10 mar. 2015

Viejos slogans políticos.

Se acercan unas municipales. No creo que sean tan decisivas como las municipales de 1931, que provocaron la caída de la Monarquía y el advenimiento de la II República, pero sí son las municipales más decisivas de la ¿democracia? en España. Momento para Monedero, uno de los líderes de Podemos que dejó de pagar una pastón a la casa común, Haciendo somos todos, unos más y unos menos. Momento para dar importancia a los apellidos. Monedero, de monedas, Luis de Guindos, de guindar. Momento de recordar viejos slogans políticos y la interpretación que dieron a sus propias palabras una vez instalados en la lubricada silla del poder.

PSOE. “No a la Otan”. También se gritaba en las calles el “Otan no, bases fuera”. Felipe González, el bonsaiero trasformado en adicto a la pasta que ha cobrado de las grandes corporaciones del Ibex-35, una vez arriba, ingresó a España en la Otan. Corría 1982 y los Mecano llenaba estadios (no todo iba bien). EL PSOE mintió a millones de votantes y aquí paz y gloria. En lugar de Mr. Marshall vino el euro, el euro alemán. Ya sabemos todos lo que vino tras el euro.

CIU. “Fets, no paraules”. “Hechos, no palabras”. Viejo lema del partido nacionalista y conservador catalán. Era la época Pujol, el gran líder, padre político de Artur Mas (actual President) y gran tótem de Catalunya durante toda este llamado período democrático. Los hechos fueron el cohecho. Pujol robó a “cor que vols” (“tanto como quieras”). Estos fueron los hechos, y el resto son palabras.

PP. “Libertad, Libertad”. Aquella era la cantinela. Era la maldita canción que uno oía hasta en el excusado. ¿Se puede ser mejor humorista? El PP aprobó en diciembre de 2014 la Ley Mordaza, según la cual, si te manifiestas ante el Congreso te pueden dar de palos hasta dejarte seco. 
En 2012 el PP sacó el siguiente slogan, que por decoro, por si algún menor leyendo esto, evito comentar: “Si coges la papeleta, tendrás que pagar la receta".

Bueno, tranquilos, la democracia está asegurada. Rajoy y Pedro Sánchez firmaron semanas atrás un pacto de Estado contra el yhiaidismo, movimiento que tiene su base en la miseria y la falta de esperanza. Pero, como siempre ocurre con las leyes “miedo”, han colado un gol por la escuadra a la «ciudadanía-conjunto de usuarios que viven-dormitan-sueñan en España». En el artículo 573 se dice: Se considerará delito de terrorismo la comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad (… ¡¡!!!!) cuando se llevara a cabo con cualquiera de las siguientes finalidades: subvertir el orden constitucional”. ¿El qué? ¿El orden constitucional que pactaron unos señores que no me representan, allá, en la bochornosa transición o “el pacto de los cobardes”, cuando Franco lo dejó todo atado y bien atado y todos dijeron amén, y nadie procesó a tipos que mataron y torturaron ¿eso es delito de terrorismo? Ahí de mí, qué no sé a quién votar, si a los de atrás, a los de delante o a los de dar vueltas en círculo.


Share/Bookmark

4 comentarios:

  1. Muy buena síntesis... palabras palabras palabras.. Te faltó algunos más la ley de Justica de Gallardón a pagar todos y a abortar a clínicas privadas...etc promesa promesa promesas.. Espero de verdad que haya un cambio.. besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero en tu ciudad qué proponen? Porque al final, lo que estás votando es quién va a renovar el alumbrado público, organizar la recogida de basuras, tapar baches... Además aún quedan Equo, IU, Ciudadanos, Ganaremos, Vox..... En esta ocasión el problema no será por falta departidos.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego nunca llueve a gusto de todos. Ningún partido va a encajar con lo que uno quiere exactamente. Y eso en temas nacionales. Que, como dice Miércoles, en regionales o locales es otro cantar.

    ResponderEliminar