14 abr. 2010

Literatura Fantástica Japonesa


cuentos japoneses
Fantasía Japonesa.
Lo que me seduce de la literatura fantástica japonesa es su naturalidad para contar las historias más inverosímiles. Todo parece posible. Todo encaja y todo parece posible en sus cuentos fantásticos tradicionales.
Obras maestras del cine, como "El viaje de chihiro" o “El castillo ambulante”, del maestro Miyazaki no surgen de la nada.

La tradición está para ser descuartizada, claro está, pero el paso de los días te la devuelve, como un cadáver que llega a la orilla sin que nadie lo haya convocado.

Naturalidad, sencillez y hasta un punto de rotura. Por ejemplo, un tipo llamado Urashima Taro se monta sobre una tortuga marina y vista el Palacio del rey del mar, como si tal cosa; un viejo cortador de bambúes encuentra en un tallo a la Hija de la Luna y la adopta; o un niño gigante, Momotaro, decide ir a luchar contra los demonios que aterrorizan a sus vecinos y por el camino se le unen un mono, un perro y un faisán con el don del habla. En otro cuento fantástico, un tengu alarga su nariz varios kilómetros hasta llegar al patio de armas de unos samuráis. Y eso está contado como si fuera la cosa más normal del mundo.a

La serie de cuentos fantásticos que componen la tradición nipona poseen un grado de depuración estilística, una sencillez arrebatadora, bajo la cual, sospecho yo, descansan toneladas de descartes, de oraciones omitidas, de palabras que un día, en algún pueblo o al pie de algún templo tocado por el Sol Naciente, alguien o muchos, decidieron que eran prescindibles. Y así generación tras generación.
Al igual que los tankas o esos maravillosos ideogramas trazados con negra tinta, la concisión lo es todo.


fantasía épica
La princesa se sacrifica.

En el próximo post me gustaría citar algunos fragmentos de estos cuentos, hablar de los que más me gustaron, en aquella lejana infancia, ya fábula de fuentes, que diría Jorge Guillén.




Share/Bookmark

18 comentarios:

  1. No he tenido la oportunidad de ver los films de los que hablas, pero, si los recomendas, seguro deben estar buenos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Bueno, sobre esas dos pelis, el primer sorprendido fui yo. Me quedé embobado. Y eso que el plantea "anime" no es lo mío.
    Y si un día encuentras esos cuentos de hadas japoneses, échales un vistazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Las peliculas estan muy buenas, y esa naturalidad de los cuentos es comun a todas las culturas, tal y como hs dicho los pueblos decidieron poco a poco que partes estaban de mas
    Por cierto, hay un libro del castillo vagabundo en el que se basa la pelicula

    ResponderEliminar
  4. Hola Gin,
    No sabía lo del libro, gracias por el aviso. Quizás tengas razón, en los cuentos clásicos de culturas muy distintas, exista una naturalidad común, a lo mejor porque esas historias empezaron con tradición oral y eso depuró la narración. Aunque no estoy seguro.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que la película del castillo no la vi. Pero sí la de Chihiro. Y es rara, rara. Quiero decir, que lo que se cuenta es extraño. Yo tampoco veo animación japonesa pero fue interesante y algo inquietante.
    Pues es una idea interesante lo de las tijeras que la tradición oral va usando para deshacerse de lo innecesario. Imaginemos generación tras generación de voces contando y repensando un relato. Puede ser increible lo que evolucione con el tiempo. El tiempo como herramienta de erosión de un monumento literario. Algo así como esas formaciones de la ciudad encantada de Cuenca, desgastadas por la acción secular de los elementos para modelar esas caprichosas formas a base de ir arrancando pequeños o minúsculos trocitos de la roca. En un cuento tradicional el equivalente a esos corpúsculos desgajados, lo que el tiempo arrancaría, serían palabras, frases de contorno que no afectarían al núcleo de lo que se quiere contar.
    "La tradición está para ser descuartizada, claro está, pero el paso de los días te la devuelve, como un cadáver que llega a la orilla sin que nadie lo haya convocado". Ja, ja,ja. ¿Te salen así estos pensamientos? Me he agarrado a la mesa, del terremoto que ha causado en mi cabeza, cuando he leído esta frase. La tengo que digerir poco a poco. Si lo llegas a dejar en la primera parte hubiera sonado a tópica frase de un iconoclasta ("La tradición está para ser descuartizada, claro está") lo que pasa es que añades ("pero el paso de los días te la devuelve, como un cadáver que llega a la orilla sin que nadie lo haya convocado.") que, en fin, me he dejado parpadeando. El tiempo nos devuelve una y otra vez los mismos relatos, los mismos temas de siempre, por que, aunque creamos que somos muy modernos y que superamos a nuestros antepasados, en realidad lo atávico, el oscuro sustrato de que estamos hechos vuelve cabezonamente a nosotros, en parte por que eso que creíamos superado y olvidado es lo que nos conforma, lo que somos y puede que nunca nos desprendamos de ello. Claro, que esta frase da para mucho y seguro que hay muchas otras interpretaciones. Es una frase llena de riqueza y de ecos.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo perfectamente el primer video manga japonés que conseguí ver en video vhs (hace más de 20 años) se titulaba UROTSUKIDOJI o algo así, era sangrienta, violenta, erótico, la música espectacular, quizás no tenga nada que ver con lo que cuentas sólo que vino del Japón, pero me impacto en su momento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola dafd. ¡Super comentario! Qué pasada.
    Sobre Chihiro. Decía uno que los niños entienden más esa película que los mayores, porque en el fondo es un cuento sencillo, recargado como esos altares barrocos que no dejan un mílitero sin repujar. A mí me extasió, aunque eso es muy personal.
    "lo que el tiempo arrancaría, serían palabras, frases de contorno que no afectarían al núcleo de lo que se quiere contar.". Exactamente eso, buen símil el de la erosión. Esa es una de las teorías sobre Homero, que fueron varios Homeros, es decir, varios poetas que transmitieron la historia vía oral, y así se pulió hasta que alguien la puso por escrito. Algo parecido pasa con los westerns, sobre todo nos llegan los que el paso del tiempo ha permitido seguir en pie.

    Me alegra la sacudida sobre el comentario de la tradición. Son pensamientos de autobús volviendo del trabajo. Un autobús cargado de gente mayor y niños, pasado y futuro.
    Quizás tengas razón con eso de que el tiempo nos devuelve una y otra vez los mismos relatos. Tenía un profesor de periodismo cultural, de esos que les gustas escucharse a sí mismos, afectado todo él, que sostenía que todas las historias ya están contadas en La Bíblia y en La Ilíada y la Odisea. Yo no me atrevo a tanto. Pero algo hay de eso.
    Oye, me gusta mucho la idea de lo atávico, del oscuro sustrato del que estamos hechos. Y al leer esto me ha venido a la cabeza unos famosos versos de Mr. Quevedo:
    "Su cuerpo dejará, no su cuidado;
    Serán ceniza, mas tendrá sentido;
    Polvo serán, mas polvo enamorado."
    ¿Polvo? ¿Materia oscura? ¿Era Quevedo un poeta que anticipó la teoría de la relatividad?
    Y ya aparco las bromas.
    Gracias por este largo y precioso comentario que tan de buen humor me ha puesto esta mañana y ha sacudido con violencia mis neuronas, despertándolas.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Hola Rapanuy,
    He estado indagando sobre esa película que te impresionó. Diría que sí tiene algo que ver, pero llevado al extremo del extremo y derramando toneladas de gasolina y otro tipo de materiales.
    Es género fantástico, a fin de cuentas.
    Por cierto, que me recordó a esa película de terror antigua, "Hellraiser", el demonio crece por absorción. Y la estética, no sé, la relacioné con la portada del "Apetite for destruction" de los Guns and Roses, vi algo en común.
    Gracias por pasarte y comentar, Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. igor,no entiendo,haces comentarios de peliculas, o relatos de peliculas?
    te recomendaria cuentos fantasticos argentinos,es muy buen recopilado de varios autores,Boges en una faceta desconocida...esta bueno
    saludos
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recojo la recomendación años después. Vale, cuentos fantásticos argentinos. ¡No olvides los cuentos japoneses! Una maravilla.

      Eliminar
  10. Los asiaticos no parecen tener límite creativo..

    ResponderEliminar
  11. Hola lidia.
    A veces peco de querer abrazar demasiadas cosas a la vez.
    Me explico: el post trata sobre los antiguos cuentos de hadas japoneses, casi todos relacionados con lo fantástico. Esta civilización tiene una inclinación natural a ello.
    Y he empezado hablando de dos pelis "anime" que me gustaron mucho y que estoy casi seguro parten de dicha tradición.
    Borges, ¡claro! a principios de año releí algunos de sus cuentos fantásticos, aunque no domino la materia, más allá del mismo Borges y Cortázar. Borges, un monstruo. Un día tengo que hablar de sus conferencias en "Arte Poética".

    ResponderEliminar
  12. Hola Jordi,
    Sí, el mundo se va a Asia, en lo económico, en lo cultural, en lo político, y más a largo plazo en lo militar.
    ¿Será Barcelona un parque temático para turistas asiáticos? Apuesto que sí, espero que me pille viejo.

    ResponderEliminar
  13. Sobre el viaje de Chihiro creo que debe tomarse más como un sueño, o mejor como una pesadilla, donde todo es caótico de principio a fin, los personajes se convierten, cambian y todo es onírico, surretalista y extrañamente bello. A mi me fascinó y me sigue fascinando. También la de Haru en el Reino de los Gatos me gustó y la del Castillo es la que menos me ha gustado.

    Pero aunque las historias son maravillosas no me acaba de gustar que todas estas películas tengan un dibujo tan igual unas de otras.

    Como las de Corto Maltés, no me gusta que se haya borrado el estilo de Hugo Prat, esos colores aguados mezclados, las sombras, y se sustituyan por estos dibujos tan iguales, los colores planos con dos niveles de sombras...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Igor, ¿sabes donde puedo conseguir este libro que mencionas? (en español, obviamente)...me gustaría mucho leerlo. Me interesa de sobremanera la cultura japonesa, y principalmente su mitología.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Como fan del gran maestro Miyazaki y de la fantasía oriental en general, te agradezco mucho esta entrada. Eres un sol!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Kensan,
    Tu comentario me está haciendo replantear el próximo post. Pues ese libro es casi imposible de encontrar, es una reliquia. Pensaré algo, debería pensar algo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Patricia,
    Gracias a ti por estar. Miyazaki es un descubrimiento reciente (muy grato, un ¡oohhh!), y eso que su obra es larga.
    Saludos.

    ResponderEliminar