3 mar. 2015

Podemos y los calzoncillos sucios

Ha salido en prensa estos días que Monedero, uno de los líderes de Podemos y hombre de confianza de Pablo Iglesias, ha recibido unos 475.000 € del gobierno de Venezuela para no sé qué asesoramiento. Es demasiado dinero. Es, por sentido común, un soborno. Todavía no han alcanzado el poder ejecutivo y ya llevaban los calzoncillos sucios. Inadmisible, ni por el efecto lejía que comenté, se puede justificar. 

Share/Bookmark

5 comentarios:

  1. ¿Así que tu crees que es un soborno?
    Mi teoría es un poco diferente. Viene de los países que viene. Llega a una facultad llena de "perroflautas" en una universidad donde el rector se jacta de no dejar entrar a la policía. Blanco y en polvo, no sé si me explico...
    Por lo menos son entretenidos y están ayudando en que la gente se fije en opciones que antes el concepto de "voto útil" condenaba al olvido.

    ResponderEliminar
  2. Simpatizo con la dialéctica y las ideas de Podemos. Además de los regalitos que no deben aceptarse, y aún menos si vendes limpieza a fondo, veo con el paso de los días que les fata entidad. Para gobernar las buenas ideas no son suficiente. El primer ministro griego me parece que tiene más potencia, fuerza que Pablo Iglesias y amigos. Y es que ese es otro de los problemas de Podemos, que no dejan de parecerme un cónclave de universitarios. En fin. Yo creo que con los años estos tipos van a cobrar fuerza, destreza, mano de seda y guante de hierro. O eso espero. La dupla PP-PSOE (Conservadores y Liberales, Cánovas y Sagasta) ha generado una época de caspa y empobrecimiento generales.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no entiendo es la falta de reacción de la cúpula de Podemos. En Burgos, la secretaria general ha tenido un revés en una consulta, y se ha ido (acaba de dimitir). Se trataba de un tema limpito, un asunto de cómo organizarse (no había ningún aquelarre, aparentemente). Pues si en un sitio pequeño y por un asunto inocuo, la máxima responsable se va, por qué no pasa algo parecido en la secretaría nacional, dadas las cosas que escuchamos.

    ResponderEliminar
  4. A lo mejor no hay reacción de la cúpula porque, según la prensa, la prensa que quiere destruir Podemos, esto es la punta de iceberg. Que más fajos llegaron de Venezuela. No es el fin de Podemos, pero es un problema que les hace parecerse a los de la casta de la caspa. Veremos.

    ResponderEliminar