15 jul. 2011

El señor Sommer

Increíble que el novelista de El perfume Patrick Süskind fuera el mismo tipo que escribió La historia del señor Sommer. ¿Cómo se come? El ser humano es insondable. El perfume es una novela total, el relato o novela corta La historia del señor Sommer comparte algo, es total, también. Un pequeño libro entre el absurdo, el humor y la infancia. Y para colmo, el libro cuenta con unas delicadas ilustraciones de Sempé. Pasan los años y recuerdo las historias del señor Sommer como si fueran hoy y olvido otros de los llamados grandes libros. Hoy se puede comprar el libro en edición en papel o bien como ebook en pdf, mobi, epub, etc.
señor sommer libro epub pdf

Pero a su manera. Es un cuento de niños repleto de alegorías para mayores. Una reflexión sobre el vivir, que debajo de las apariencias esconde las formas de la tristeza y la melancolía. Pero a la vez es un canto a la vida, una voz de niño modulada por un adulto dotado para el arte de la literatura. ¿Y quién es este Patrick Süskind que vive escondido del mundo, que no concede entrevistas ni recoge premios ni asiste al estreno de sus películas…?

«Pero el señor Sommer no se dio por enterado. Siguió su marcha, imperturbable. Me pareció que movía un poco los labios y murmuraba una de sus incomprensibles respuestas. Pero no se oyó nada, quizá fuera que los labios le temblaban de frío.»
Da igual. Ahí están las Historias del Señor Sommer. Más de lo que parecen. Mucho más.

«Ese señor Sommer tiene claustrofobia —dijo mi madre mientras cenábamos, hablando de la tormenta y del encuentro con el señor Sommer—. Tiene una claustrofobia grave, y eso es una enfermedad que te impide estar tranquilo dentro de tu habitación.»
Recuerdo que el actor Pep Tosar realizó con gran éxito un monólogo sobre el Señor Sommer. En otros paralelos tropicales conocí brevemente a Tosar. Un día me contó que jamás había fallado a su cita con los tablones del teatro. Una tarde que tenía representación, tuvo un accidente de moto. Una vespa, si mal no recuerdo. Le pincharon un chute de cortisona en el hospital y no canceló la función. Qué tipo este, Tosar. Y que tipa esta, la cortisona.

Por su parte, en algún lugar, el señor Sommer sigue caminando, incansable. Quizás yo le siga algún día, también.
señor sommer pdf epub


Share/Bookmark

10 comentarios:

  1. No tenía ni idea de este libro....pero no es mi momento de libros sobre reflexiones. Lo dejo para épocas con más optimismo ^^

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  2. Buenas.
    Quizá no lo expresado bien. Leer El señor Sommer es un placer. Las reflexiones viene solas. No es un libro pesado para nada, de verdad, aunque parece literatura infantil, ¡es una delicia!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. El perfume es uno de los libros que más he disfrutado leyendo y por ende, su autor, de mis preferidos. Erróneamente pensé que Süskind se había pasado a la literatura infantil y no me interesé por éste pero, si tú lo recomiendas, será mi próxima adquisición.

    ResponderEliminar
  4. Libro apuntado para leer.
    Gracias por comentarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído.
    Lo haré.
    Me han entrado ganas de leerlo.
    Lo de Tosas es de nivelón.

    ResponderEliminar
  6. No lo he leido, monsieur, pero por lo que usted nos cuenta parece que no es lo que cabría esperar después de haber leído El perfume. Mucho mejor que nos sorprendan.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Lo he leído y como bien has dicho tú las ilustraciones de Sempé- para mi gusto una maravilla- le dan un toque aún mejor, a esta pequeña joya.
    ( Si te gusta la ilustración te recomiendo a uno de mis preferidos - aunque muchas veces demasiado macabra- Edward Gorey)
    :)

    Saludos desde una trinchera en reformas!

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    Gracias por dejar un comentario. He llegado a una conclusión, la literatura es prácticamente infinita. Por suerte nuestra, claro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. chatnoir,
    He disfrutado como un enano con las ilustraciones de Edward Gorey. Qué pasada, qué maravilla. Esto sí que es un descubrimiento.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar
  10. Me apunto El señor Sommer. El perfume me fascinó

    ResponderEliminar