19 sept. 2011

El siglo de los caballeros

El historiador Georges Duby es considerado como uno de los mayores medievalistas. En su libro El siglo de los Caballeros hace un repaso a las formas de vida entorno al 1150, cuando los caballeros eran todopoderosos en la nueva y vieja Europa. Escribió este libro para lectores jóvenes, a los que exhorta en esta obra.

Los caballeros, una élite militar.
Los bosques

«la naturaleza virgen. En esa época era mucho más vigorosa, más exuberante e invasora de lo que en la actualidad es (…) más generosa, ofrecía gran cantidad de alimentos, de materiales y de remedios; también era mucho más peligrosa. (…) la mayor parte del paisaje estaba ocupado todavía de bosques, la landa y el pantano. Los bosques eran más densos, más compactos, más impenetrables de lo que lo son hoy los de África central. En 1179, Felipe, el hijo mayor del rey de Francia, que entonces tenía catorce años, se perdió en esos bosques; lo creyeron muerto. (…) Esas zonas salvajes no estaban desiertas. Los criminales fugitivos, los hombres que estaban fuera de la ley y los bandidos se refugiaban en ellas.
Había animales de todos los tamaños en esas tierras peligrosas, que constituían inmensos territorios de caza. (…) Cazar exigía audacia, una gran resistencia y el conocimiento profundo de las costumbres de cada especie animal. Algunos de esos animales eran adversarios temibles y el hombre no siempre salía vivo del combate.»

Leer, escribir y la memoria

«Porque en el norte de Francia, en 1160, eran muy pocos los caballeros capaces de escribir. No parecía indispensable, ni siquiera útil, y el aprendizaje de la lectura no formaba parte de la educación. En cambio, debían ejercitarse en hablar bien. En las asambleas de caballeros, en las cortes, esas reuniones a las que acudían los vasallos (…) Y si la mayoría de los hombres de guerra eran iletrados, tenían al menos sobre nosotros la siguiente ventaja: su memoria, ejercitada constantemente, era ágil, fiel, profunda, casi tanto como la del ordenador que tú tienes. (…)

En esos debates el conde Baudoin era, al parecer, admirable. Su memoria pasaba por ser prodigiosa. Retenía en la cabeza una buena parte del contenido de su biblioteca, además de los que le habían contado sus huéspedes de paso y lo que había oído en las cortes principescas que frecuentaba.»

Las damas del castillo

«La dama era la madre de la familia. Junto a su marido, ella se ocupaba del interior de la casa (…). Trataba a la baqueta a un tropel de criadas, muchachas elegidas por ella misma, siendo muy jovencitas, en las aldeas del señorío. Algunas veces, llena de cólera, llegó a matarlas con sus propias manos. Trato de que percibas bien lo salvaje que era todavía la época de que te hablo.»

El siglo de los caballeros. Georges Duby, Alianza Editorial, 1995. Una maravilla para leer y disfrutar.

Los juegos en la Edad Media era muy sencillos.


Share/Bookmark

18 comentarios:

  1. Curioso. No pensé que los bosques Europeos fuesen tan densos como asegura el autor. Sabía que eran extensos pero, ¿tan densos? Muy curioso, desde luego.
    Una duda me queda al ver la imagen que as puesto al final de esta entrada. ¿Soy el único al que el juego representado en la imagen le recuerda al beisbol?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bosques europeos de la Edad Media eran el peligro, por un lado, y por otro la libertad. La posibilidad de escapar del yugo del señor feudal.
      No, a mí también me recuerda el béisbol esa imagen tan chula.

      Eliminar
  2. Qué oscuridad queda en la memoria profunda medieval...

    ResponderEliminar
  3. A no ser que se refiriesen a la Selva Negra Alemana.Estoy con Cristian parece béisbol...curioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que evocador. Me ha despertado mucho interés, Umberto co dice que el Medievo es como la infancia de la humanidad, y creo que tiene razón. Y se ve todo tan lejano en nuestros tiempos. Bosques oscuros donde aullaban los lobos y acechaban los hombres...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. Duros tiempos los de la Edad Media. Cuando se asumía no solo social, sino también jurídicamente la desigualdad. Que no volvamos a ello.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan estas cosas! Gracias por la recomendación. Tomo nota y me lo apunto. Siento debilidad por ciertos "ambientes". Me encantan las historias de caballeros y damas y guerreros y castillos. Mil gracias. Bs

    ResponderEliminar
  7. A mí, lo de los bosques me ha hecho soñar. Lástima que devolví el libro a la biblio, sino haría una entrada de bosques.
    En serio, en la Edad Media se podía cruzar Europa de punta a punta sin pisar el suelo. Tal era el peso de la fronda. Las nuevas roturaciones y sobretodo los viñedos del XIX hicieron retroceder los bosques.

    ResponderEliminar
  8. Crisitian, pues sí, recuerda al béisbol. Total.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Parece una época de "media" luz; y cuando la oscuridad predomina, el que tiene una pequeña antorcha es el amo de la situación y por ende del pecunio y del poder: la injusticia se instala y la desigualdad se acrecenta.
    Muy interesante.Saludos.
    DEMIAN

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes, el bosque es oscuro y profundo.
    Y millas que recorrer antes de dormir, y millas que recorrer antes de dormir.

    ResponderEliminar
  11. Mucha razón, Demian, no fueron tiempos de justicia. Y, en parte, las cruzadas fueron un invento de Roma para alejar a los violentos caballeros.

    Agustín, ¿te puedes creer que esta mañana de camino al super me he acordado de estos versos de Frost? ¿No serás un jedi y te lo tenías calladito?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Apasionante mundo en el que perderse y encontrar leyendas y hasta algún que otro Robin Hood. Pura esencia medieval, monsieur, y por tanto me agrada especialmente el tema.

    Feliz semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Duby es uno de los historiadores más amenos que pueden leerse y sabe mucho de bosques :D

    Un abrazo, Igor y gracias por tu felicitación por el cumple de mi hijo (hoy se comerán el dragón de su tarta personalizada los gamberretes de sus "coleguis").

    P.S.: Yo me temo que tendré que cambiar de medicación.

    ResponderEliminar
  14. ¿Te dije que hace años leí ese "En el Bosque de la Larga Espera"? Fantástico libro. Denso y lento.
    Tu posdata es todo un misterio que no he sido capaz de resolver. ¿Cambios de planes y actitudes?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Igor,
    me encantaría leer el libro que mencionas, hace poco (en mi madurez) me licencié en Historia por puro gusto y me interesa mucho todo lo medieval, para mí muchos de los pilares de la actual sociedad. Y eso que dicen que fueron los siglos oscuros, jajaja.
    Un abrazo, con tu permiso me quedo cerquita.

    ResponderEliminar
  16. Buenas tardes Beatriz,

    Pues este me pareció un buen libro para novatos y especialistas. Para ambos. Es ameno, se lee con sumo placer, es interesante... Recuerdo otro, Las transiciones de la Antiguedad al Feudalismo, también excelente, pero ya no tan ameno.
    Saludos.

    ResponderEliminar