19 may. 2011

Libros

librosCambio de piso. Es lo malo de vivir de alquiler; cada cinco años debes volver a casarte, o no. Bueno, los zarpazos de la realidad.

En mi primer traslado, no tenía apenas libros. En el segundo lancé por la ventana un puñado, que se fueron volando sobre el cielo metálico de Barcelona. En el siguiente, una tercera parte de mi biblioteca acabó a pie de contáiner. En este, más de la mitad. Si se dejan ordenados en la calle, la gente tiende a acercarse. Los mira, los observa y alguno se llevaban.
Me temo que en el próximo traslado no voy a lanzar ningún libro.

Share/Bookmark

27 comentarios:

  1. Igor,puedes venderlos o si están en buen estado ofrecerlos em alguna biblioteca.
    Los libros son cultura.
    besos de regreso

    ResponderEliminar
  2. No, en el próximo puedes tirarte tú directamente y se acaba antes la agonía ;P

    Es coña!!!

    Tremendo tema el del espacio que ocupan los libros y los lazos emocionales que establecemos con ellos. Se podría escribir un libro.

    Suerte en el traslado :)

    ResponderEliminar
  3. No los tiro. Los regalo a otros anónimos. Dejé varias pilas de libros en distintos contáiners. La gente se acercaba, removía y se llevaba lo que mejor les parecía.

    - En las bibliotecas ya no se aceptan libros.
    - Cambié un carro lleno de libros (unas 40 novelas, tapas duras y casi nuevos) por los tres primeros tomos de la saga Terramar. Una colección del 73' en catalan lenguaje. Que estoy devorando. Pero no es un trato comercial equilibrado en cualquier caso. Prefiero regalar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buena suerte en el traslado...guárdalos o regálalos (a mi..)jaja

    ResponderEliminar
  5. El día que yo tenga que hacer una mudanza, Madrid se llenará de polvo...
    Cuando estés instalado, vente a Madrid a conocernos a mi y a Agustín, y así te llevas algo para tu nueva estantería. :)

    ResponderEliminar
  6. Juer, si no, dámelos a mí :DD Y bueno, piensa en que lo que merezca la pena, pervive en tu cabeza y tu coraçao ;)

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. El problema del espacio. A mí, cuando ya veo que empiezan a no caber más, los mando a la casa de mi madre, y allí, junto con los que guarda mi hermano en su biblioteca, pues procuramos mantener una cierta coherencia, pero es bastante caótico. Lo jodido es que compramos libros de forma compulsiva y no sé cómo lo hacemos porque los precios, las más de las veces, son abusivos. Aunque ya sabenos por qué...
    Bueno, haz con ellos lo que consideres más adecuado.
    Disfruta de la mudanza. (Espero no tener que hacer nunca ninguna. Moriría. De pensar que tenemos que meter a los pintores ya me da algo...)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Libros volando por un cielo metálico. Me gusta. Eso si, espero que justo no pasara por debajo de tu ventana ningún vecino ;).Ya en serio, me parece una gran idea que las personas dejen libros por ahí, yo más de una vez me he encontrado alguno, incluso un día en uno ponía "soy un libro viajero, cuado me leas vuélveme a dejar.." Me pareció bastate interesante la idea. Un saludo, y ánimo.

    ResponderEliminar
  9. En serio???

    Vaya, lloviendo libros por tu zona está bien como despedida, menudo regalzo...

    Enfin... que te sea leve la mudanza (yo las odiooooo...)
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  10. ¿No subrayas o anotas nunca en los libros? Alguna vez, mirando alguno y sabiendo que nunca más lo iba a coger, que nada de interés me despertaba, y aún así no fui capaz de dejarlo al albur. Supongo que debería de ser más realista.
    Saludos y ánimo.

    ResponderEliminar
  11. Vaya, pues las mudanzas no suelen ser tomadas muy bien, a excepción que sepamos que nos irá mejor en el nuevo lugar. Yo pronto me mudaré, por tercera vez (pero sé que en varios aspectos me irá mejor), aunque no tengo "muchos" libros (en una maleta más o menos mediana caben todos). Y que bueno que los regales, si no puedes cargar con todos.

    No es nada cómodo andarse mudando, pero espero que en tu nuevo lugar estés bien.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. No, no los lances, consérvalos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Igor hablando de otro tema distinto.No me quedó más remedio que ir al cine con mi hijo a ver Fast and Fourious 5¡¡¡vaya subidón de adrenalina si te gustan los coches!!por lo demás,no vale mucho,excepto Vin Diesel que me encanta,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  14. ¡Utilízalos para limpiarte el culo después de cagar! En estos tiempos que corren... ¡di no al Imperio del Megarrollo de Scottex!

    ResponderEliminar
  15. podries haver donat l'adreça del contenidor i hauria vingut a regirar entre els llibres!! tot i que a la meva habitació no n'hi caben més.. és molt petita i s'acomula molta pols, i no és bo per l'al·lèrgia.. però algun racó els hauria trobat!!
    :)

    ResponderEliminar
  16. Yo encontré un libro tirado una vez y lo guardo "como oro en paño", "Ciao Masino" de Cesare Pavese.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  17. Hombre, si es de Pavese, ese tipo tan alegre, ya vale la pena.

    Meme, si algún vez me acerco a Madrid, aviso. De momento me es imposible. Mi cuenta corriente se parece al desierto del Gobi y la family pide. Pero...¡Me encantaría! Imagino las cervezas frescas...

    ResponderEliminar
  18. Que sacrilegio!!! prefiero desprenderme de otras cosas que no de libros, jaja. La última mudanza que hice ( aprox. hace unos cuatro años), mis amigos que me ayudaron se acordaron de toda mi familia ( y no en el mejor de los sentidos) al tener que subir a un cuarto piso ( sin ascensor) 1473 libros...Ahora me sería imposible volverme a mudar! jajaja
    ( que vagi bé la mudança!)

    ResponderEliminar
  19. Monsieur, eso de tirar los libros, si no delito al menos debería ser pecado.
    Bueno, espero que le vaya bien con la mudanza. Le esperamos por aquí.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. También regalo los libros y no por mudanza.
    Guardo muy pocos.
    Mejor compartirlos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. A mí también se me van cayendo libros por el camino. Parece una senda de miguitas o quizá de pasos dejados atrás en nuestro andar.

    ResponderEliminar
  22. Pasos de miguitas para que tus ogros no se pierdan en el camino.
    Lus... Todo un héroe moderno.
    Saludos.
    Toro. El futuro será compartir, a lo mejor.

    Gracias por pasaros.

    ResponderEliminar
  23. Me habría encantado estar ahí para ver esos libros volando sobre Barcelona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Bueno... ¡feliz nuevo hogar! Y no tires libros: Pásalos :)

    ResponderEliminar
  25. desde Santa Kemola con amor...

    los libros no se tiran, leñe!!!!
    (que hay mucha gente que pasa hambre)

    ResponderEliminar
  26. ¡Puf! A mí ya no me caben en casa. Tengo miedo de mudarme algún día, no sé qué pasará XD.

    ¿Es una mudanza para bien? Sí es así, congratulations; si no, ¡ánimo!

    ResponderEliminar