1 mar. 2012

Rosseti, la mala leche poética

El poeta británico Dante Gabriel Rossetti dejó escrito:
¿Qué hombre se ha inclinado sobre el rostro de su hijo para pensar
cómo esa cara, ese rostro se inclinará sobre él cuando esté muerto?
¿O pensó, cuando su propia madre le besaba los ojos,

lo que habrá sido su beso cuando su padre la cortejaba?
 
La vida, tras leer esto, ya no vuelve a ser la misma.



Share/Bookmark

11 comentarios:

  1. Jajaja,de la primera frase aún no puedo opinar, ahora bien, la segunda es inevitable. No me diréis ahora que estoy tan loca como él y nunca lo habéis pensado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabrita de niño Jesús. No lo había pensado nunca, hasta leer el poema. A mi hija la empiezo a mirar con cierto recelo, ja, ja.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Bueno, no sé si tanto, monsieur. Lo indudable es que hoy se ha levantado usted inmerso en un delicioso prerrafaelismo.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Pues yo si lo había pensado, al menos la segunda :)

    ResponderEliminar
  4. El retrato de Rosseti que ilustra la entrada es de William Holman Hunt, un prerafaelita, sí. Rosseti también lo era, ¿no lo podrías poner de moda, madame?
    ¿Y fundar el partido de los merovíngios y arrasar los partidos centrales? Sólo nos falta un programa.
    Buen jueves.

    ResponderEliminar
  5. De la primera frase no digo nada porque no tengo hijos jejejeje, pero en cuanto a los padres, antes de padres fueron hombre y mujer, sus besos serían muy distintos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. La vida no vuelve a ser la misma porque hay versos, palabras, que la cambian para siempre.
    Éstos son tremendos.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Como dice madame, muy prerafaelita estabas tú, y ya sabes que yo siento una cierta (no mucha) debilidad por ese movimiento artístico, por llamarlo de algún modo.

    Reflexionaré sobre esas palabras, sobre todo sobre la primera pregunta, porque la segunda no me interesa demasiado, la verdad.

    Saludos con buen tiempo y ¿buena cara?

    P.S.: Tengo que buscar a ese Rossetti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dissortat, ¡el sol es un gran aliado! Quema las angustias.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Crudelísimo. La verdad, nunca lo había pensado...pero creo que tiene razón, aunque sea de ese tipo de la qu prefieres ignorar.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Joder, qué bueno.
    Me gusta mucho este tipo de poesía carente de pudor.
    ¿Esto no tenía un nombre, cuando casi roza lo desagradable?

    ResponderEliminar