10 ene. 2015

Señora Maite

Comprimida en el pequeño balcón, ve los hombres de la calle pasar pensando en los hombres de antaño, aquellos hombres que abrían y sostenían las puertas para dejar pasar a las damas. Hay mucho jaleo en la calle porque son las fiestas del barrio.
Escucha, sin mirar, el correteo de la casa, a sus espaldas. Hoy, tras el silencio de tantos años, vuelve a tener el piso lleno de familiares. Discuten y toman medidas. Está cansada. No sabe si quedarse un poco más o volver al cementerio donde esa misma mañana la han enterrado.


I.K en este templado enero de 2015

Share/Bookmark

12 comentarios:

  1. Narrativa llana que alcanza toda su altura en la última y lúgubre frase.
    Qué común la duda de enfrentarse o dar la espalda y hacerse cautivo en las propias rejas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho por lo... inesperado.

    Abraçada, xiquet!!

    ResponderEliminar
  3. Y este microcuento está, otra vez, basado en hechos reales. Todo normal, todo normal, hasta llegar al final. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo, compañero. Gracias por compartirlo. Abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. No hubiera imaginado donde en realidad, estaba ella.
    Sin duda el final aporta un giro mas que inesperado.

    Como estas tanto tiempo?
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Dudas existenciales de la pobre señora Mayte en los primeros momentos de su no existencia.
    Muy ocurrente Igor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. "Hoy, tras el silencio de tantos años, vuelve a tener el piso lleno de familiares"
    Qué trágico es esto. Qué voraces e hipócritas somos los hombres.

    ResponderEliminar
  9. Un microcuento trágico y... real, de nuevo. Basado en hechos reales.
    De todos modos, hay de todo. Pero en este caso...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta la frase final, realista, con esa indiferencia compartida.

    ResponderEliminar
  11. Indiferencia compartida. Es la expresión exacta de nuestra sociedad de ovejas sociales.
    Saludos.

    ResponderEliminar