19 sept. 2012

Bajo el signo de Onar


literatura fantastica
Este libro es una bomba. Es ágil, dinámico y me divierte. Tiene aliento, arden las páginas. No me reconozco. Seguramente me he dejado llevar mucho más. Con la pluma suelta se escribe mejor. Como mínimo, es más trepidante que el primer libro de Vamurta.
Intento contener la mala influencia de la euforia. Estoy contento. Dando el primer repaso a la tercera parte del segundo libro de Antigua Vamurta, que cierra esta larga aventura. Luego vendrán más repasos y pulidos, claro.

Aviso y petición a los lectores. Léanse los relatos de Antigua Vamurta. No son indispensables las historias cortas para entender este segundo libro de Vamurta. De hecho, obviamente, habiendo leído el primer libro es suficiente. Pero los relatos ayudan. Los conecto con la trama de la novela, enriqueciendo este nuevo universo.

Bajo el signo de Onar, feliz escribiendo.

nueva fantasia


Share/Bookmark

18 comentarios:

  1. Me n'alegro moltíssim! La veritat és que tinc pendent el món Vamurta... no sóc gaire lectora de literatura fantàstica però coneixent-te segur que és bona literatura. I si este libro es una bomba, no el vull deixar escapar. Una abraçada i molta inspiració :)

    ResponderEliminar
  2. Estás creciendo, Ígor, a pasos agigantados.

    ResponderEliminar
  3. Olé. Es normal que con la práctica, aguces el filo y afiles el oído. Mucho ánimo para ti, y yo a leer. dale duro :)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Espero que os guste, os entretenga, y ya si os hace soñar, ni que sea un poquito, será total.
    Empezando a ver la luz.

    Ya veréis. Esto chisporretea.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Saps quina és la divisa de les meues armes? Doncs jo t'ho dic: EXPECTANT

    Com veus sempre espere (en el bosc, en el blasó...), però algunes vegades esperar val la pena.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  6. Si usted piensa que es una bomba es porque escribiéndolo se lo ha pasado así, bomba, que es la mejor manera de pasárselo haciendo cualquier cosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Genial! no hay como sentirse así mientras se escribe...yo diría: "imparable" en hora buena.

    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    Uno se queda tranquilo. Hoy dormiré como un niño. En realidad, todo esto tiene una importancia relativa, ya lo sé. Pero acabo. Sé que, al menos, la historia quedará bien sellada. Y eso me pone contento, sentir que progresa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Leí este verano Antigua Vamurta, me gustó mucho, más de lo que pensaba en un principio. Expectante espero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La pluma suelta...¡qué deleite! Como el correr del agua cristalina de la acequia; pero cuando esto ocurre es porque la alberca de donde parte se ha ido llenando con esfuerzo y tiempo, o el manantial es muy vigoroso.
    Enhorabuena y a seguir trabajando y divirtiéndose.

    ResponderEliminar
  11. Suerte en la aventura, espero que sigas con ello y que vea pronto la luz. Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Estoy deseando leerlo. Tu pluma es misteriosa y genial.
    Tienes aquí una fan.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Ya llevo más de tres años con este segundo y último libro. Claro que no al 100%, si no, me pegaría un tiro en la cabeza.
    Viendo como está quedando, ha valido la pena, aunque se venda mucho o poco.
    Saludos, y gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  14. hola, quiero decirte que me gusto mucho tu blog, ya tienes un nuevo seguidor.
    ___________________________________

    Fotomontajes Gratis

    ResponderEliminar
  15. Felicidades Igor, te deseo mucho éxito con tu nuevo libro!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Y yo que todavía no me leo el primer libro. Te deseo el mejor de los éxitos, Igor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hombre! Enhorabuena por este paso que has terminado. Ahí andamos, pues, esperándolo ya.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por los ánimos, dafd. Me queda lo feo, corregir. Aunque tiene una parte hermosa, ir cincelando lentamente el busto, que ya tiene forma, ¡y hasta ojos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar