18 mar. 2014

ONG Books

He amansado una pequeña fortuna vendiendo libros, entre 6 y 7 millones de euros, pero como ahora tengo a los de Hacienda pisándome los talones, he decidido crear una fundación u ONG llamada ONG Books. Ya sabéis, tiene que ser en inglés para llamar la atención, para que te tomen en serio, ahora que a un vendedor puerta a puerta lo llaman Sales Manager a la señora de la limpieza Home Assistant y a los hotelitos cochambrosos les cuelgan el cartel de Resort y a las tiendas de trapos se las conoce como Outlets. Bueno, pues eso, que va a ser una ONG bonita. Voy a montar cenas solidarias a las que asistan por un pastón que de algún modo devolveré, conocidos políticos, futbolistas, modelos, actrices y cocineros famosos, que ya saben ustedes que en el país de los camareros el chef es el rey. Luego, de los beneficios podré desgravar un buen pico por ser una Fundación sin ánimo de lucro. Igual me bajo a África y me saco unas fotos por ahí en posturas previamente acordadas y muy solidarias. Y con un poco de suerte
convenceré a unos cuantos millonarios que pidan dinero por mí, previo pago de sus derechos de imagen, que me costará un pastón pero la inversión bien vale su pago. Contactaré con gente reconocidamente solidaria y que además tienen o han tenido sus fundaciones como Penélope Cruz, Barden, Iniesta, Justin Bieber, Beyonce, Shakira, Angelina Jolie, David Beckham… La lista es interminable. ¿Por qué diablos habrá tantos?
¿El objeto de ONG Books? Eso es lo de menos. La cuestión es desgravar, que lo de mandar dinero a Suiza queda muy feo y ahora se lo miran un poco más. Bueno, quizá le suelte unas monedillas a toda esa cohorte de escritorzuelos muertos de hambre que pueblan la red. Y que pesados son los pobres, ¡hombre!, la cuestión es ser un poco solidario, ¿no? Lo mejor, lo tengo claro, sería llamar a Bono, de los U2 (el grupo de música, no me refiero ni a aviones espía, ni a los U-2 U-Boots de la Kriegsmarine ni a tiendas de ropa de segunda mano). El Mesías del Rock sabe mucho de eso, pues es recibido en Davos (sí, donde se reúnen los enigmáticos mercados, que son los cuatro tipejos que tienen la pasta del mundo). Bono, como Bon Jovi, que ahora canta para los principitos, (Living in a Dólar Preyer), es un rockero de los de antes. Él me orientará bien. Igual tengo que decir que vivo en Las Barbados o algo así, eso son detalles, al fin y al cabo, tema de abogados y gente así. Y es que mi amigo Bono (no el político eszhqué…) no engañaba a nadie cuando vociferaba aquello de This is not a rebel song. Ostias, pensándolo mejor, en lugar de ONG Books, que está muy visto, podría montar una escuela de cursos de formación para parados, que clientes no me faltarán, pedir unas subvenciones, y luego ni montar talleres, ni profes, ni nada. Joder, que se acerca la época de hacer la renta y hay que ser un poco espabilado. ¡Ah! ¿Y si construyo un aeropuerto comercial en los Monegros? ¿U otro museo en Barcelona? Uno dedicado a los Sastres Valientes. ¡Mejor! Pediré dinero para el AVE Madrid —Melilla—Las Palmas de Gran Canaria. En fin, debo pensarlo.

Share/Bookmark

8 comentarios:

  1. Es un problema tener pasta y no tenerla, con el dinero todo es problemático, qué fastidio. También puedes hacer donaciones, sin tanto quebradero de cabeza te desgravas un buen pico y quedas como un benefactor o un mecenas para la sociedad. Ya me encargaría yo de ello, de agradecer tu aportación a mi causa y hacerte una publicidad extraordinariamente positiva. Si te interesa te facilicito mis 20 dígitos y esos nuevos códigos también para que no falles el tiro. Un saludo Igor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atención al puente de mando, capitán Picard, orden teletransportación para entrega de dinero en mano. Lugar de descarga del sujeto: las Fallas de Valencia. Y ya puestos, me tomo unos vinos.

      Eliminar
  2. Me ha recordadu un capítulo de Cheers donde Norman sugería a un cliente registrar a las cucarachas de su casa como ganado para que desgravasen a Hacienda.

    Te falta un símbolo inspirador, un icono para que la gente recuerde tu obra. Una hoja de papiro, por ejemplo. Las plantas siempre quedan bien.

    ResponderEliminar
  3. Justo hoy he visto "El lobo de Wall Street", que va mucho por aquí. El dinero corrompe al hombre. Eso es así. Cuando se tiene dinero, siempre se quiere más. Pero, eso sí, ojalá los pobres no tuviéramos que preocuparnos por llegar a fin de mes.

    Mientras tanto, seremos como Hemingway y seguiremos su "éramos pobres pero muy felices".

    Un abrazo, Igor.

    ResponderEliminar
  4. La idea de la ONG es super-fashion, pero lo que más pasta te dejará será lo del Ave Madrid-Melilla-Gran Canaria, el llamado corredor atlántico, que déjate tú del corredor mediterráneo, que es pa pobres.

    Abrazos millonetis, Igor!

    ResponderEliminar
  5. Ya veo que todo el mundo tiene sus propias ideas. Lástima, pensaba que con mi saco de millones de uros todavía le podría dar otra vuelta de tuerca, al estilo Henry James.
    Sí, los del Mediterráneo siempre pobres y en guerra.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que el que no se hace millonario es porque no quiere, porque "oportunidades" hay unas cuantas, tú has enumerado algunas, eso sí, los escrúpulos hay que dejarlos para los perdedores.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Lo de los cursos está bien. Dicen los periódicos que han aparecido más de 10000 alumnos fantasma. Pero no son fantasma, pues, al menos, un fantasma es ectoplasma levitando; aquí, en cambio, los alumnos se han creado directamente de la nada. Me gusta eso de los cursos, definitivamente, pues además de defraudar y lucrarte a base de bien, te conviertes en dios.

    ResponderEliminar