22 oct. 2010

Bukowski y el arte de escribir

Estaba buscando una cita para la «cita de los días», y me he topado con esa vieja novela erótica, turbia,  mugrienta, de Charles Bukowski llamada Factotum que leí cuando las ocas tenían colmillos y yo llevaba el pelo largo como una señora. Y me he reído un buen rato, con este diálogo en el Bukowski se autodenomina escritor.

Encontré un trabajo como empleado de almacén en una tienda de modas para señora (...). Un hombre calvo con extraños mechones de pelo encima de cada oreja estaba esperándome.
  —¿Sí? —me preguntó, observándome por encima de la hoja de papel.
  —Soy un escritor temporalmente bajo de inspiración.
  —¿Ah, un escritor, eh?
  —Sí.
  —¿Está seguro?
  —No, no lo estoy.
  —¿Qué es lo que escribe?
  —Relatos cortos, principalmente. Y estoy en mitad de una novela.
  —¿Una novela, eh?
  —Sí.
  —¿Cómo se titula?
  —La gotera en el grifo de mi destino.
  —Oh, eso me gusta. ¿De qué trata?
  —De todo.
  —¿De todo? ¿Quieres decir, por ejemplo que trata sobre el cáncer?
  —Sí.
  —¿Y qué me dices de mi esposa?
  —También aparece.
  —No me digas. ¿Por qué quieres trabajar en una tienda de vestidos para señora?
  —Siempre me han gustado las señoras en vestidos de señora.
  —¿Estás exento del servicio?
  —Sí.
  —Déjame ver tu cartilla militar.
Le enseñé mi cartilla militar. Me la devolvió.
  —Estás contratado.

Share/Bookmark

29 comentarios:

  1. La gotera en el grifo de mi destino.


    me encantó ese título!

    Besos Igor!

    ResponderEliminar
  2. En realidad, monsieur, nos trae usted el unico libro de Bukowski que he leido, hace ya el suficiente tiempo para que se me hubiera olvidado ese dialogo.

    Monsieur, seguramente su melena no era contemporanea de los colmillos de las ocas!

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hola Virgina,
    Con ese título me he reído mucho. Besos.
    Madame,
    Tiene usted razón, mi melena fue después del tiempo de las ocas pleistozeicas, no mucho después...
    Hombre, Bukowski fue un buen poeta, también.
    Una reverencia.

    ResponderEliminar
  4. ¿que aparece su señora?
    jajajaajjaajajaj, madre mia me he reido como hace tiempo no lo hacia, jajajajajajja
    es una conversacion interesante, extraña, enigmatica y oblicua, ajajajajajaja(ahi lo ha dejao la Irene) jjajajajajajaj
    Bueno nene, tus entradas me encantan
    Gracias por pasarte por mi casita, y me alegra que te gusten mis letras, pero tengo una pequeña duda, ¿te referias con lo de dosificados, a que haga los capitulos mas cortos o que no revele tantos datos en ellos?
    Bueno es que me apasiona que me den consejos, asi que nunca te cortes en hacerlo, asi una es como aprende, ajajjaaj
    un beso y nos vemos, de seguro muy seguido, ajajajaj

    Irene Comendador

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que todos goteamos un poco. Somos de grifo flojo xDDDDDD Un diálogo muy divertido.

    Una buena elección

    Saludos, Igor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos goteamos, y Bukowski, el primero.... Y en todas direcciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bukowski nunca me ha hecho mucha gracia, prefiero a Lebowski. Pero en esta ocasión él y tú si me habeís hecho pasar un buen rato.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  7. Nunca enarboló en sus libros la bandera de la rectitud y la honestidad, el lenguaje descarado de Chinasky no te deja indiferente.

    ResponderEliminar
  8. Lo grande de Bukoski es que era una especie de antiescritor, y eso le hacía más honesto y mejor escritor que otos muchos..

    ResponderEliminar
  9. Ese sí que es un buen libro, el de la gotera: el libro del sí. Para limitaciones ya vendrán los demás a tapar.
    Este señor calvo tan majo debe de ser del libro de la gotera, por que también dice sí. Parece que el sí y la gotera van de la mano.
    Creo que estoy incubando un trancazo.

    ResponderEliminar
  10. Igor, es la primera vez que te visito y me ha encantado tu blog.
    Este dialogo que has seleccionado esta genial!
    Muy buen aporte!

    ResponderEliminar
  11. Igor. Genial elección! Siempre que leo al gran chinaski,me río sin poder evitarlo. Está en mi mesilla entre Carver y Cèline.
    Buen finde!
    Ana

    ResponderEliminar
  12. Hola Explorador, Lebowski es un tipo genial.

    Jodrim, es verdad. Al ser más sincero (que difícil es eso...), rompía los cánones establecidos y daba un salto hacia delante.

    dafd, je, je. «Sí». Alguna vez me pongo a escuchar como habla la gente de verdad. Y se parece a eso.

    ResponderEliminar
  13. Carla, gracias por pasarte. Huele a cerezas.
    Luisa, Bukowski. Debo volver a bucear en él, y eso que era un tipo muy desagradable.

    Ana, ¡¡¡¡Céline!!! Muerte a Crédito es mi novela favorita. Aún estoy asombrado y llevo así años.
    Carver. Me falta. El mapa de la literatura tiene una geografía inabastable.
    Leí un relato estupendo de él. Magnífico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por el consejo, y es muy interesante esa informacion, jajajaj, pero es que me cuesta muchisimo no hacer los relatos mas largos aun, jaajajajaj porque una vez que empiezo a "despotricar" en ellos, no hay quien haga parar a al Irene, ajajajajaj
    Asi que supongo que el que pase por mi casa, devera quedarse al menos un cuarto de hora, jajajajaajajaj, prometo poner pastas de esas que se te derriten en la boca para hacer la visita mas amena
    Un beso guapo y de nuevo gracias por el coment

    Irene Comendador

    ResponderEliminar
  15. Aunque algunos no duden en lapidarlo como escritor, tiene esas frases y esos diálogos ¡Tan llenos de autenticidad! Por no hablar de sus poemas, que cuando los lees te van haciendo agujeritos en el cerebro que no vuelven a cerrarse. Lucidez y humor siempre ha sido una buena combinación. Mañana mismo me paso por alguna tienda de hombres, a ver si encuentro inspiración.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Ja, ja. Habrá que ir a las tiendas a inspirarse. Mi opinión sobre Bukowski: fue un gran escritor. Y a ver si haces un post sobre su poesía, que yo no la domino tanto.
    Este señor levantaba las cortinas, de todo tipo, y enseñaba su verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Como nos muestras, un diálogo increíble para un escritor mejor. Esa película, a los amantes literarios y cinéfilos, no queda indiferente tras verla.

    Grandioso, grandioso. Aquí dejo uno de la peli que me gustó bastante:
    -¿Estás casado Mani?
    -¿Qué? Bah… ¡no!
    -¿Sales?
    -A veces, pero nunca dura.
    -¿Cuál es el problema?
    -Una mujer es como un empleo a jornada completa. Hay que anteponer nuestra profesión.
    -Sí… la verdad es que te agotan emocionalmente.
    -Y también físicamente… ¡quieren follar día y noche!
    -Bueno… búscate una a la que te guste follar.
    -Sí, pero si bebes o juegas creen que menosprecias su amor, joder…
    -Bueno, búscate una a la que le guste beber, jugar y follar.
    -¿Y quién quiere una mujer así?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Un dels grans, una gran figura envoltada de tragèdia i decadència, i una influencia propera, absorbent i neguitosa.

    ResponderEliminar
  19. A mí de Bukowski me encanta una que dice:

    "— ¿Beber no es una enfermedad?
    — Respirar es una enfermedad.
    — ¿No le parecen repugnantes los borrachos?
    — Sí, la mayoría lo son. Al igual que la mayoría de los abstemios."

    Yo lo tenía por un tío asqueroso y un mal escritor hasta que leí Pulp, cuantísimas bocas ha cerrado ese libro...

    ResponderEliminar
  20. ¡A cuántos nos gusta Bukowski!
    Este diálogo es buenísimo, Yela, y tiene su parte de verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Buena estrategia la de la conversacion, yo tambien soy un fisico nuclear temporalmente falto de conocimientos especializados, tendre que leerlo uno de estos dias

    ResponderEliminar
  22. Solo pasaba para leerte un poquito un dejarte un Feliz jueves

    Nos vemos
    Irene

    ResponderEliminar
  23. Ja, ja, Gin, muy bueno.

    Hola Irene. Llevo unos días liado y encerrado. No estoy atento. Y feliz jueves y próximo puente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Genial: La gotera en el grifo del destino. Y contratado, por supuesto. Gracias por compartir este pedazo de escena.
    Yo llevo unas cuántas entradas en mi blog glosando a Bukowsi, a quién descubrí en mi adolescencia y redescubro ahora de nuevo a pesar:

    No, hijo, si vas a crear
    vas a crear trabajando dieciséis horas por día en una mina de carbón
    o vas a crear en un cuarto pequeño con tres niños
    mientras que no cobras más que el paro,
    vas a crear con parte de tu mente y de tu cuerpo destrozados,
    crearás ciego, mutilado, demente,
    vas a crear con un gato trepando por tu espalda
    mientras la ciudad entera tiembla en terremotos, bombardeos, inundaciones y fuego.
    Hijo, aire y luz y tiempo y espacio no tienen nada que ver con esto
    y no crean nada, excepto quizás una vida más larga para encontrar nuevas excusas para no hacerlo.

    Charles Bukowski (Aire, luz, tiempo y espacio)

    ResponderEliminar
  25. Joé Martikka, buenísma aportación. Mmmm. Aperitivo para ver lo que cuentas en tu blog sobre este maestro asqueroso que escribía como Dios.
    Hasta me hace sentir mal, no soy capaz de crear cuando estoy cansado. Esa es la verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Un escritor que siempre sorprende, como el relato en que se emplea de cartero y sale con la saca y la tira a la primera oportunidad y se va a pasear para hacer tiempo mientras llega la hora de la tarde de cobrar el cheque...

    Magnífico post

    ResponderEliminar
  27. Bukowski es un ejemplo de que en Literatura unos pocos pueden hacer exáctamente lo que les da la gana.

    ResponderEliminar