23 abr. 2011

Rosas Blancas y Dragones

rosas blancas y dragones
Rosas Blancas, by Igor.
La fiesta de Sant Jordi está plagada de símbolos: el mal, encarnado por el dragón, el bien representado por el guerrero “santo”, las rosas, que son un regalo. Esta mañana, en el balcón de casa, dudaba. ¿Corto las rosas blancas del rosal o no? Y mientras dudaba, pensaba. ¿El dragón es el mal exterior o el demonio que nos habita? ¿Y el regalo de la rosa y el libro no será una forma de exorcizarlo a través de la generosidad, dando al otro? En fin, ni idea. Lo que sí sé es debo regalar algo de vez en cuando. Y matar al dragón, adormecido en los largos pasillos de mis entrañas, que podrían ser un laberinto, y ahí Borges, embelesado con este otro símbolo, seguro que diría algo. Rosas blancas, rosas rojas, York, Lancaster. ¿No será el trono de Inglaterra un dragón? ¿Y no es su actual bandera blanca y roja, precisamente llamada la Cruz de San Jorge? ¡Ya me callo! ¡Vale!

Felices rosas y dragones, que nos habitan, agazapados.
flores blancas
Las rosas que cuidé. By Igor.

Share/Bookmark

32 comentarios:

  1. Cultivo una rosa blanca en julio como en enero...

    Bonito post!

    ResponderEliminar
  2. Preciosas rosas, Igor. Dignas de un dragón tranquilo.

    ResponderEliminar
  3. El símbolo domina, atrapa y cautiva; casi nunca está del lado de la razón, quizá por eso sea mayor su fuerza.
    Rosa y dragón, belleza y fuerza. Así es tu escritura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me gustan tus: cavilaciones, pensamientos, interrogantes, dragones y rosas blancas perfectas, además de esas fotografías tan bien hechas, que envidia, a lo máximo que yo llego es a no cortar la cabeza de mi familia (y a veces ni eso)
    Un beso Igor y feliz día de Sant Jordi

    ResponderEliminar
  5. De la celebración de San Jorge sólo sé por una canción viejísima de TOTO "san jorge y el dragón" Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Demián, no había pensado eso de que el símbolo es irracional. Y sí, es muy cautivador. Arrastran los símbolos.
    Irene, lo de no cortar la cabeza a la familia tiene un cierto mérito, o incluso mucho. Lo de las fotos, son más simples de lo que parecen, no te creas.
    Drac, te has ido muy atrás con TOTO, ja, je. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Llego tarde para las rosas?...es que huelen tan bien...
    Muchas gracias, Igor.

    ResponderEliminar
  8. No cortes las rosas, que están más bonitas así ;) pero si lo haces, que gusten mucho. El dragón...también puede ser símbolo del poder escondido que todos tenemos dentro, o así me gusta creerlo. ¿Lancaster o Lannister? ;)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  9. Me gusta el juego de asociaciones, saltas de una cosa a la otra de manera coherente. Yo, creo que ya lo has notado, prefiero los dragones, aunque me fascinen las rosas. Si ves, las rosas son aún más dañinas. Al dragón le tienes miedo, sabes que hace daño, se muestra como es, la rosa en cambio es mas sutil, te atrae el aroma, el color, la suavidad de los pétalos, y no te has dado cuenta cuando ya estás absolutamente perforado con las espinas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Rosas se ven pocas durante el año.
    En cambio hay dragones por todas partes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hay tanto de que hablar al respecto que si comienzas, no paras. Los monstruos interiores actuan muchas veces por "amor" a todo aquello que vemos como virtuoso y que solo podemos poseer siendo esclavos de la maldad, pero contra luchamos desde dentro o desde fuera, por cuestiones éticas y necesarias, no porque realmnte seamos malvados. Claro, frente a esa maldad más o menos impuesta luchamos en forma de Jordi de Capadocia y juas juas juas ya me estoy tirando de la moto y liando la patata... Solo un apunte, los soportes del escudo de la Inglaterra de los Tudor un león y un dragón, por la procedencia galesa de esa familia. Desde la llegada al trono de los Estuardo y el dragón fue substituido por el unicornio escocés. Y de los Lancaster y los York, mejor no hablemos que en eso somos antagónicos, ya lo sabes jajajaja

    Gracias por tu comentario a mi entrada "experimental", como tú dices, de ayer.

    ¡Un fuerte abrazo! Te regalo una rosa blanca y roja. "Ni pa'ti ni pa'mi" juas

    ResponderEliminar
  12. jajaja, qué romántico es este íGor, rojas...siempre rojas

    ResponderEliminar
  13. saludos Igor, buenos desvarios, me han gustado,saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  14. Bueno, voy a entrar con los Lancaster y los York. Concretamente de Ricardo III, que no usó de soportes ni leones ni dragones. Usó dos jabalís aunque no sé muy bien por qué. Aunque los usó de soportes y parece ser que de emblema también. Fue causa de mofa entre los ingleses. Te dejo aquí una dirección donde hay algunas cosas interesantes sobre el jabalí de Ricardo.

    http://www.suite101.net/content/la-ultima-batalla-de-ricardo-iii-a39182

    Aunque seguro que lo conoces. También se habla del jabalí en "Ricardo III" de Shakespeare y bla bla bla.

    ¡Qué cansino estoy!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. El dragón es el miedo. San Jorge lo vence. Al menos ésa es mi lectura. Feliz San Jordi.
    Un abrazo desde Madrid

    ResponderEliminar
  16. Buenas Explorador, fíjate que de los símbolos todos podemos hacer nuestra interpretación particular: el mal, el poder dormido, la fuerza... Siempre norteño, los Lannister me dan mucho miedo. Qué angustia de familia.
    Hola Susan: buena teoría sobre las rosas, se diría que son las armas del espía o del manipulador, silenciosas y letales como un último beso.

    ResponderEliminar
  17. Dissortat, de cansino nada. Me chiflan estas historias de la historia. Y nada sabía del jabalí, que el especialista eres tú y no yo. Siempre con Ricardo, of course.
    Leí hace unos mesos los resultados de esa nueva excavación y la nueva ubicación de la batalla. En contra de lo que se creía, el uso de artillería fue muy notable y parece que decantó el resultado, a pesar de la ventaja inicial de sir Richard. ¿Shakespeare fue un cronista de los vencedores? Artillería. No sé si también arcabuceros.
    Gracias por estas luces, Dissortat.

    ResponderEliminar
  18. Hola Luisa, bien podría ser. El miedo que siempre nos acompaña en todo y en cualquier lugar. Y del miedo ya hablaban los jedai, je, je. Del odio al miedo, y del miedo al lado oscuro.
    Cómo me gusta dar vueltas sin sentido.
    Abrazos y dragones.

    ResponderEliminar
  19. Hola Igor!!, me gusta tu blog y tus pensamientos pero, quizá los dragones estén mas presentes de lo que parece en nuestra vida y en nuestros sueños. Tal vez los hemos estado denostando a lo largo de la historia, y ya es tiempo de narrar lo que puede ser su trayectoria. Te ofrezco un nuevo punto de vista de los dragones y su propia historia, ellos moran en mis sueños y yo lo he plasmado en

    http://trisquelium.blogspot.com/

    Gracias, espero que te guste.

    ResponderEliminar
  20. Yo también recordé el poema de Martí, que comenta Arati: "Cultivo la rosa blanca/ en julio como en enero/ para el amigo sincero que me da/ su mano franca/ y para el cruel que me arranca,/ el corazón conque vivo,/ cardos ni ortigas cultivo,/ cultivo la rosa blanca".
    A ver si alguna vez coincide que puedo estar por Barcelona para el 23 de abril.
    Saludos.
    Pilar

    ResponderEliminar
  21. Creo que lo que nos habita y lo exterior son reflejo de una misma cosa :)

    ResponderEliminar
  22. Desde luego tu balcón es un lugar especial, un sitio de ensueño o de irrealidad. Ves, piensas, presientes, un refugio de tranquilidad para asentar tanta vorágine.

    ResponderEliminar
  23. Hola alma, quizás sí. El dragón está fuera y dentro.
    dafd, buenas. Un poco de irrealidad siempre va bien entre tanta rutina.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. IGOR,me gusta la manera que tienes de contar las cosas.En cuanto amí,es un don que más que don resulta una condena.Es lo que vivo y percibo en otros cada día.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  25. Encantadora entrada me ha gustado mucho .... simbolismo ... lo interpreta el alma .... y lo traduce el pensamiento ... Michel

    www.micheldeb.tk

    www.lamalapoesia.tk

    ResponderEliminar
  26. No deja de ser curioso lo de los símbolos. En China el Dragón simboliza suerte y prosperidad, muchas familias adornan con sus imágenes sus casas. A mi personalmente los dragones y todas las historias que de ellos se hacen me resultan muy interesantes.Las rosas, siempre y cuando no sean amarillas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dragones son un símbolo de potencia, en cambio las rosas lo son de fragilidad, de caducidad. Tan hermosas y lo poco que duran hermosas. Espero que este medio cuento de dragones y rosas te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  27. Son preciosas como el texto las rosas regalo.

    Un abrazo,

    Andri

    ResponderEliminar
  28. muy chulas tus rosas pero para mí las mejores son las azules, aunque no te puedo dar ninguna explicación al respecto, es todo un misterio ;-)

    ResponderEliminar
  29. Es el lado irracional: colores, olores, gustos...

    ResponderEliminar
  30. Como dice David Jou en su poema "Escuma i turbulència":
    "Per poder fer de sant Jordi, cal un monstre i un amor."



    [Por cierto, he tomado prestada una de tus rosas para un escrito propio, espero que no te moleste]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, al contrario. Con solo el comentario ya tienes el permiso. Miraré el escrito. Ya lo creo, hacen falta monstruos y amores palpitantes.
      Saludos.

      Eliminar