22 jul. 2018

El Dios Subatómico

La física, llevaba a profundidades extremas, resulta inverosímil. La química, la física, la astrología en los extremos toman aromas de teología. Hawking afirma que existe/existió (no sé yo) una singularidad. Una bola subatómica, imagino que del tipo balón de baloncesto. Un solo átomo del que nace todo. Claro, es fácil decir que ese era el átomo de Dios o la semilla del Diablo, según se mire.  El poeta británico Ted Hughes seguro que diría que ese primer átomo era Cuervo. Sea o no sea, me resulta fascinante. Transcribo la noticia tal la copié de no sé dónde, antes de que el tiempo no existiera. Pero, ¿es eso posible?

El científico británico Stephen Hawking respondió en el programa StarTalk a una incógnita que ha obsesionado a los científicos desde hace siglos. ¿Qué existía antes del Big Bang y de la aparición del universo? La respuesta de Hawking se basó en la teoría conocida como la 'propuesta sin límites'.

"La condición de las fronteras del universo… la cosa es que no tiene fronteras", le dijo Hawking a Neil deGrasse Tyson, el presentador del programa y también un conocido astrofísico.
Como se sabe ahora, el universo está en constante expansión. A medida que retrocedamos en el tiempo, el universo se contrae, y hace alrededor de 13.800 millones de años todo el universo se reducía al tamaño de un solo átomo, explicó Hawking.

Esta bola subatómica se conoce como singularidad. Dentro de esta pequeña y enorme masa de calor y energía, las leyes de la física y el tiempo tal como las conocemos dejan de funcionar.
Dicho de otra manera, el tiempo tal como lo entendemos literalmente no existía antes de que el universo comenzara a expandirse. Por el contrario, la flecha del tiempo se contrae infinitamente a medida que el universo se hace cada vez más pequeño y nunca alcanza un punto de inicio claro.
"Los eventos antes del Big Bang simplemente no están definidos, porque no hay forma de que uno pueda medir lo que sucedió en ellos. Dado que los eventos anteriores al Big Bang no tienen consecuencias observacionales, uno puede cortarlos de la teoría y decir que el tiempo comenzó en el Big Bang", concluyó el científico.

Share/Bookmark

4 comentarios:

  1. Lo que más me gusta de ver a astrofísicos, cosmólogos y demás fauna amante del pensamiento abstracto es pensar en las teorías tan complejas que lían cuando apenas hemos descubierto menos del 5% del Universo.
    Entre una raza superior que haya visto medio el Universo y un mono jugando con un ábaco estamos infinitamente más cerca del mono y, al igual que este simio, hay que ver qué bien lo pasamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sólo el 5% del Universo? Dios mío, Miércoles. Aquí uno del mundo de las letras incapaz de entender. Sí entiendo lo que dices. Como buen mono sapiens que soy. Qué miedo. Una vez vi un reportaje en tv sobre la materia oscura del Universo. Pocas veces he sentido con tanta fuerza esa mezcla de vacío y miedo.
      Realmente el Universo es como el Océano en la Edad de Bronce. La siguiente frontera.

      Eliminar
  2. "Dado que los eventos anteriores al Big Bang no tienen consecuencias observacionales, uno puede cortarlos de la teoría y decir que el tiempo comenzó en el Big Bang", concluyó el científico".
    Jeje, genial. Va una teoría: antes de ese Big bang, hubo un universo, originado en un Big Bang (que no big band) que llegó a un máximo de expansión y por alguna razón se contrajo hasta la singularidad, y así indefinidamente (bueno, ejem, el estropajo de tanto usarlo se termina estropeando). Como es un evento anterior al Big Bang no tiene consecuencias observacionales, luego no es falsable.
    Muy interesante la noticia. La física, llevada a estos extremos últimos, efectivamente tiene algo de esa parte de la teología que es la escatología (con perdón).

    ResponderEliminar
  3. Ja, ja. La escatología y la teología, rimas aparte, tienen algo muy en común. Nuestro lado más primario y esencial. Los dioses están en busca y captura desde que somos un poco más que un mono loco.
    Me mola la teoría del Big Bang de expansión-repliegue, como un tsunami. Igual es eso. Probablemente es probable como todo aquello escapa a nuestra comprensión.

    Saludos.

    ResponderEliminar