16 feb. 2012

Una princesa en Berlín

libro princesa berlín pdf, epub
Portada Una Princesa en Berlín.

Arthur R. G. Solmssen, un casi desconocido autor norteamericano hasta hace nada, publicó en 1980 este excelente libro, Una princesa en Berlín. Tusquets Editores lo ha publicado en España. No se quién me habló de esta obra, pero le doy las gracias. El boca a boca no es vano. Podéis comprar el libro en las librerías o comprarlo en pdf, epub, mobi, para tablets, ipads, iphones, etc y descargarlo.


El argumento. Un pobre artista norteamericano, azar mediante, acaba en el Berlín descompuesto de la República de Weimar. Una sociedad partida en dos, entre poderosos y pobres. Entre unas élites que se enriquecen especulando y unas clases bajas —no, la clase media ha sido absorbida hacia abajo— que resisten sin rumbo ni esperanza. Todos han perdido la fe. Los unos se devoran a los otros.
solmssen
Este tipo con pinta de trabajar en IBM es Solmssen, estupendo autor.
Una princesa en Berlín es muchas cosas: una historia de amor, un retrato del artista radical (a los alemanes me refiero, excelentes los retratos de los bajos fondos), la visión de un tiempo y, sobre todo, una mirada a una sociedad rota, la de Berlín de 1919-1922. Sus causas, las razones. En este sentido, Una princesa en Berlín cobra una vigencia insospechada. Retrata algo que está sucediendo en Europa, de nuevo, en España especialmente. Dos sociedades distintas que comparten un mismo espacio.
Una princesa en Berlín es fácil de encontrar en internet como ebook (en PDF, ePUB, Kindle, etc.) y no hace mucho ha sido reeditado en España, con lo cual, vuelve a estar en muchas librerías.

Es, por suerte del lector, un libro muy entretenido. De amena lectura a pesar de la crudeza de la ciudad y sus gentes. De las terribles situaciones. Las conclusiones que yo extraje son demoledoras: el nazismo era casi inevitable, era en lo económico una solución, tal como lo corrobora  John Kenneth Galbraith en su Viaje por la Economía de nuestro tiempo. No avanzo más, hay más conclusiones. No las que el autor señala explícitamente, son ideas que se deducen. Terrible entender que el nazismo fue una consecuencia y no una causa.
Consecuencia. Durante los terribles años de hiperinflación, los bancos alemanes especularon y robaron a sus propios ciudadanos, ahogando, estrangulando a las masas. El resto es bien conocido por todos.

Mi humilde crítica: lo único que no me acaba de encajar es la relación entre el protagonista y la hija del banquero judío. No acabo de asumirla. Quizá sea yo.
Por último, decir que Solmssen es un pequeño misterio. Nacido en el 28’, vive en Filadelfia. Es abogado y ejerce. Ha publicado un total de seis novelas: Tiempo de decisión, Rittenhouse Square, The Comfort Letter y The Wife of Shore y El Juicio del Arlequín.

Como he dicho antes, de Arthur R.G. Solmssen (Nueva York, 1928) se saben pocas cosas. Vivió una infancia en Berlín y la adolescencia en Filadelfia (USA). Más tarde se graduó en Harvard College, estudió Derecho en la Universidad de Pensilvania y desde 1953 ejerció la abogacía. Es autor de seis novelas, entre ellas Tiempo de decisión y,  la más conocida y de mayor éxito, Una princesa en Berlín.

- Recomendable: para cualquiera que le guste leer, más si te gusta la historia contemporánea, que diría Dissortat.
Hiperinflación alemana
- No Recomendable: si confundes la literatura con los iconos de tu smartphone.
- Puntuación: 8.

Para acabar dejo una cita del libro, una que explica el fenómeno de la hiperinflación alemana, cuando la gente iba a comprar con carros llenos de marcos... ¡y no les llegaba!. ¿Por qué hubo guerra...?

 «El cálculo da menos de veinticinco mil millones por dólar -anunció Christoph, que había estado haciendo cuentas en el reverso de un menú.
-Herr Baron, tenemos que defendernos -dijo el gerente.
¿Cómo sabremos cuál será el cambio cuando depositemos el dinero mañana por la mañana? -preguntó el cajero. Era un joven pálido, colérico, de piel enfermiza y gafas de cristales gruesos. Vestía un traje raído. Parecía cansado.
-¡Usted está cobrando en dólares, hombre¡ -dijo Christoph en tono de plaza de armas-, ¡Mañana por la mañana valdrán más¡
Por supuesto, ellos lo sabían perfectamente. Si yo hubiera tratado de pagar la cuenta en marcos -suponiendo que hubiese podido llevar al comedor más de setecientos noventa mil millones de marcos- no los hubieran aceptado. ¿Qué hacía la gente si no tenía dólares, libras, florines o francos? Algo que seguro no hacían era cenar en el Hotel Adlon.
Cuando terminaron las negociaciones, mi cuenta había sido reducida en un dólar y veintitrés centavos, lo cual difícilmente valía la pequeña escena».

Share/Bookmark

19 comentarios:

  1. Parece un deja vu de esos, joé. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  2. Thanks por la recomendación, lo tendré en cuenta, no pinta nada mal, eh?

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Magnífica. Sencillamente perfecta para entender ese período de la historia alemana y mundial.

    La disfruté mucho y la recomiendo.

    Saludos, Lluís

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He comprendido más cosas con esta novela que con muchos libros de historia. Hoy, gota a gota, empieza a salir parte de la verdad de esos tumultuosos años.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Caramba, parece que algunos nunca se jubilan!
    Bueno, ya sabe que confío en su buen criterio y gusto, así que no estará de más anotarlo en la lista.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madame, a veces dudo. Dudo y niego más que San Pedro, pero en este caso, estoy convencido de que la novela le reportará momentos de mucha satisfacción.
      Es de agradecer y mucho que confíe en el criterio de un tercero.
      Besos.

      Eliminar
  5. La verdad, me atrapó y arrastró como un río enfurecido. Poco más se puede pedir, y agradecer las opiniones que enriquecen el comentario del libro.
    Una cosilla, es un libro que tiene más de treinta años y ahora está explotando en España. Me parece cojonuda esta vida larga de algunas buenas obras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de encontrar la versión original en pdf gratis. Por si interesa:
    http://www.acamedia.info/literature/
    Tienen otro libro suyo, "Alexander's Feast".
    Ya diré lo que me parece cuando lo empiece :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, afortunada, que puedes leer la versión original de la princesa en berlín. Snif.

      Eliminar
    2. lo malo es que el libro de pdf esta en inglés

      Eliminar
    3. Pues es una mala cosa, la verdad. Bueno, otros pdf habrá.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Lo más terrible es, a pesar del tiempo, que se pueden volver a crear sociedades de ese tipo.
    Salud.

    ResponderEliminar
  8. El tema parece de interés y las posibles reflexiones que puede generar también. Lo miraré aprovechando su versión en pdf que apunta Miércoles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Para un libro que me he leído de los que haces reseña, fue por obligación jajaja. Me lo mandaron en Filología el año pasado para una asignatura de historia y, ciertamente, refleja muy bien la situación de la época, el odio incontrolado a los judíos, el ascenso del nacionalsocialismo, etc... pero, ¿ES UN BUEN LIBRO? ¡NO! Entretiene, y ya está. Similar a una película de WWII del montón. Más ruido. Eso sí, para los que busquen una lectura fácil, viene como anillo al dedo.

    El otro día, fui a una tertulia y el que daba el recital citó a un autor que no recuerdo que decía algo así como "si me leyese la generalidad de la población, sería un síntoma de mediocridad" jejeje. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eo! No comparto esa opinión, que conste en acta, señoría. Sí que entretiene, pero es más. De todos modos, sobre la cita que citas del citado en esa conferencia. A Dickens lo leía la "generalidad de la población". Tolstoi también fue popular.
      Un abrazo Nítsuga Sotso Anibor.

      Eliminar
  10. Habrá que leerlo... gracias por la recomendación. Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues la crítica es buena y con la historia de la relación entre el protagonista y la hija del banquero judío...a mí ya me has retado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Como siempre, gracias por la recomendación. No lo he leído. Lo anoto

    ResponderEliminar
  13. ¡Lea usted ya Una Princesa en Berlín! En serio. La trama es muy entretenida y de regalo te llevas entender mejor la historia reciente de Europa.
    Besos.

    ResponderEliminar