25 jun. 2012

El gato de la jungla y el ataque de la serpiente

¿Se necesitan 150.000 euros para hacer un poco de cine? He aquí un vídeo sobre el grandullón gato de la jungla realizado por una productora rusa en la tierra mítica de Israel. Los gatos de la jungla recuerdan a los linces y son más corpulentos y pesados —y listos, lamento decir—, que Rommel, mi British Shorthair que hace medio siglo os presenté.

Un felino que he conocido gracias al juego de mesa para niños llamado Fauna, que recomiendo. Hay decenas de felinos fantásticos y poco conocidos: el leopardo de la nieves, el serval, el ocelote, el gato de agua...

Atención al vídeo. Una maravilla. Y además, los actores no son ni conocidos, ni caros, ni trabajan en series baratas que tanto abundan en televisión. Cuidado con la serpiente nadadora.

Share/Bookmark

8 comentarios:

  1. Que preciosidad de documental. Por cierto al principio la primera presa, en el lago Tiberiades, es un siluro, pez depredador,introducido, no se saber por quién, que ha llevado de cabeza estos días a los pescadores y autoridades de mi tierra por haber encontrado uno en la Albufera. Son, dicen, muy agresivos, llegan a alcanzar más de un metro y atacan todo lo que se les pone "a mandíbula", hasta patos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Aclaro: cuando puse introducido, me quise referir a aquí, que allí no se si es fauna autóctona.

    ResponderEliminar
  3. Es una preciosidad, ¡y qué calidad de vídeo!
    Hombre, en el río Ebre conocen bien los siluros. Los introducieron los pescadores alemanes en los 60's y 70's y hoy son la cúspide alimentaría en ese ecosistema. Un desastre. Aunque no son agresivos. He visto vídeos de su pesca. Son manosos. Un bicho de metro y medio que apenas se mueve.

    Malo si están en la Albufera. No tienen competidores.
    Solución: contratar una legión de gatos de la jungla....
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. M'encanten els gats, i aquestes espècies salvatges guarden l'essència felina en estat pur. El meu pobre gat casolà se li posaria el pèl de gallina davant seu. Un documental impressionant!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos, pobres, se echarían a nadar, incluso.
      Nada, estos son supergatos.
      Besos.

      Eliminar
  5. Qué chulada. Hay que ver qué reflejos tiene el felino, parecen eléctricos. Me ha hecho gracia lo amistosos que estos gatos son con el agua, que es casi su elemento.
    Yo no soy ningún entendido en biología, pero imagino que cuando un bicho alóctono es sumergido en un medio ajeno a él, se convierte en el rey del mambo. No hay quien lo pare ni le resista (soy leyenda, dice la trucha común).

    ResponderEliminar
  6. Ja, ja. Pobres truchas. Adiós a las carpas, también.
    ¿Quién introdujo los siluros en el Ebre? Los pescadores alemanes, padres del euro.... Ya desvarío.

    ResponderEliminar
  7. Diez minutos de imágenes muy hermosas, con la sobrevivencia de fondo y la elegancia de gestos a cada segundo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar