17 ago. 2011

La Selva Esmeralda

John Boorman firmó una de sus mejores películas con esta La Selva Esmeralda (The Emerald Forest, 1985), un film de aventuras y mucho más. El cineasta británico retrató una epopeya tan entretenida como profunda, por su mensaje a la vez humanista y ecologista. ¿Qué es el hombre?, y, ¿qué hace el hombre con su entorno?
películas aventuras
Se habla de clásico de defensa de la vida indígena y de crítica a la desforestación del Amazonas, que 26 años después sigue vigente. Por encima de todo, La Selva Esmeralda es una obra cinematográfica amena, bella, entretenida y épica. Ahí está su final trepidante.

El argumento es simple. ¿Para qué, a veces, guiones tan enrevesados? El ingeniero encargado de construir una gran presa en el Amazonas pierde a su hijo en la selva y lo busca durante 10 años. Ha sido secuestrado por la enigmática tribu de los invisibles. El chico, el buen salvaje, mientras tanto vive feliz y asimilado en la selva. Es un guerrero más en su tribu, donde se ha casado y ha encontrado el equilibrio del hombre y la naturaleza. ¿Para qué volver, para pagar facturas? Yo, desde luego, no saldría de la espesa fronda para nada, y lanzaría mi telefonino en alguna catarata, ¡qué se lleve la civilización y sus condenas bien lejos! Para los indios de la película, somos los termitas. Si la veis, inevitablemente pensaréis en Avatar (James Cameron), que se inspiró, en parte, en la obra de Boorman.


No sólo por la belleza del paisaje vale la pena ver la película. Se retrata las costumbres de una tribu mágica que quizás jamás existió, pero sí hay referencias antropológicas y míticas. Así, en la ceremonia del paso a la edad adulta, el chamán provoca un viaje místico en el joven a través de un potente alucinógeno. Es el mito de la transformación, tan presente en muchas religiones y mitologías, como la nórdica. Cada persona tiene un animal y unas habilidades que lo representan. ¿Les suena esto a los amantes de las novelas fantásticas? Sí, al igual que los magos (muy nórdicos, también) de Terramar, los guerreros invisibles pueden transformarse, aunque solo en viajes místicos.
Vi la película hará demasiado. Su recuerdo es fresco, en lugar de arenoso y manchado como la mayoría de obras que he leído o visionado. Casi todo se olvida. Eso sí, no es una obra redonda, y tiene esas tonterías de “basado en hechos reales”, y el protagonista es el hijo del director, (¡vaya cásting!), aunque haga un trabajo soberbio. Y por cierto, nunca supe más de él.

Recordar que en la filmografía de Boorman está la bienhallada Excálibur, de la que hablé, también hace un rato. Los links están en la pestaña de "Libros y Cine".



Abstenerse: si crees que “Amazonas” es un after junto a una gasolinera del Baix Llobregat.

Recomendable: vaya, hombre, ¿tienes algún plan mejor esta noche que no sea ver una de las grandes películas de Boorman? Si la respuesta es afirmativa, considérate un tipo con suerte o un condenado a las galeras del Barça-Madrid.

Puntuación: 7,33 (con su permiso, madame...)


Share/Bookmark

15 comentarios:

  1. Esta peli marcó mi infancia y la vi como una docena de veces, sigue impresionándome. Ya no hacen pelíoculas como ésta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la recomendación. Suena interesantísima, además de que confío en vuestro consejo.

    Saludos, Igor!

    ResponderEliminar
  3. Tuve el placer de verla y realmente es magnífica,Igor.
    En cuanto a mi entrada ,hay mucha mala gente por estos lares,pero ya estoy acostumbrada.
    Besos y cuídate.

    ResponderEliminar
  4. Ostres! no la recordaba y ahora que lo pienso, se que la encontré muy buena!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Una docena de veces! Qué fuerte.
    La peli que he visto más veces es Blade Runner, 8, creo.

    Es difícil ver pelis como ésta, hoy, sí. snif.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja me ha encantado tu final. Creo que la tengo que ver! Me ha enganchado sólo el argumento :)

    ResponderEliminar
  7. Pues habrá que verla, pero ahora estoy de fiestas y entre bailar, dormir y comer, no hay tiempo para las pelis. A partir del próximo lunes me pongo. I promise ;)

    ResponderEliminar
  8. Apuntada. Vi "Excalibur" por tu recomendación y me pareció fantástica, así que espero algo bueno ;)

    Un saludo, y gracias :)

    ResponderEliminar
  9. Ah, pues mire, esa no la he visto. No sé por qué la dejé pasar, con lo que me gustó Excalibur. Bueno, menos mal que usted me la rescata del olvido para poder echarle un vistazo.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. No estoy segura de haberla visto. Me la apunto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Que escena!!!

    Impresionante.

    No la recordaba, no lo entiendo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Tampoco la he visto ;(.
    Triste es la deforestación del Amazonas(quizás algún día se nos perdone). Y no es de extrañar que muchos pueblos indígenas y culturas tradicionales no dejen de idear fórmulas para hacer frente a las amenazas a su autonomía, identidad y sustento. Como siempre, la otra cara de la globalización.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Empiezo a pensar que solo recomiendo pelis viejas, pero, ¿qué me pasa? Pondré el despertador para mañana media hora antes.
    Saludos.

    ResponderEliminar