17 mar. 2010

Demokratíe a Mediodía

democracia epub pdf
¿Herodoto?
Algunas mañanas, si me siento fuerte, salgo al balcón para ver el amplio cielo, el mar, una franja imantada en el horizonte, y los tejados irregulares de la ciudad. Por encima de mi cabeza pasan las gaviotas voraces que chillan, pero yo les contesto, a voz de cuello:

    “¿Existe la isonomía en este barrio?”
    “¿Existe en la vieja Euopa?”
Ellas se ríen de mí y se van a otra parte, hambrientas de más risotadas. Entonces me dedico a labores emocionantes: hago bocadillos, preparo mucho café, barro y plancho el uniforme para mi hija.

Cuando vuelvo a estar solo, aparece Herodoto en el pasillo, cejudo y barbudo. Me mira con fiereza, me zarandea y me pregunta:
    “¿Qué es isonomía? ¿Lo recuerdas? Significa «igualdad ante la ley» de todos los ciudadanos”.

Como callo, pensativo, él se esfuma, pero antes me susurra:
    “el gobierno del pueblo, tiene el nombre más hermoso de todos, isonomía o demokratíe”.

Y es que los griegos no se tomaban el respeto a la ley a la ligera. El concepto de la ley no era oneroso ni asqueroso, era positivo, motivo de orgullo. Era algo que los hacía cómplices.
El gran poeta Simonídes, dejó un epitafio de los 300 espartanos capitaneados por Leónidas, que murieron en las Termópilas.

        “Viajero, cuenta en Lacedmonia
        que aquí yacemos, obedeciendo sus órdenes”

A mediodía tomo café en el comedor, con Tucídides.
Me cuenta que las polis están cada vez más empobrecidas y que los persas, tras fracasar por la vía militar, se acabaron imponiendo, pues durante las Guerras del Peloponeso todas las ciudades griegas se endeudaron con ellos, convirtiéndolos en árbrito. Deuda Pública. ¿Le suena a alguien? ¿China?
Se ríe de mi cara de pasmarote.
Luego, como si nada, me pregunta si existe «igualdad ante la ley» en mi país.
“Va por niveles”, le contesto. “No es lo mismo el pobre que el rico, el poderoso o el anónimo”.
Entonces, dice, realmente no existe la isonomía. “Es lo mínimo”, afirma, “sin ella no hay democracia”.
Mi camisa queda manchada de café.
Tras despedirnos, prometo no invitar a nadie durante unos días. Estoy nervioso y doy vueltas sin saber qué hacer.
libros pdf epub

Llaman por teléfono. Es Séneca, doy una excusa mala para no acudir a la cita. No me apetece tomar cervezas. Pongo la tele y quedo contento. Hoy dan el Dickta-Barça.

Ya es de noche. Salgo al balcón, relajado, anestesiado y vaciado de todo tras tanto fútbol.
Pero ahora es la ciudad la que gime, silenciosa. Suenan palabras en la brisa de la noche, ecos que se pierden y vuelven.

   “¡Viajero! ¡Isomonía! Cuenta en Lacedemonia que….”

historias fantasia epub pdf

Share/Bookmark

33 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada ¿Es de tu autoría? Si es así, permiteme felicitarte pues es inspiradora.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso este escrito!
    El describir las acciones del dia, mezcladas con todos los sentimientos posibles, de una manera perfecta.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A tus pies, Igor. Extraordinario relato. Felicidades de todo corazón. Me ha llegado al alma.

    Un abrazo!

    Patrícia

    ResponderEliminar
  4. Herodoto, Tucídides.....!te buscas buenos compañeros de "tertulia"!.
    Me agrada la profundidad de tu crítica, bajo una máscara tan poética.
    !Bravo!

    ResponderEliminar
  5. See., todos somos iguales, pero unos mas iguales que otros, pero hay que recordar que esto empieza desde la casa,desde nosotros y el valor que le damos a las leyes y a la igualdad, a todos nos gustaria que los peores criminales fueran tratados con mayor rigor y se tratara suavemente a las buenas personas, pero los conceptos de bueno y peor varian para cada uno, por eso para logar una igualdad hay que poner la ley por encima de nuestros juicios personales y desde luego, asegurarnos de que la ley es util, por cierto, buena cadencia narrativa, una atmosfera agradable y solida
    Ya me voy, habia quedado de discutir algunos asuntos con Niestzche

    ResponderEliminar
  6. Hola Kensan,
    Sí, lo escribí en media hora. El problema no ha sido eso, el problema ha sido subirlo. Ha estado en la recámara una semana, pues he dudado bastante. ¿Subir o no subir? Pensaba que iba a estropear el tono del blog. Pero, vaya, parece que no.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  7. Hola,
    Esa es la idea. Grandes conceptos mezclados con la rutina. En realidad, es como me ha salido, sin pensar mucho, sin racionalidad que a veces frena.
    Me alegra que te guste. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Patrícia,
    Me alegra mucho que te guste. Y que te haya llegado al alma, es todo un elogio.
    La verdad es que lo escribí un poco con el estómago. Hay una confluencia de dos cosas: la lecutra de Herodoto, fría y emocionante, y los grandes desequilibrios de nuestras sociedades, que la crisis hace más visible.
    Evidentemente, no existe la isonomía.
    Gracias por dejar un comentario.

    ResponderEliminar
  9. Hola Strafford.
    Otro día esperaré a ver si Boorman quiere venir a comer. No cocino muy bien, pero en su honor descorcharía el mejor Rivera de Duero.
    La crítica mira a los cimientos de nuestro sistema. No hay igualdad ante la ley.
    No mencioné que en la Antigua Grecia los ciudadanos era "ciudadanos soldado", con el escudo y la lanza en casa. Algo que los gobernantes siempre tenían presente.
    Gracias por pasar.
    Igor.

    ResponderEliminar
  10. Ja, ja, ja. Con Niestzche, vigila con él.
    Es cierto, y no lo había considerado. Se debería empezar desde casa. Yo lo intento en la mía, aunque ya se verá qué pasa. Con los niños, una tarde de tiranía no está mal del todo, para aplastar los vástagos demócratas, je, je.

    Y sí, para eso está la ley y por eso es tan importante un buen sistema judicial. En el fondo, si los ciudadanos perciben que hay doble rasero, eso acaba por justificar las trampas.
    Buenas leyes, Solón fue muy apreciado en Atenas, en vida.
    Te agradezco la visita.
    Igor.

    ResponderEliminar
  11. HOLA IGOR,SI ES TU NAME,ME GUSTA COMO ESCRIBIS,Y COMO LO PLASMAS! ME GUSTA MUCHISIMO!POETA...GRACIAS
    LIDIA-LA ESCRIBA


    TE INVITO A MI BLOG ES GRATIS

    ResponderEliminar
  12. Perfectamente bucólico, hasta que has declinado la invitación de Séneca en favor del futbol, jeje(es coña)

    Nadie es perfecto.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  13. Que lejos queda esa Grecia clásica, espartana, mitológica, albor de la cultura actual… pregúntale a los griegos de a pie por la deuda pública, o la bancarrota del estado.
    Pero cuidado, no les preguntes por el fútbol… que han eliminado al Club de los Fanáticos del Pireo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Lidia,
    Igor es un pseudónimo. Es una medio broma que permaneció. Un día de estos cuento de donde surge.
    Gracias por el halago. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. hoy en dia ni igualdad ni naada hombre ...menos mal que...
    buen fin de semana.y un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  16. Hola Lluvya,

    En realidad, lo del fútbol, era una crítica a mí mismo. He perdido el glamour al mencionar el Barça. Es una actitud de muchos, creo. Tomas conciencia del problema y en lugar de hacer algo te vas a ver el fútbol, o cualquier otra cosa parecida. Evasión, nuestra sociedad tan occidental...
    Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  17. HOLA IGOR,GRACIAS POR COMENTAR EN MI BLOG,SABES UNO DE LOS PROBLEMAS,CON QUE TOPO-HAY VARIOS,LO SE-ES TITULAR UN ESCRITO,YO NO SOY NI MUCHO MENOS POETA,ME QUEDA ENORME ESE TITULO,SE QUE SOY REITERATIVA EN MIS TEMAS,ABURRO Y CANSO,HASTA ME COMENTARON QUE SOY CURSI AL ESCRIBIR,ES POSIBLE,QUE ESCRIBA DESDE LOS 9 AÑOS,NO ME DA NI AHI,TITULO DE POETA...OTRA COSA ES EL TEATRO,AHI SI TENGO TITULO,DE ACTRIZ Y PUESTISTA,ESE BLOG LO ABRI,PARA CALMAR LA ANSIEDAD,QUE ME PRODUJO,UNA OPERACION DE MAMA-NO HABIA NADA MALO-Y SIGO,SIGO,CUANDO TAMBIEN COMPRENDO,QUE DEBO SALIR,DE ESE BLOG,LA VIDA NO ES UN BLOG...
    MUCHAS GRACIAS
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  18. Me encanta, lo has vuelto a hacer, pero esta vez me ha llegado más que otras. Sigue así, llena la web de ilusión una vez más.

    ResponderEliminar
  19. Hola Rapanuy,
    La Gloriosa Grecia queda atrás, ahora tiene un país en el abismo, aquí pasa algo parecido. Pero hay cosas que se repiten.
    La Deuda Pública. La actual China, como hicieron los Persas, será la vencedora de las actuales Guerras del Peloponeso.
    Pobres griegos y pobre Club de Fanáticos del Pireo. ¡Y pobre de nosotros!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Marina.
    ¿No es perfecto? Nos creemos libres e iguales. ¿Cómo lo han conseguido?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Lidia,
    Pues podrías hablar de teatro también. La mayoría no sabemos nada de este arte. Lo único que sé de teatro es que, si logra ser bueno, nada se le puede comprar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Igor, yo usaba el pseudónimo "Olivia Güel" pero me cansé. Y como poco a poco se me ha ido la vergüenza, ahora soy yo misma.

    He vuelto a leer el relato y me ha vuelto a fascinar. La épica de la vida que vivimos.

    ResponderEliminar
  23. COMPRAR? HABRAS QUERIDO DECIR COMPARAR,Y ESO ES CIERTO,LASTIMA QUE LOS TIKETS SEAN TAN CAROS,PARA ESPECTACULOS VALIOSOS!
    UN SALUDO
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  24. Isonomía. No conocía el vocablo.
    Iguales en derechos. Pero también, debería, en obligaciones (“Viajero, cuenta en Lacedemonia que aquí yacemos, obedeciendo sus órdenes”)
    Muy buena la entrada.

    ResponderEliminar
  25. Hola Ana,
    Gracias por el comentario. La verdad es que tenía dudas sobre si subir esto o no, ya que es un poco raro. Me alegra que te haya llegado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. hola Patrícia.
    ¡Qué difícil y complicado ser uno mismo! ¿Sería eso la duda de Hamlet? No quiero parecer pretencioso, pero es mi conclusión sobre aquella obra.
    Gracias por el comentario. Subiré más cosas. En abril, un poco de poesía, en mayo un nnuevo relato de Vamurta, "El Canto de Ulam".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Nunca ha existido algo verdaderamente perfecto y tampoco lo fue Grecia en la antigüedad, algunos tuvieron privilegios y otros además de tenerlos los aprovecharon, como Heródoto a quien citas entre otros. Los esclavos quedaban fuera de toda ley pero inventaron una idea de perfección, de a qué se podía llegar, y eso es en sí maravilloso.

    Muy buen relato, no dudes en subir cosas así, estás entre amigos.

    Me ha recordado la escena de Los viajes de Gulliver en la que personajes de la Historia Antigua toman forma para ser interrogados por el anfitrión de la casa.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  28. Hola dafd,
    Tampoco yo conocía esa palabreja hasta leer Herodoto.
    Sí, obligaciones. Iguldad de, esta claro, es como se forman las sociedades, basadas en un sistema justo.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  29. hola Lidia,
    Disculpa el lapsus. Efectivamente me refería a comparar. Y ahora que lo dices, demasiado caros son los espectáculos de teatro. 50 € ticket para dos....

    ResponderEliminar
  30. Hola Magda,
    Un comentario muy interesante. Y denota que conoces la historia de la antiguedad. Sí, por cada ciudadano libre habían metecos y esclavos. Era uns sociedad esclavista.
    Los hombres libres se dedicaban a la guerra (en primavera-verano) pero también a pensar.
    Pero, ¿por qué en Grecia, en Atenas, y no en otras sociedades esclavistas? Eso es un misterio.
    Los viajes de Gulliver. Gran libro y un gran autor. Debería escribir un post sobre él, por inteligente y provocador.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  31. Hola Jordi.

    Espero, lleno de curisoidad, entender eso de que tenían bastante morro. Supongo que te refieres a su expansión y sus guerras. Pero, bueno, eso lo hacían todos. A mí también me hubiera gustado estar ahí, aunque la vida valía muy poco y, si eras un esclavo, valías menos que un pollo del Lidl. Otros valores, otros hombres.
    Y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  32. Poca gente consigue un mero atisbo de la aurora, pero aquellos que lo hacen son benditos en esencia por saber mirar más allá de lo que la realidad nos presenta. Si dejamos que la cortina de humo nos difumine la visión, estamos perdidos.

    Una vez más, es un placer leer entradas que hagan referencia a la antigua gran Grecia. Recuerdo que en bachiller, cuando cursaba humanidades (latín y griego) me embelesaba su mundo y forma de vida, quedándome constamente obnubilado por la sensatez del idioma y la riqueza de sus conocimientos.

    Le doy un 10 a esta frase "Pero ahora es la ciudad la que gime, silenciosa. Suenan palabras en la brisa de la noche, ecos que se pierden y vuelven."

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Hola Agustín,
    Es verdad, aunque casi nunca soy capaz de eso, sólo en contadas ocasiones. Tan espesa es la cortina de humo...
    Qué bueno. No estudié griego, un poco de latín y poco más. Sensatez idiomática, me ha gustado el apunte. Lenguas sensatas, gobiernos sensatos. Así era Roma.
    Gracias por lo de la frase. Me acordé de un poeta al escribirla, el gran Dámaso Alonso.
    Un saludo y un placer leer tus comentarios.

    ResponderEliminar