticas que para el espectador más común (no me refiero a tí, ¿eh?) pueden pasar por literales. En fin, así son los gustos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo muchas ganas de vela. Esta película me atrae mucho, tanto por su lado oscuro como por tratar la temática del baile, como sabes bien una de mis grandes pasiones, junto a la escritura y los guapotes originarios de países del Este ;P

    ¿5,5? La veré igualmente y luego te cuento

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Pensaba verla.
    Ahora ya no sé si lo haré.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Irene, de verdad, entiendo muy bien tus motivos. Esa mujer tiene magia en cada una de sus partículas.
    Kensan, también soy fan de Aronssky, de Pi y de Requiem por un sueño. Es Cisne Negro me sentí valupeado como un pele. Pero vaya, por suerte a cada uno le gustan cosas distintas. Lo del lado psicológico sí me lo salte, quizás no le di bastante importancia.
    Patricia/President, a ver si haces un post y nos peleamos. Estaría bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. No sé si verla,según tu crítica quizás no lo haga.
    Besos.
    Morgana.

    ResponderEliminar
  16. Yo no creo que vaya a verla...tu crítica me ayuda, pero lo tenía casi decidido. Si se piensa, es fácil hacer conmover a alguien, basta con el sufrimiento y el estrago. Pero lo que el arte debe hacer con eso (ese pasosiguiente, al menos si Aristóteles no erraba) a continuación, es tan difícil...no sé si esta peli lo logrará. Pero no creo que la vea, no dentro de poco, al menos.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  17. No me dijo nada de nada. Me aburrí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Video. Siempre queda la larga espera del video, si alguien tiene dudas.
    16 eurakos y mucho sufrimiento enlatado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. ¿Viste la suya que te dije de "La fuente de la vida"?

    ResponderEliminar
  20. No, que va. Lo siento. No descargo pelis y en mi videoclub sólo tiene cine cleenex: mirar, usar, olvidar.
    Esperaré a que la den. Recuerdo el argumento y pintaba de cojones, la verdad.
    Si la veo, te comento.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tus palabras en mi laberinto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. A mí sí que me gustó. Es verdad que se sufre viéndola sobre todo por la interpretación de Natalie, que aunque buenísima, me desesperaba las caras de angustia que ponía, mientras esperaba que ocurriera algo. Donde más disfruté fue en ese baile al final de la película. SAludos!!!!

    ResponderEliminar
  23. la Portman pone caras angustiosas pero creo que, al final, le gana la amiga que vino conmigo al cine... había que ver su careto cuando se arrancaba los padrastros de los dedos, memorable!!!!

    y a continuación voy a hacer de niña repelente: a nivel musical, el lago de los cisnes ha ganado con esta película. Tanto el ballet como la música de Tchaikovsky necesitaban una nueva interpretación (estuve el otro día en el Auditori de BCN y la platea se quedó fría, una partitura demasiado conocida, sobada). Quizás el sadismo de Aronofsky no haya sido la opción más hortodoxa pero le aporta gotas de belleza sublimes. Qué director de escena no hubiera firmado unas alas negras originales para su primera bailarina, indoloras y permanentes?

    toda esta parrafada pedante para acabar reconociendo que me gustó la peli...
    qué lástima de criatura!!

    ResponderEliminar
  24. Pedazo aporte Tara. Volviendo a leer, me arrepiento de haber sido tan radical. Sí es una peli buena, al fin y al cabo...

    ResponderEliminar