28 dic. 2011

Canto Hermoso de la Bruja

Sacrificio TAONOS (XVIII)
Saga Fantastica
18 de 19
historias fantasticas
Emblema, by Igor.

El relato de Taonos o Gargantas del Diablo llega a su final. El próximo es el último capítulo de esta historia épica y mágica.

   El barullo de los primeros tanteos del asedio continuaba, a la vez que un puñado de hombres decidía el destino de todos. Nadie se atrevió a responder a las súplicas, a las promesas del oficial al mando, hasta que un arquero de rostro grande y pelo corto y canoso exclamó:
—¡Pestes! Tengo cinco bastardos que se morirán de hambre si no salimos de ésta. Contad con mi arco, señor.
Otros dos arqueros también se presentaron como voluntarios, y hasta un cuarto quiso unirse al grupo. Entonces el gobernador de la Marca Sur, levantó una cajita de madera negra, repujada con arabescos de plata. La caja emitía sonidos extraños, como si alguien estuviera rascando la madera desde dentro. Ignorando los dardos de los enemigos, el veguer se erigió, y muy derecho se acercó a los tres para besarlos en las mejillas con gran emoción, en un último acto de homenaje.
—Sólo el metal abrasador puede herirla. Calentad las puntas de vuestras flechas en esos braseros… Y, ahora, cerrad los ojos. Debéis tragaros esto —dijo, señalando la cajita negra. Algo se caracoleaba, algo raspaba las paredes lisas de la caja.
Les susurró unas palabras al oído, antes de que los rostros de aquellos tres parecieran perder la sangre, antes de que su piel se marchitara como una rosa en invierno y sus labios se cerraran para no volver a abrirse. A los que presenciaron la transformación, se les encogió el corazón, tocados por un horror remoto. Aquellos que quizás los salvarían no parecían oír, ni sentir, y sus ojos helados atendían a algo invisible en la negrura. El veguer, conmocionado, se apartó de ellos, sabedor que ya no se encontraban ni en este mundo ni en el otro.
Los últimos dardos lanzados por los montañeses picaron contra la piedra de las almenas y no los siguieron más. Un canto hermoso amaneció del bosque oscuro y la dama apareció, radiante, frente a las puertas de Taonos. Como un espectro de hiriente blancura, su luz parpadeaba, oscilante, bajo los muros. Los guerreros de las llanuras no la hostigaron. Se limitaron a contemplarla, cegados, colmados ante su belleza terrible, embelesados por su voz antigua, eterna, quizá verdadera.
Quedan UN fragmento para acabar el relato de Taonos.

Share/Bookmark

15 comentarios:

  1. hasta ahora sucede así, los que tienen alguna influencia, poder o prestigio se valen de él para engañar a los incautos y necesitados.

    Un gran abrazo y ¡¡FELIZ AÑO!!

    ResponderEliminar
  2. Se aproxima el final y me tienes expectante.
    Maravillosa esa luz procedente de la dama....
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Inquietante cajita, monsieur. Algo que anuncia el ya próximo final.

    No me despido aún hasta el año nuevo, porque intuyo que nos dejará la última parte antes de esa fecha. Lo tiene todo bien medido!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Ah, la cajita reptante. Efectivamente, mañana subo el final de la historia para darle un lazo a este 2011 tan caótico, en el que las portadas de los medios de comunicación se han llenado de diferenciales y nos han convertido a todos en grandes expertos en macroeconomía. Pero, bueno, para eso estan los cuentos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ME han entrado ganas de aprender a tirar con arco

    Salute!

    ResponderEliminar
  6. oh... qué hermoso y poético. Menos mal que nos quedan los cuentos. Belleza terrible, voz antigua. La admiro.
    Bs

    ResponderEliminar
  7. Cuentos sacados de la manga, mangas bordadas con hilo de oro Igor, como siempre es un placer pasarme por aquí, y ni te imaginas lo mal que llevo esto de mis ausencias por diversos motivos, en este caso laboral, pero ya casi termina el año y las fastidiosas (al menos para mí) Navidades y fiestas varias, jajaja
    Un beso enorme, un abrazo de día 1, y desearte un año 2012 con muchisimos exitos, porque te lo mereces todo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Igor, espero el final Por ahora mis mejores deseos para el año proximo. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Igor: ¡qué bien se aprecia el ritmo en los últimos 6 renglones; el ajustado y bien elegido sonido de las palabras; la cadencia allí donde recae el acento prosódico! La utilización de palabras que hablan de los sonidos que se producen ("icaron", "canto", "voz antigua") y de imágenes que se oponen como lo "oscuro" y lo "radiante", la "visión" y la "ceguera".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. "Cualquier ángel es terrible". Y supongo que el precio a pagar será amargo...¡A ver cómo acaba!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Desejo um feliz ano novo, para você e para toda sua família, e que Deus venha te abençoar ainda mais.
    Salviano

    ResponderEliminar
  12. Es todo un placer poder compartir este relato y ver que gusta, que distrae.
    Pilar, confesión. Muchas cosas que señalas tienen más de intuitivo que de racional. Supongo que son rastros del mundo de la poesía.

    Todos los ángeles son terribles, incluso los cándidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Se me encoje el corazón por esos tres arqueros.

    ResponderEliminar
  14. Pobres arqueros sacrificados... En fin, o eso, o perecer.

    ResponderEliminar