23 feb. 2013

¡Oh Paraíso!

Tanto Mariano Rajoy como Artur Mas y Mas han insistido estos días en crear un pacto con firmes medidas contra la corrupción. Es como si los organizadores de las 500 millas de Indianápolis pidieran una ley contra el exceso de velocidad.
Ya lo decía Kiko Veneno, "¡oh, mama, esto puede ser el fin...!"

Share/Bookmark

8 comentarios:

  1. Esta gente tiene un don, no puede ser...en fin, a seguir luchando. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Si es que deben de haberse dado cuenta de que esto tomaba el camino del dramón, y entonces han hecho alguna modificación en el guión para convertir nuestras vidas en un vodevil con sus freak shows y todo.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Lo que más me asombra de esta clase dirigente que tenemos la desgracia de sufrir es la caladura de su caradura. Son prodigiosos en su desvergüenza.

    El otro día leí que un político inglés había dimitido porque trató de ocultar el hecho de que le sancionaran con una multa de tráfico hace diez años!!

    Me imagino a los nuestros descojonándose en torno al periódico en las cafeterías de nuestros congresos, consells, juntas, etc.

    Los tendríamos que mandar a todos al islote de Perejil y probar con otra hornada.

    Un abrazo Igor

    ResponderEliminar
  4. jajaja, si es que para que dicen na, ya nadie les creerá. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. De una cosa estoy seguro: lo que hoy vivimos es el fin de los grandes partidos políticos en España. Como la caída de Roma, será lenta, aunque inexorable.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí..el asunto es saber si será para mejor..o para que todo cambie para que todo siga igual...

      Eliminar
  6. Es así efectivamente. No me creo nada de esos gestos. No me lo creo. No.

    ResponderEliminar
  7. Esto es el fin.
    Hace siglos que dejé de creer en estos vendedores de humo.
    Sólo creo en la literatura, en el vino y en el REal Madrid, je, je

    ResponderEliminar