18 dic. 2015

Esplendor en la hierba, según Wordsworth

natalie wood
poema esplendor hierbaSi alguien dice “esplendor en la hierba”, los no tan jóvenes pensamos inmediatamente en Natalie Wood, la trágica Natalie Wood, y casi nadie piensa en William Wordsworth, excepto mi madre, que a veces lo recita, y consigue de este modo que calle la boca durante las comidas familiares y me concentre en algo.

Esplendor en la hierba (1961), la película, tan fina como un cabello, es una historia romántica, como Wordsworth fue un poeta romántico. La dirigió Elia Kazan y narra un cuento de amor entre dos jóvenes. ¿A alguien le falta un argumento para un libro? Ahí va uno eterno: una mujer y un hombre se enamoran y ….

Dejo un fragmento del poema Oda a la Inmortalidad de Wordsworth. Cuando uno encuentra entre la tierra removida un tesoro, lo mejor es dejarlo donde está y no añadir nada más.

«Aunque el resplandor que
en otro tiempo fue tan brillante
hoy esté por siempre oculto a mis miradas.

Aunque mis ojos ya no
puedan ver ese puro destello
Que en mi juventud me deslumbraba

Aunque nada pueda hacer
volver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores,
no debemos afligirnos
porqué la belleza subsiste siempre en el recuerdo.»
William Wordsworth



Share/Bookmark

4 comentarios:

  1. Me pasa como a usted, pienso en la película, magnífica, pese a la belleza de esos versos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Paso por aquí no solo para felicitarte las fiestas, sino también para agradecerte otros 365 días a nuestro lado, al lado de las palabras, 365 días en los que me has dejado muchas entradas sobre las que reflexionar, en las que te he visitado en incontables ocasiones para poder leerte y ver lo que publicabas, y cuando no lo has hecho, lo he echado en falta, así que te lo agradezco, no solo porque me visites, sino por lo que me das cuando yo te visito a ti.

    Tengo 547 seguidores, de los cuales estoy tremendamente orgullosa, pero paso por aquí porque para mí no sois un número, sois personas detrás de una pantalla y de un teclado que dejan su tiempo y su esfuerzo en escribir lo que creen que nos puede interesar a todos, y es de agradecer, pero no miento, no ha sido mi año y mi tiempo en mínimo, no para leeros, sino para dejar comentarios de mi paso por el blog, suelo hacerlo cuando me voy a la cama, antes de dormir, así puedo ver lo que me queréis contar, pero las cosas del móvil, hacer comentarios es una auténtica tortura y el ordenador… la vida es demasiado ajetreada para ponerse horas y horas dedicadas a comentar, supongo que no soy la única a la que le pasa y no es excusa, pero si es sinceridad, del mismo modo que de corazón deseo poder seguir acostándome cada noche y visitaros al menos otros 365 días al año.

    Felices fiestas, feliz Navidad, feliz salida y entrada de año, en definitiva feliz 2016, espero que sea pleno en todas las facetas de tu vida.

    ResponderEliminar
  3. Cómo me gustaría conformarme con la belleza de los recuerdos... pero nunca he podido hacerlo.
    Me parece poco.
    Me parece un robo.

    Saludos.

    ResponderEliminar