25 jul. 2014

Mundo Disco, la fantasía épica irónica

la fantasia epica ironica

Confieso que leí un par de libros de Terry Pratchett por morbo, por saber como se lo montaba el autor para hacer una saga y un mundo de fantasía épica en clave irónica. Llegué a este mundo fantástico con expectativas bajas y quizá por ello me sorprendió en positivo. Las novelas en clave fantasía irónica de Mundodisco son un placer y un divertimento. No te hacen soñar, pero te hace reír, algo que tiene mucho mérito.
 

El color de la magia (1983) fue la primera de las novelas de esta saga que tiene, ¡40 títulos! Dios mío, pero ¿acaso no duerme Ferry Pratchett? ¿Hay alguna churrería cerca de su casa? En cualquier caso, este tipo, que como Homer Simpson trabajó en una central nuclear antes que sus libros le permitieran dejar tan apasionante labor, ha sabido reinventar un género cuyos cánones a veces son muy férreos. Y lo hizo por la vía de la parodia. Los libros de la saga Mundodisco pueden encontrarse en librerías y en Internet, como ebooks en epub, mobi, pdf y kindle en Amazon, la web de Casa del Libro y en Barnes and Noble.


libros fantasia epica epub y pdfSi el también británico J. R. R. Tolkien insulfó a algo que no tenía vida un aliento épico en El Señor de los Anillos, Pratchett tiró la casa abajo o más bien la allanó, puesto que el mundo inventado es un amplio territorio de tierras llanas sostenidas por cuatro elefantes cuyas patas se apoyan en un tortuga estelar, la Gran A’Tuin. Así, en Mundodisco existen magos de tercera fila más preocupados por llenar el buche que por los misterios de su escuela, ladrones tontos muy tontos y guerreros más preocupados en la extorsión que en sus supuestos ideales. ¿Una multitud de Don Quijotes en un mundo de hadas? Algo así. A mí me parece una lectura perfecta de verano, refrescante, divertida y amena.

Para hacerse una idea, lo mejor será dejar un breve extracto perteneciente a la novela Ronda de Noche.

ronda de noche de mundodisco epub
«(La Guardia se dirige a la universidad invisible, justo cuando Ridcully estaba en la bañera.)
Los agentes de la Guardia se giraron y se lo quedaron mirando. Un enorme pegote de espuma, que hasta el momento había estado desempeñando un servicio excelente a los mínimos de la decencia, se deslizó lentamente hasta el suelo.
—¿Que pasa? -dijo en tono cortante-. ¿Es que nunca habíais visto un mago o que? Un agente de la Guardia se puso firme e hizo el saludo reglamentario.
—Capitán Zanahoria, señor. Nunca, ejem, habíamos vistotanto de un mago, señor. Ridcully le dedicó esa mirada lenta e inexpresiva de quienes sufren deficiencia grave de coger las cosas al vuelo.
—¿De qué está hablando, Stibbons? -preguntó con la comisura de la boca.
—Va usted, ejem, insuficientemente vestido, señor.
—¿Como? Llevo puesto el sombrero, ¿verdad?
—Sí, señor...
—Sombrero = mago, mago = sombrero. Todo lo demás son fruslerías. Además, estoy seguro de que somos todos hombres de mundo -añadió Ridcully, mirando a su alrededor. Por primera vez se fijó en otros detalles de los guardias-. Y enanos de mundo... ah... veo que también trolls de mundo... y... mujeres de mundo también, parece ser... ejem... -El archicanciller guardó un momento de silencio y luego dijo-: ¿Stibbons?
—¿Si, señor?
—¿Serías tan amable de subir corriendo a mis aposentos y traerme mi túnica?
—Claro, señor.
—Y entretanto, te ruego que me hagas el favor de prestarme tu sombrero...
—Pero si ya lleva usted puesto el suyo, señor -dijo Ponder.
—Así es, así es -dijo Ridcully despacio y con cautela a través de su sonrisa rígida-. Y ahora, señor Stibbons, además, ahoramismo, quiero queusted, de hecho, me preste a, su sombrero, por favor.
—Oh -dijo Ponder-. Esto... sí... »




Share/Bookmark

8 comentarios:

  1. Sin duda debo darle una nueva oportunidad, porque lo cogí sin demasiadas ganas hace ya algunos años y no llegó a entusiasmarme ni pude apreciar todo el sentido de la ironía de Pratchett... Pero creo que se trató más bien de la elección del título en cuestión, porque en todo este tiempo no he parado de leer maravillas sobre el autor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Mundo disco te ríes. Ya por eso se debería de comprar los libros. Pero es que, raro-raro, es un libro de fantasía épica. Y además entretenido. Te pasan las horas volando. Saludos.

      Eliminar
  2. Y no te olvides que desde que le diagnosticaron Alzheimer en el 2005 ha escrito una novela al año y varias colaboraciones.

    Tengo una de sus obras regalada y sin tocar en la estantería, detalle de mi otra mitad que si devora sus obras. Pero no me atrae. Le sigo más por su defensa del suicidio asistido que por sus escritos.

    ResponderEliminar
  3. Buenas,
    Insisto en lo de lectura amena, de verano y de pasar el rato. Si llegues a este autor con la pretensión de leer una novela de fantasía convencional, seria, el chasco es inmenso. Es un pasatiempo Mundodisco, pero creo que también un digno entretenimiento y hasta mejor que algunos libros serios de fantasía épica. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. En un sentido general, casi desde que la fantasía épica nació, también vio la luz su caricaturización.

    ResponderEliminar
  5. Pues muy posiblemente, al momento de nacer la fantasía épica nació la parodia. Es un género que me encanta cuando es bueno, pero tiene ese lado grandilocuente que si no se mesura bien....

    ResponderEliminar
  6. La saga tiene momentos impagables y muy divertidos, pero llega un momento en el que pierde frescura.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, llega un momento en el que el círculo debería cerrarse y en cambio sigue expandiéndose. Eso pasa con varias sagas de fantasía épica. No me quejo, como tú, creo que Mundo Disco tiene momentos brutales, eso no tiene precio.
    Saludos.

    ResponderEliminar