3 mar. 2013

La Ciudad de los Lagos y la fantasía


Hay, más allá de las ciudades libres del norte, un burgo erigido sobre un istmo que mira a los grandes lagos. Una urbe gobernada por tres señores de tres razas distintas. La llaman la Ciudad de los Lagos, un burgo sin historia ni grandes blasones, una conglomeración de almas construida al azar por el floreciente comercio de las pieles de sircad, esos pequeños dragones de piel roja que se escabullen en las aguas septentrionales de los lagos en una región en la que ningún ser ha conseguido establecerse. Ni los perseguidos, ni los demonizados, se atreven a acercarse a las aguas sagradas, pues allí, otras fuerzas mandan entre los pequeños islotes que como restos flotantes de otra era se encuentran diseminados por toda la región lacustre.
 
Una ciudad sin ley, caótica. Una ciudad de aventureros, de mercaderes avaros, de familias que se establecen tras huir de deudas o castigos, de prostitutas de distintas razas. Calles que huelen a orines, aire que apesta a pieles curtidas, tabernas tumultuosas y un sueño común: enriquecerse tanto como se pueda. Una ciudad sin épica, sin historia, una ciudad viva.

antigua vamurta la ciudad lagos
Los lagos de Vamurta - By Cristina Viñas, ilustradora de la portada de Vamurta (I y II) - La Saga Completa.

"La mañana nacía pesada, la ciudad se desperezaba sometida por bancos de niebla baja que se adherían a las fachadas grises de las casas. Un ambiente húmedo y frío, por el que los habitantes de la ciudad se movían pisando calles de arenas empapadas y medio cubiertas de nieve, que se acumulaba con lentitud sobre los despojos y excrementos lanzados durante la noche.
Bajo las capas y abrigos, bajo sus gorros y capuchas, se veían los rostros enérgicos de los viajantes, las caras rojas y despiertas de los pescadores saliendo de tomar el desayuno, veían pasar vesclanos que se cruzaban con hombres rojos, murrianos asomados a las ventanas de las casas de mercaderes, sufones atravesando la calle cargados con grandes cestos y paquetes, hombres y mujeres esperando su turno en las paradas del mercado levantadas sobre el barro helado.
Aquella ciudad apestaba a pescado, a orín, a humedad, olía a oportunidades, a piel curtida, a perfume de jazmín, a pesar de las ráfagas de viento glacial que barrían sus calles. Todas las razas de las Colonias juntas, revueltas, en movimiento, llenando la mañana de voces distintas que a su vez se encontraban y se entendían para cerrar negocios.
(…)

Cuando salieron afuera, los rayos del sol intentaban sacar la cabeza entre bancos de nubes bajas que manchaba con tonalidades plateadas las aguas del lago. Aguas de un gris brillante, azules también, rayadas por vetas de un verde oscuro que se extendían hasta donde llegaba la vista.
Por doquier se veían pequeñas islas y otras de mayor tamaño más lejos, en las que crecía una vegetación exuberante que luchaba contra los zarpazos del invierno. Grandes chopos y robles de hoja pequeña y reluciente, levantados hacia el cielo sobre una espesa alfombra de hierbas secas y nieve.
Casi tocando el agua, crecían una especie de árboles bajos, que el conde no había visto antes, los árboles del lago, que desplomaban sobre la superficie del lago un puntiagudo entramado de ramas y hojas rojizas, creando auténticos anillos de vegetación encarnada en las islas más pequeñas."

murrianos
Seres de Leyenda. By Igor.



Share/Bookmark

22 comentarios:

  1. Muy prometedor, monsieur. Me gusta ese ambiente en el que nos hace llegar incluso los olores, y además veo que la obra está en manos de una gran ilustradora. Esa imagen es difícilmente superable.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Gracias Madame. La semana pasada cerramos la portada del libro. Espero que le guste. La ha diseñado y ha hecho un gran trabajo artístico con la ilustración, dándole un toque de literatura fantástica total.
    Estoy muy contento con esta ilustración y con la portada más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Expectante estoy por leerte y disfrutar de todo lo que tu nuevo libro nos regalará, incluida la portada.

    Un abrazo, y no, no hay temporales de nieve en estas tierras, aunque sí frío, mi querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que veo las imágenes por la tele y asustan. Me alegro de que no te haya tocado.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. A 16 km. del Mediterráneo en la Ribera del Xúquer es imposible que haga ese tiempo, aunque donde trabajo es posible, pero ahora estoy en casa, malito.

      Gracias preocuparte.

      Eliminar
  4. La Ciudad de los Lagos me pareció uno de los escenarios más atrayentes de Vamurta, con esa disputa de poder entre los tres bandos distintos y el tráfico de pieles de sircad, por no mencionar los secretos que se esconden entre sus islotes... Confío en volver a visitarlo pronto.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que os acordéis de la Ciudad de los Lagos. Un lugar de frontera, de encuentros. En el segundo libro de Vamurta aparecen otras ciudades. No os defraudarán, y si nada se tuerce, publicaré toda esta saga de fantasía en unos días. Espero que dentro de este mes.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Las aguas tienen algo mágico, y si están tan bien dibujadas y escritas, es como volver a esos libros que son ya nuestro refugio. Espero que escribiéndolo te hayas sentido tan bien como yo al leerte..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carambra, Explorador. Sí que me he sentido bien. Es extraño. Es una sensación ambivalente, entre sentirse bien y ser consciente del esfuerzo invertido. Pero ahora ya es demasiado tarde, así que no miraré atrás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Marzo varrmurtero! Lo esperamos con ansia viva.

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa la ilustración, desde luego. Si es de la misma autora de las portadas de los libros, no me extraña que me guste. Tu libro tiene un activo visible muy importante, que es precisamente una portada llamativa y muy personal. Yo no soy amigo de los marcos, pero aún así, están estupenda.

    Ánimo. Con amor y empeño se alcanza todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de aquí nada saco la portada de toda esta saga de fantasía. Una portada distinta. Y no te creas, Mauro, hasta estoy nervioso. A mí me gusta, pero esto va a colores. La portada del primer libro, sí, está lograda.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Que si, que si, que la ciudad huele peor el barrio gótico en fin de semana y está llena de tipos más curtidos que la chupa de un macarra. ¿Y el resto del libro qué? Mira que como se retrase...

    El tipo de la ilustración me gusta más sin bigote. El lago, perfecto.

    ResponderEliminar
  10. Sí, me he cargado el segundo dibujo. No sé porque pero también a mí me gusta más el dibujo sin bigotes, y no menciono a la familia Gürtel.
    ¡No sufras! Dar fechas es peligroso porque entonces cometes errores. Este mes seguro que entra, igual en una semana ya lo tengo colgado en Amazon. ¡O eso espero!
    Aprecio tus comentarios, que ayudan a mejorar este cíber rincón.

    ResponderEliminar
  11. Alguien dijo que el esfuerzo sin resultados crea melancolía. No va a ser tu caso, que sentirás una satisfacción enorme cuando ya esté a la mano de los lectores. Será pronto, dices; así que temprano será también el gozo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demián,
      Te debo una cerveza. Llevo días dándole vueltas a tu comentario. Esta frase: "el esfuerzo sin resultados crea melancolía" a la que añado "la melancolía no crea nada", me ha explicado muchas sensaciones que he padecido y padeceré, como tantos, a lo largo del vivir.
      Sí, entenderlo ayuda, y mucho. Entenderlo es empezar a superarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pero que bien escribes, siempre me quedo sin palabras ;) Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. EStamos deseando tener el segundo libro, Igor. Seguro que será un disfrute, quizá comparable al que has sentido escribiéndolo.
    Bs y ánimos

    ResponderEliminar
  14. Muy buen fragmento, Igor. ¿Así que pronto se viene el segundo libro? Mis más sinceras felicitaciones por eso,

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Ahhh, falta muy poco para publicar toda la saga de fantasía de Vamurta. Bueno, lo de "saga" es para no crear confusiones. Podría haber dicho "relato completo", pero eso daba pie a falsos entendidos.
    Gracias Javier. Estoy en los últimos detalles.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Aquí, en esta ciudad, se cuela en Vamurta I una especie de subnovela dentro de la novela. Un relato de aventuras fantásticas en la que descubrimos nuevos rasgos de su protagonista.
    Para mí lo que hace única a esta ciudad, por encima, incluso, del ambiente complejo, del cosmopolita vecindario, de sus difíciles equilibrios, es que la urbe es el último borde de un mundo racional, positivo. Allí, al lado, sin más que alejarse bogando de su puerto, sobre esas misteriosas aguas, penetras en un universo de potencias tan antiguas como inaccesibles al minúsculo ser vivo, sea este de cualquier raza. Es como una puerta a un abismo primordial. Y la sensación que me crea es de vértigo.

    ResponderEliminar