18 feb. 2019

Poesías Amor y Moscas

Poesías Amor y Moscas (Lluís Viñas Marcus, 2018) es el título del último libro de poemas que he publicado. Y claro está, este hecho es para mí una alegría. Vida y destino me zarandean, corro de un lado a otro sin mucho atino. Así van pasando los días, como casi todos. En cambio, poder escribir y poder publicar un tercer libro de versos, además de inevitable, me produce la sensación de que todo se asienta y cobra mayor sentido. Escribo, respiro. Poesías Amor y Moscas es un diálogo y una exploración de lo humano: poesías de amor, sobre el mundo, sobre las olas del tiempo. El libro de poesía es un viaje desde lo próximo a lo lejano buscando respuestas y tanteando explicaciones para comprender la condición humana y su lugar.

Este ebook de poesía lo podéis descargar en varias plataformas. Las principales son:

-         Google Play Libros: Enlace al Libro.
-         También en Amazon y otras plataformas.

Para muestra, el poema que abre el libro, A Finales de Abril, un poema de amor, una toma de conciencia de la brevedad del mes de mayo y el aleteo del presente, la vida y la muerte sobrevolando los versos.

A FINALES DE ABRIL

La densa ola se había
llevado el temblor a otra parte.

En la cama, solos, amparados
en una cuna de oscuridad.

Tú me hablaste de la muerte,
que alrededor flotaba.

Tan cercana, tan lejana, indistinta.
Cuando llegue, cuando llegue,
dije yo, amodorrado por el orgasmo.

A finales de abril hay un despliegue,
un tanto invisible en la ciudad,
de las fuerzas que nos llevan.

Hablamos también de la vida,
palpable, mucho más cercana,
tan necesitada de agua.

De la tarde la luz todavía colgaba.
Una ducha, la suavidad de tus piernas,
la incesante marea de tus caderas.

Emergemos del tanque cerrado
del dormitorio, tomamos aire.
Cielo y plazas como brochazos,
en lento aleteo el mundo se abre.

Sin gravedad, radiantes de vez en cuando,
nadamos por las calles hacia el prometido,
y tan breve y tan hermoso, mes de mayo.


El poemario versa sobre lo intuido, lo que apenas se vislumbra en una habitación cuando una puerta se abre e inmediatamente vuelve a cerrarse. Con un deliberado uso de un lenguaje depurado, procurando economizar, aplicando palabras usuales, se intenta captar o sencillamente materializar lo que se nos escapa a diario. En los versos se aplican tanto metáforas y comparaciones cercanas como abstractas, siempre potenciando las imágenes, acaso la mejor herramienta en poesía contemporánea a fin de embotellar aquello que resulta difícil expresar. Expresar es el fin, sean en poemas largos o versos cortos.

Este recorrido que va del interior del poeta al exterior se estructura en seis secciones ordenadas desde la corta distancia a la distancia larga, en un tanteo, en un ir y venir entre el pasado, el presente e incluso un indefinido futuro. En consecuencia, las distintas secciones (En tus alrededores, Antes de salir de casa, En la siguiente esquina, En la calle de atrás, En los suburbios, Hilos largos) indican un paso más hacia fuera partiendo del mismo poeta e indican un comienzo para preguntar, buscar y alguna vez, al igual que un buceador que al límite consigue arrancar una perla del fondo marino, conseguir una respuesta.

Otra muestra de los poemas del libro, Camino de Ronda. Hay muchas maneras de escribir poemas. Este es una divagación acerca de la Totalidad. No es una poesía ambiciosa, es poesía intuitiva.

CAMINO DE RONDA

Ruedo, al menos.
Camino de ronda.

Tras las galerías blindadas
estalla la luz, estalla el mar.

Sobre las rocas que cabalgan
hacia las olas cada pino
un día es, será y ha sido.

Vasijas llenas de víboras,
gaviotas remando suspendidas.
Guardo gruesas zarzamoras
en celdas de cristal y olvido.


Este diálogo desmenuzado en poemas bascula entre lo abstracto y lo concreto y va de la realidad al mundo de los sueños. El azar, como el vuelo de una mosca, marca las rutas. La visión fragmentaria que forma parte de un todo es el orden del libro. Los temas, clásicos en poesía, son el paso del tiempo, el amor, la memoria, una manera de interpretar el mundo e incluso, aunque a primera vista no pudiera parecerlo del todo, Poesías y Moscas es también un canto a la vida, al milagro de ser y estar.

Para terminar la presentación del libro, os dejo la breve carta de presentación del libro. Igual a alguien le hace gracia.

Al final de un túnel hay una puerta.


Llego al tercer libro de poesías surcando los mares de la realidad en un pequeño velero. Libro con título extraño, Poesías, Amor y Moscas. Quizá por el contenido o por la forma de mirar al exterior. ¿Llego tarde? Este velero mío ni siquiera es veloz. Ni valiente. Se asusta cuando la mar se embravece y el cielo de metal se oscurece y gira. Lo único bueno que tiene, eso sí, es que sigue navegando sobre las olas.

El velero navega, incluso en los mares de internet. Sin estas orillas nada sabríamos el uno del otro. Probablemente nunca nos daremos la mano o nos sentaremos en la misma mesa y en cambio sabemos el uno del otro gracias a esta red de túneles anchos, estrechos, largos o cortos que es la red. Una red que no dejamos de recorrer como curiosos e incansables tejones que, seguro, alguna vez ni tan siquiera recuerdan que buscaban con tanto ahínco bajo tierra.

Al final de uno de estos túneles, uno entre miles, uno entre millones, hay una puerta. Detrás de esa puerta estás tú. Estoy llamando a tu puerta. Si has leído mis libros, me conoces y quizás abrirás. Y puede que, sin saber nada de mí, abras igualmente. Lo que no sé es en qué ciudad o aldea vives, cuál es tu cafetería preferida. Ni tan siquiera puedo imaginar los salones por los que deambulas cuando sueñas. Así que hablo solo, con desconocidos, con los vivos, los muertos y los que un día pueden llegar. ¿Corre la brisa por las callejas de tu ciudad mientras lees esto? ¿Ha empezado a llover?
Apenas sé. Leo los comentarios que a veces se hacen en los libros que publico. Hay una pequeña foto de ti, un nombre real o inventado, como si hubiera algún nombre que no fuera inventado. Entonces eres tú quien llega a mi puerta, brevemente, como una luz que se enciende y rápidamente se apaga en la noche. Entonces te puedo imaginar.

Una mirada sobre un fragmento de la gran tela del mundo. Esto es el tercer libro de poesías que te presento. Organizado con sencillez, de lo próximo a lo lejano hasta rozar el cielo. Hay una confluencia de estados en el libro. Una vez escrito tengo la sensación de haber aunado diversos canales en uno, que va discurriendo hacia algún lugar. Llego al final. Llamo. Quizá me dejes pasar. Te traigo Poesías, Amor y Moscas. Siempre el último es el libro preferido. Empiezo a declamar.

Saludos y hasta pronto,
Lluís Viñas Marcus.



Share/Bookmark

5 comentarios:

  1. Enhorabuena. Lo que empezó hace unos años como alguien que publicaba una ambiciosa novela, se ha acabado convirtiendo en una naturaleza de escritor, que ya no se define por una obra sino por una necesidad de expresar en lenguaje algo, sin parar, siempre escribiendo. Se hace el camino escribiendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola dafd, gracias por el comentario. Extraño impulso este de expresar y, además, bastante irrefrenable. Escribo menos que hace unos años por razones varias, pero sigo. Me da la sensación que no lo voy a dejar. Ahora estoy con una novela y un libro de poemas a la vez. Sin prisa. Esto de no tener prisa y primar la obra es una relajación.
    Se hace camino escribiendo, ¡qué gran verdad!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, amigo. Largo recorrido y muchos éxitos para tu nuevo libro. Abrazos!!

    ResponderEliminar
  4. Lo importante es tener fe en lo que uno hace, y cuando usted publica es porque usted la tiene; y la tiene con razón, a juzgar por la muestra aquí leída.
    Suerte y saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, ¡muchas gracias por los comentarios!
    Con el libro de poesías estoy contento. En "Poesías, Amor y Moscas" me he encontrado. En cuanto a voz poética. Más que en los libros anteriores. Quizá sea el tono. Es la sensación de hallar y construir. Es una sensación bonita, de vida.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar