9 may. 2013

Quiero ser nacionalista

Hola a todos. Esta mañana, al despertar, he decidido ser nacionalista. Quiero ser un buen separatista. Aprovechando la fuerza que da el nuevo día, he decidido cambiar de vida. Como soy nacido en Barcelona, tengo varias opciones para escoger: podría ser nacionalista catalán, radical o moderado. Problema, tanto los de la ceba como los moderados, estando en el gobierno, han sido campeones de corrupción. ¡Ah, ya está! Me haré nacionalista español, radical o moderado. Un señor nacionalista de Madrid. Pero, pero, ¡ay!, también éstos han sido campeones en las olimpiadas de la corrupción. Pensándolo bien,
todos éstos que tanto vociferean, se pelean y se arrancan las uñas, se parecen bastante si cambias una franja o añades otra de oro o rojo añejo. Ambos funcionan mediante un sistema muy viejo. Sistema clientelar: tú me haces un favor y yo te lo devuelvo, tú me eliges y yo meto al sobrino, si la empresa tal gana el concurso, ya sabes, el 3%, etc, etc, etc. 
El sistema clientelar se parece, de hecho, a la estructura tribal, aunque algo más sofisticado. Es el sistema de la corrupción sistemática, puesto que no se promociona el mejor sino al que le debes un favor, y mira, hasta rima. De los ascensores sociales, mejor olvidarse y vivir verso a verso, peldaño a peldaño, sudando.
Es el sistema que ha regido las sociedades españolas, italianas, austríacas y en parte francesas desde la Segunda Guerra Mundial y antes también. Obviamente, la ventaja de la estabilidad que dieron durante la posguerra, (en Italia esto fue muy importante, en España también) ya no es un precio que valga la pena pagar. En situaciones de emergencia, en situaciones excepcionales hay que dar soluciones excepcionales y no lo que dicen los capos de esta Europa que no funciona o lo que exigen los de tu propio partido, los clientes, tus clientes en una red de favores. 
Total, esta mañana me he acercado al consulado de Madagascar y he iniciado los trámites para pedir esa nacionalidad. Los he engañado diciendo que soy muy bueno reparando caminos de arena que no llevan a ninguna parte. Oí decir a un viejo pescador norteamericano que las playas del sur de Madagascar las puestas de sol son eternas. Ya tengo bandera.

Share/Bookmark

10 comentarios:

  1. Ho sento per tu, però ni en la gran illa africana de Madagascar estaràs lliure d'eixe sistema, pot ser allí siga, fins i tot, major.

    Salut i república federal!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Salve, Feoderati!
    Lo de la República Federal no suena nada, nada mal. De las pocas opciones que veo viables y que servirían para darle un empujón a esta sociedad tan desanimada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a tus huestes y defiendo los colores de tu bandera, si se trata de entregarme a puestas de sol eternas.
    No quiero más corruptelas. No soporto más.
    Yo ya opto por apagar la tele, cerrar los ojos. Sí, es egoísta. O no: supervivencia.

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero vivir en un arcoiris ¿Ahí hay naciones?

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Ciudadanos de Vamurta!
    En las próximas elecciones, ¡voten a Igor Kutuzov!
    Presento tres (3%) grandes ventajas sobre el resto de candidatos:
    (a)- no voy a repartir favores y cargos entre los amigos, porque para eso, primero hay que tener amigos, ja, ja,ja.
    (b)-Declararé la Bancarota nacional porque la deuda pública y privada de España es, ni más ni menos, que impagable. Así mi hija no tendrá que trabajar para pagar los desmanes de bancos y cajas (de ahorros, ja, ja, ja).
    (c)- No podré hacerlo peor que Rajoy y Zapatero, o Montilla o Mas. Porque, señoras y señores, eso es sencillamente imposible.

    Y recuerden, voten Kutuzov, un presidente para el país de las balalaikas, Gürtels, Pantojas, Pujols y Pokemons. Sólo falta Nobita y Zoro de One Piece. Al tiempo. ¿Dónde está Son Goku?

    Saludos.

    ¿Arcoiris? Seguro que los del Facebook te copian.

    ResponderEliminar
  6. Del sistema clientelar sabemos mucho aquí en Andalucía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un colega, que es extranjero, me dijo el otro día: las sociedades que más se parecen son las que mayores esfuerzos hacen en remarcar lo que las diferencia.

      Me dejó tumabdo en la lona, pensando.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Ya puestos a coger la maleta, te propongo una idea que escuché a tu paisano Vázques Montalbán: elegir una isla más pequeña y tú ser su rey.
    El trono donde te sientes, de mullida hojarasca; las leyes del reino,las que la naturaleza marca, que además no se cambian con cada ministro. Lo de elegir ministros... te lo dejo a tu entender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenooo....
      Me gusta eso de que las leyes las marque la naturaleza. Me parece razonable y natural.
      No te preocupes por los ministros: de Exteriores, la golondrina, de Economía, el erizo, de Cultura, el ruiseñor, ministro de Guerra, el escarabajo, ministro de interior, el zorro, primera ministra la luna y minstra de ministros, las hormigas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Creo que esto no tiene remedio. Lo único que podemos hacer es escapar.

    ResponderEliminar