20 ene. 2014

Escribir es Cazar

« Escribir es igual que cazar,
y el poema no deja de ser un animal,
una forma de vida ajena a nosotros. »  
                                             Ted Hughes

Share/Bookmark

6 comentarios:

  1. Plena contradicción con Ted Hughes. Y explico:
    La caza, entiendo, es medirse con la presa, ajena al cazador y dispar en características con éste. El poema es parte del autor (del cazador), es una fracción que se desgarra de su yo más íntimo, por el que discurre la misma sangre y lo componen las mismas células. Sólo tienen en común, escribir y cazar, el sentimiento de descanso y satisfacción que produce el concluir de la acción.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy más de acuerdo con Demián y su " es una fracción que se desgarra de su yo más íntimo....", aunque también puede valer para la caza, en este caso amorosa...remember a Don Juan Tenorio y su "no es verdad ángel de amor..."... no divago más.
    Un saludo Igor.

    ResponderEliminar
  3. Como me ha gustado esa definición de caza, ese medirse con la presa "en características con éste". Bueno, no os lo discutiré, simplemente quiero decir algo más de Ted Hughes, una de las grandes voces del pasado sigo. Dejó la carrera de Literatura inglesa tras la visita del Zorro, en sueños, que dio lugar al poema "The Thought Fox", para estudiar antropología, mitos y algo de chamanística.
    Este poema nació de un sueño y Hughes empezó, quizás, a pensar que sus versos nacían de fuerzas ajenas a él. Que él era una especie de canal, de transistor, por decir algo. ¿Un espíritu? Ya estoy divagando demasiado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Como un brillante pez a contraluz.

    ResponderEliminar
  5. Hasta que la presa caza al cazador. Entonces se acabó cazar.

    ResponderEliminar