29 may. 2012

José María Fonollosa, poeta del suburbio

poesías
Pasan los años y la obra de Fonollosa sigue ahí, incólume, esperando a ser despertada.
Fonollosa fue un poeta barcelonés del siglo pasado, el siglo XX, la era del ser desarraigado. Se marchó en 1991 siendo considerado un poeta secreto, más bien ignorado diría yo. Se marchó al otro barrio sin pena ni gloria. Y eso que, a su extraña manera, fue grande.
Pero, ¿qué pasó? Creo, y esto es una mera conjetura, que el error de Fonollosa fue no pertenecer a los círculos. No estar. Pasar de grupos y gentes. El poeta fue por libre a ritmo de jazz, que amaba, y lo pagó siendo enterrado en una de esas calles sin nombre que él devolvió a la vida.
¿Acertó o erró, Fonollosa en su ostracismo? ¿Voluntario o impuesto? Dejo un primer poema, cortante como un vodka a palo seco. Así resultan sus versos.
Habrá más. Pongan el Absolut en el congelador.

WATER STREET
El mundo nos resulta ajeno, inhóspito.
Debiera ser destruido por completo.
Construir un mundo nuevo sin sus ruinas.
Y estrenar una vida diferente.
Pero al pasar el tiempo el nuevo mundo
tampoco hallarán propio nuevos hombres.
También ellos querrán un mundo nuevo.
Mejor fuera destruirlo y no hacer otro.

Otros post en Antigua Vamurta de José María Fonollosa:
- Ciudad del Hombre.
El No de Fonollosa.

Share/Bookmark

13 comentarios:

  1. Lo conocí gracias a Albert Pla. Un placer que me lo hayas recordado.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, no sabía que Pla hubiera cantado poemas de Fonollosa. Sabía lo de Serrat. Seguro que hizo algo estimulante.
      Merci!!!

      Eliminar
  2. Muy pesimista el hombre, desde luego. Está claro que no deseaba formar parte del mundo ni de sus gentes, y tal como van las cosas, quién puede reprochárselo?

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Madame,
    Efectivamente, muy simpático y optimista el señor Fonollosa no fue. ¿Qué se le puede decir?
    Sus versos destilan muchas veces amargura. Y su verdad, sin duda. Lo que no debió ser fácil.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene más razón que un Santo este Fonollosa, el ser humano nunca está satisfecho con lo que le es dado.

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía, pero la verdad es que no parece que amara mucho la vida... y bueno, lo mismo lo de no entrar en los círculos es porque siempre hay personas que escriben por ellos, no por mostrar a los demás.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. M'has recordat l'increíble Supone Fonollosa, d'Albert Pla!

    ResponderEliminar
  7. Parece la historia de una insatisfacción y quizás no le faltaran razones para tener ese ánimo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. "Mejor fuera destruirlo y no hacer otro"

    Parece el consejo de un hombre a dios: mejor déjalo, la perfección no existe, te vas a arruinar tu divina vida buscándola y no la vas a hallar.

    ResponderEliminar
  9. Y un consejo al resto de los mortales, a lo mejor. Hay un punto de intervención en la poesía de Fonollosa. A mí no me molesta, aunque sí en otros poetas. Debilidades que tiene uno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Más que un poema es un derrote (significado taurino).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Alguien sabe qué está pasando que los libros de Fonollosa están descatalogados???

    ResponderEliminar
  12. En Barcelona, en la librería Laie vi algo y también en la Taifa de Verdi... Pero me temo que no despertaron mucho interés y que los libros son difíciles de encontrar.
    No así en internet.
    El porque no despertaron mucho interés es mejor no saberlo, así se vive más feliz.
    Saludos.

    ResponderEliminar