21 nov. 2012

Microrrelatos Paràsits Mentals de Sergi G. Oset


nuevos autores ciencia ficcion
Sergi G Oset
De hecho, Sergi G. Oset me enseñó sin saberlo la importancia que pueden tener los microrrelatos. Y su peso. En el libro de “Paràsits Mentals” (Parásitos Mentales), novedad literaria, este escritor barcelonés usa una estructura similar a Internet o una red neuronal a fin de contar historias, de narrar y, también, dar una versión con voz propia de la realidad. Son muchos los microcuentos o microrrelatos que embotellan los aromas de nuestros días. Trabajo interconectado. Se trata de un libro en papel y en formato de libro electrónico en PDF escrito en catalán. No sufras si lees desde Ovideo, Monterrey, Caracas o Texas. He escogido algunos microrrelatos y los he traducido al español tan bien como me ha sido posible. Al final del post os cuento cómo adquirir el libro.

Náufrago
Los transeúntes miran entre sorprendidos e indiferentes como escala el muro y desaparece al otro lado.
Su hogar es un solar abandonado en una pequeña isla de la Villa de Gràcia.
Desde mi balcón, lo observo. Él va a la suya, ajeno a las miradas curiosas.
Garrafones y latas, un viejo colchón, fardos de ropa amontonada. El resto de vecinos hacen lo posible por ignorarlo, molestos porque los niños hacen preguntas incómodas.

Nàufrag

Els vianants miren entre sorpresos i indiferents com s'enfila pel mur i desapareix a l'altra banda.

Casa seva és un solar abandonat en una petita illa de la Vila de Gràcia.
Des del meu balcó, l'observo. Ell fa la seva, aliè a les mirades curioses.
Garrafes i llaunes, un matalàs vell, farcells de roba amuntegada. La resta de veïns fan el que poden per ignorar-lo, molestos que els nens facin preguntes incòmodes.

ciencia ficcion
Pensaba uno que los microrrelatos son disparos secos, balas que cruzan el cielo hacia una diana incierta, pero pueden ser mucho más que eso. Dice el autor en la contraportada del libro que todas estas historias hiperbreves tienen la intención de “describir obviando la paja”. Los define como “parásitos mentales” pero leyéndolos llegué a la conclusión que, como un pintor que desestructurara la realidad, esta nos es devuelta en mil pedazos, en pequeños cristales rotos que reflejan esta sociedad y mundo en crisis que nos ha tocado vivir. Y así vuelve a aglutinarse. Y a veces no solo eso, algunos cuentos y relatos se decantan por la ciencia ficción, tanteando en ese futuro que se resiste.

Primer contacto
—¡Todos somos criaturas de Dios! —lloriqueaba el Rector de Vallfogona; los hombrecitos verdes lo observaron sin entender nada, amartillando las pistolas láser.

En esta telaraña de relatos a veces hay humor, otras ironía, observaciones directas de la realidad y el drama que nos envuelve, casi, casi invisible. De hecho, soy de la opinión que los escritores deberían ser buenos observadores de la realidad. A veces, hay más historia real en la literatura que en los oficiosos libros de historia, y ahí está Archipiélago Gulag para atestiguarlo. En Paràsits Mentals se halla la realidad más actual.

Déjà vu
Muestra a los clientes los mismos apartamentos que alquiló años atrás, y que, hoy, la crisis ha vaciado.
Cocinas sucias, alicatados partidos, bombillas fundidas y paredes aconchadas. No eran más que lugares de paso.
Todo es más viejo, más triste, como él mismo. O quizá siempre haya sido así.

Déja vu

Mostra als clients els mateixos apartaments que llogava fa anys, i que, ara, la crisi ha buidat.
Cuines brutes, alicatats trencats, bombetes foses i parets escrostonades. Només eren llocs de pas.
Tot és més vell, més trist, com ell mateix. O potser sempre ha estat així.

Contador a cero
El 03 de junio, un grupo de cosmonautas se encerró voluntariamente en la cámara aislante para simular el primer viaje a Marte.
Tras 555 días, la compuerta estanca se abrió automáticamente con un leve susurro.
De ella no salió nadie.
En el exterior, tampoco quedaba nadie para preguntar qué era lo que había fallado.

Asno de golpes
No fue capaz de prever. ¡Andaba detrás la pandilla a una distancia prudencial!
Cuando quiso darse cuenta, ya se encontraba dentro del container de basura y no lo dejaban salir.
Las collejas, los insultos y las humillaciones formaban parte de su adolescencia.
¿Cómo explicaría las manchas en el chándal y aquel pestazo sin recibir más hostias?



Aquí os dejo el enlace de compra en formato de papel y como ebook: Paràsits Mentals. 
¡Buen provecho!



Share/Bookmark

15 comentarios:

  1. Una recomendación extraordinaria ¡Gracias Igor!

    ResponderEliminar
  2. Pues si esta en catalán, y te digo que no lo compraré, porque no lo entenderé. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan esos fogonazos que producen los microrrelatos bien escritos. Hay algo de minimalismo y de esencia. Las pinceladas imprescindibles para trazar una historia o agitar una conciencia, el resto lo ponemos los lectores. Muy buena muestra del género. Yo sigo microrréplicas, el blog de Andrés Neuman, muy interesante también. Gracias Igor!!

    ResponderEliminar
  4. Están muy de moda y créame, que de todo hay. Es un "género" más difícil de lo que puede parecer. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. En lo extractado lo bueno y lo malo toma más fuerza; cada palabra, cada frase, pesa más.
    Me gustan los microrelatos, pero sin preferencia destacada. Un buen vino no exclute un concentrado licor; la apetencia del momento manda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    quizá peco de optimismo, pero a lo mejor puedes añadir los textos en catalán sin desorganizar mucho la entrada. Yo tampoco lo comprendo, pero de vez en cuando hablo con amigos catalanes y les pregunto cosas, en fin, que las lenguas son extraordinarias y quizá, siendo también románica, veamos en el original del microrrelato algún detalla que sólo podríamos apreciar en el idioma de origen.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Mauro.
      Si este fin de semana tengo un rato, añado los microcuentos o microrrelatos en catalán. Sí, siempre se pierde algo en las traducciones.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Aquest Sergi, sempre fent de les seues. Sens dubte serà un èxit.

    Salutacions

    ResponderEliminar
  8. Son muy buenos, me gustan los dos oriendtados a la ciencia ficción, en especial al segundo, me recuerda a "Asnos estúpidos", el de Asimov :)

    ResponderEliminar
  9. Los microrelatos me dejan la misma sensación que algunos cuadros abstractos. A diferencia de la novela o el realismo, creo que lo que veo no es principalmente una ventana a la mente del autor, sino a la del lector. Como conmigo ya paso bastante tiempo, generalmente prefiero lo contrario.

    ResponderEliminar
  10. ¡Oh! Lo he leído dos veces y me he quedado dándole vueltas. No sé qué decir. Es una posibilidad lo que apuntas, para mí, novedosa.

    ResponderEliminar
  11. Salve, ¡IGOR CELESTIAL!
    Qué mala suerte, hay un concierto en tu ciudad al que habría ido sin pestañear... ¡¡APROVÉCHALO!! http://www.ticketmaster.es/nav/es/musica/barcelona/palau_de_la_musica_991q/alabama_gospel_choir/index.html

    a ver si encuentro algo para después de enero...

    ResponderEliminar
  12. Vaya, ese último micro es realmente desarmante y conmovedor.
    Espero que el autor tenga suerte.

    ResponderEliminar
  13. Escribir microrrelatos es todo un arte. A mi personalmente no se me da tan sencillo, al menos las veces que lo he intentado. La traducción que pones acá no me parece mal, aunque sigo prefiriendo los relatos más extensos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Igor por esta reseña, eres muy grande nen! Y gracias a todos por vuestros comentarios.
    Sí mañana estáis por Barcelona, os gustan los zombis y queréis ver un buen espectáculo (y gratis) quedáis invitados a la presentación de mi nuevo libro “Alfa i Omega” (está vez escrito en catalán, castellano e inglés), junto con la presentación del cortometraje “Corpus Earthling” y el nuevo CD de Midnight Zombie Alligator “Nova Sico”.

    http://www.midnightzombiealligator.com/noticias/concierto-30-11-12.html

    Perdón por el spam. ^_^

    ResponderEliminar