21 jul. 2015

Motores al máximo rumbo a Dune

Estás obsesionado con ese libro, dijo mi hija el verano pasado. Una novela que te obsesiona es esa que lees incluso bajo la ducha. Cada año tengo una lectura compulsiva de verano. La del 2014 fue un novelón que hoy sería censurado desde la primera página y no vería la luz, Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell. El retrato de un mundo desaparecido, devorado por la historia y la revolución industrial, la de los estados del sur y su modo de vida. Además de la bonita historia de amor en tiempos de guerra y cólera colectiva.

dune epub pdf

Este verano la lectura obsesiva es Dune, de Frank Herbert. La saga de ciencia ficción de Dune compuesta por seis novelas es considerada como la mejor o de las mejores jamás escritas. Me resistía a viajar a Arrakis porque siempre tuve la idea de que era un libro muy difícil. Y porque la película de David Lynch me había dejado muy buen sabor de boca. Nada que ver con la realidad. Maldito vox populi. Dune es una novela de lo más entretenida. Dune es una lectura feliz. Compré el libro en una librería de saldo. También está en epub, pdf y mobi para ebooks. Como la especie, Dune está en todos los lados.

Cada página del libro está  impregnado por el aroma de la especie de los desiertos de Arrakis. El sabor lisérgico se percibe en el vacío de las muchas dunas del libro. Poderes mentales, brujas, misticismo, viajes alucinados. ¿Suena mal, verdad? Pues no. Lejos de ser cargante, es un plus. No es una certeza, es una simple intuición. La cultura de los años 70 era más potente de lo que es hoy.



Y aquí llego a lo que quería contar. Frank Herbert plantea un nuevo mundo, algo difícil de digerir, y nos da un montón de información nueva sin referentes, algo que no gusta de entrada, con una estructura narrativa extremadamente liviana. Maestría, yo creo que eso es maestría.
Breves descripciones, adjetivos castrados, párrafos cortos, capítulos mesurados y abundante uso del diálogo para respirar. De otro modo al lector se le podría atragantar la arena de Dune.  Voy rumbo a Dune, con los motores al máximo. La nave acaba de partir. Dejo los primeros párrafos del libro, a modo de breve manual de cómo empezar un libro. ¡Ah! Nunca es tarde para aprender. Lo que cuenta… Dune es una novela tan buena que hasta parece mentira.

dune epub pdf

«En la semana que precedió a la partida hacia Arrakis; cuando el frenesí de los últimos preparativos había alcanzado un nivel casi insoportable, una vieja mujer acudió a visitar a la madre del muchacho, Paul.
Era una suave noche en Castel Caladan, y las antiguas piedras que habían sido el hogar de los Atreides durante veintisiete generaciones estaban impregnadas de aquel húmedo frescor que presagiaba un cambio de tiempo.
La vieja mujer fue introducida por una puerta secreta y conducida a través del abovedado pasadizo hasta la habitación de Paul, donde pudo observarlo un instante mientras yacía en su lecho.
A la débil luz de una lámpara a suspensor que flotaba cerca del suelo, Paul, medio dormido, distinguía apenas la voluminosa silueta inmóvil en el umbral, y la de su madre, un paso más atrás. La vieja mujer era como la sombra de una bruja... con sus cabellos como tela de araña enmarañados alrededor de sus oscuras facciones y sus ojos brillando como piedras preciosas.
—¿No es un poco pequeño para su edad, Jessica? —preguntó la vieja mujer. Su voz silbaba y vibraba como la de un baliset mal afinado.
La madre de Paul respondió con su suave voz de contralto: —Es bien sabido que entre los Atreides el crecimiento es algo tardío, Vuestra Reverencia.
—Se dice, se dice —siseó la vieja mujer—. Pero ya tiene quince años.
—Sí, Vuestra Reverencia.
—Está despierto y nos está escuchando —dijo la vieja mujer—. Astuto pillo —se rió—. Pero la nobleza necesita de la astucia. Y si es realmente el Kwisatz Haderach... bien...
En las sombras de su lecho, Paul entrecerró los ojos hasta reducirlos a dos líneas. Dos óvalos brillantes como los de un pájaro, los ojos de la vieja mujer, parecieron dilatarse y llamear mientras se clavaban en los suyos.
—Duerme bien, astuto pillo —murmuró la vieja mujer—. Mañana necesitarás de todas tus facultades para afrontar mi gom jabbar.»



Share/Bookmark

7 comentarios:

  1. Acabé de leer Dune antes de acabar de escribir esta breve entrada. Curioso. Debe ser el calor de Arrakis.

    ResponderEliminar
  2. Dune. Hace años leí el primero y no continué la saga. Pero era entretenido y, en algunos aspectos como el ecológico, curioso como el cuidado por el reciclaje, incluso de la humedad corporal. Lo que sí agradecí fue la total inmersión en el mundo que describía. Tal como me pasó un poco antes con la novela de Tolkien. Aunque sea paradójico, esa solidez de la ficción que termina por adquirir el realismo de lo plausible es lo que la dota de veracidad, y de no estar leyendo un disparate. Desde luego es una gran lectura. Y Lo que el viento se llevó también con ese colapso de todo un mundo, como bien dices.

    ResponderEliminar
  3. Hay el mensaje ecológico radical (¿hemos mejorado desde entonces?) y esa obra sólida, imaginativa y muy entretenida. Ciencia ficción creíble, siendo increíble. Es verdad, ahí está la magia de Dune, sustentada por toda esa osamenta que la hace lógica. Como Tolkien y pocas otras obras de literatura fantástica. Leí que la escribió, tras varios fracasos, en un par de años. Me resulta alucinante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cuando un libro te atrapa de esa manera hay que leerlo, sobre todo después de tus reseñas. Gracias

    ResponderEliminar
  5. No la he leído.
    Me apunto la recomendación.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Y Dune se lee fácil, que conste. Sí hay algún fragmento denso, pero la trama vuela como un pajarillo en primavera. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Además de ser un interesante libro de Ciencia Ficción, además de estar bien contado, además de tener un trasfondo rico, además de tener ritmo... pues además resulta que ha envejecido muy bien.

    ResponderEliminar