22 may. 2015

El eslabón débil

Cinco minutos de un film de Peter Greenaway aportan más que cinco platos de lentejas. Aunque me reviente su pretenciosidad y ese esteticismo exacerbado. Cuenta cosas Greenaway, algunas veces, cosas secretas porque cuestan de ser asimiladas tal cual.

Recuerdo una escena de la película The Pillow Book en el que un calígrafo endeudado con su editor entrega a este su último trabajo. Inmediatamente y con familiaridad el editor lo sodomiza crudamente, antes de aceptarlo. ¿Será que en Japón todo a ser crudo, como el sushi?

Vale pulpo como animal de compañía y editor es sinónimo de director o productor de cine o directora de teatro. Y, así como en las familias es el niño el eslabón débil, en el ámbito artístico el débil es el artista.


Share/Bookmark

1 comentario:

  1. ... y el súbdito en el reino o el trabajador en la empresa. Siempre hay un eslabón débil. Así se ha concebido la sociedad, a imitación de la naturaleza, jerarquizada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar