28/9/2010

Cimoc y 1984, los grandes del cómic de fantasía

Comic-cienciaficcion
Cómic de Fantasia y Terror.
El mundo del cómic es un universo en paralelo, un salto. Cimoc y Zona 84 lo eran: «el mejor cómic de Fantasía y Ciencia-Ficción», rezaba uno de los subtítulos, y con razón. Con estas dos revistas he volado y gracias a ellas se me ocurren algunas ideas. Siempre estas revistas han sido una inspiración para el mundo de Antigua Vamurta.

Siendo un chaval bajé un domingo al Mercado de Sant Antoni, en la Barcelona de avenidas desoladas de 1987, porque me habían dicho que allí vendían “fotos de actrices y de todo”, algo que puede corroborar al poco de llegar. Yo buscaba entre las decenas de tenderetes una foto de Cybill Shepherd (¡Vale! Todos cometemos errores…) y salí de allí con un montón de Cimoc y Zona 84 desnumerados.

Leer, degustar más bien, estas dos míticas revistas undergrounds, fue lo más parecido que he hecho a dar un salto en el hiperespacio. De repente, mi subgalaxia de Tintines, Astérixs, y Cavalls Fort quedó deshabitada. Sólo quería más pasta para comprar a cualquier precio esos cómics. ¿Los temas? Ciencia-Ficción, Terror, fantasía en general, fantasía épica, etc.

Hubieron otras, como Tótem o Creepy, pero Cimoc (http://es.wikipedia.org/wiki/Cimoc) y Zona 84, a mi modo de ver, fueron las más importantes dedicadas a la fantasía y a la Ciencia Ficción. Allí descubrí las historias gráficas de genios como Corben, Enki Bilal (un día hablaré de él), Pepe Moreno, José Ortiz, Duranona, Carlos Giménez, Antonio Segura, Moebius, Cothias/ Juillard y muchos más. Los tipos que dirigían sendas revistas sabían lo que se llevaban entre manos. No recuerdo una historieta floja.

Comic fantasia
Portada de Cimoc.
Leerlos me produjo una expansión mental que percibes siendo adulto, cuando ya solo das breves paseos seguidos de largas recapitulaciones. Estimuló mi imaginación como nada lo ha hecho y a la larga, me atrevería a decir, aprendí a que es posible mirar las cosas desde más de un lado. Debería llamar a la ministra de Cultura para proponerle que Cimoc y Zona84 fueran lecturas obligatorias en la escuela, substituyendo al San Manuel Bueno mártir de Unamuno, por poner un ejemplo.

Portada Zona 84.
Luego, ese maremoto silencioso que es vivir, desperdigó “mis” revistas. No puedo evitar pensar que eran iconos de una cultura descarada, fresca y al mismo tiempo muy inteligente, distinto al panorama cultural de hoy que, con excepciones, me parece un enorme huevo de oro fashion. Una bonita cáscara vacía.

Las gentes de Cimoc y Zona84 eran buenos, muy buenos. Si en un mercado o feria encontráis números sueltos, si en una biblioteca pública (que es una pastelería donde te gritan: «come toda la nata que quieras») los detectáis, etc., no dudéis, hincad el diente.




Share/Bookmark

21 comentarios:

  1. "Panorama cultural de hoy que, con excepciones, me parece un enorme huevo de oro, fashion. Una bonita cáscara vacía." Muy bueno, desgraciadamente de comics no estoy muy puesta...

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Quizás peco de pesimismo, pero es como lo siento. Quizás sea el recuerdo que no me deja ser objetivo... De todos modos, si pienso el cine de hace 15 años y el de hoy...

    ResponderEliminar
  3. Leerlos me produjo una expansión mental que percibes siendo adulto, cuando ya solo das breves paseos seguidos de largas recapitulaciones.

    Es tan cierto eso.
    Lo vemos tan distinto si lo leemos luego del paso de los años...

    Besos Igor!

    ResponderEliminar
  4. Interesante bloc, culto y profundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. También tuve que recorrer algún mercadillo para completar colecciones, aunque yo para eso de los cómocs era muy convencional. Marvel, pero los mutantes que yo creo que son diferentes al resto de héroes Marvel, sobre todo con los años. Aún sigo "E-xiles" de cada tres meses. Vestigios del pasado.

    Saludos Igor.

    ResponderEliminar
  6. Guauuuu, 1984, me gustaba.

    Había uno más antiguo que se iba más al terror, se llamaba "Dosier negro"... Tremendo, yo era pequeña y me fascinaba y horrorizaba en igual medida.

    ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola Lou, y bienvenida a este rincón. Me miraré tu site, el perfil tuyo me ha gustado.

    ResponderEliminar
  8. Dissortat,
    Que tú compres Marvel me tranquiliza, así de extraño suena, pero es así. El otro día fui a un Biblioteca Pública por primera vez en décadas y me llevé un montón de cómics y ni un solo libro.

    Hola Magda,
    Por favor, haz un post sobre Dosier Negro que no sé qué es. Fascinación, esa es la palabra que mejor define esos cómics.

    Saludos....

    ResponderEliminar
  9. ¡Oh, Igor! Yo si que me ponía ciega de Zona84 y Cimoc, también de Viboras y Makokis, y de muchos más menos underground pero igual de freakis. Adoro a Enki Bilal. Ahora no podré dormir hasta que publiques tu artículo.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, tuvimos la fortuna de vivir unos tiempos desenfadados que refrescaban la mente con metralletas de ideas de qualité. Desde mi punto de vista ahora hay mucho envolotorio para poco contenido, y sobretodo mucho corsé. La cultura tendría que volver a Woodstock, liberarse de ataduras, quemar los sostenes, fumarse un buen porro y atravesar las turburlencias de los 80s.

    ¡Una entrada genial! Petons!

    ResponderEliminar
  10. Jo encara guardo uns quants exemplars entre la meva col·lecció de còmics. Completament d'acord amb la teva opinió.

    ResponderEliminar
  11. ¡Debo salir a la calle! ¡A pasear!
    Cuando escribí el post pensaba, bueno, estas dos revistas estan más olvidadas que el tupé de Elvis, pero no.

    Patricia. Sí, la cultura está demasiado encorsetada. La presiento precedible. Oye que frase esta de: "refrescaban la mente con metralletas de ideas de qualité". Yabadabadú.

    Sergi, otra sorpresa. Aún guardas algunos ejemplares. Fantástico. Compré unos sueltos hará unos años, podremos hacer aquello de "tengui y falti", que no tengu, que es japonés-
    Saludos. Salir a la calle....

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por la recomendación, me gustan los comics, pero suele ser difícil informarse bien de las cosas que hay. Y lo que triunfa ahora es una revisión poco imaginativa de los personajes más clásicos, me temo, a la manera del cine que tras vampirizar todo lo vampirizable acabará filmando el diario de cualquier persona que lo pierda, por eso del prestigio literario xDD.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho recordar algo de mi juventud. Yo también leía CIMOC y 1984. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo aun tengo un par de cajas llenos de cimoc 1984 el vivora y demás uno de estos días tengo que mirar a ver como andan y a vender :(

      Eliminar
  14. Gracias por tus comentarios! ^^ Siempre andas por mi blog!!
    Pues lo que me dices de mi relato, muchas gracias por la cuenta que me trae y me encantaría que pudiera leerlo más gente y darme su opinión, pero no sabría como hacerlo. Tienes alguna idea o algún consejo para eso?
    Un besote fuerte!

    ResponderEliminar
  15. Hola Explorador. Pues es verdad. El fenómeno de vampirabanlización del legado del cómic para cine cleenex. El cine vive un tiempo de aridez o hay cosas por ahí que no me llegan, que también podría ser.

    Ethan, ¡cuántos buenos momentos con Cimoc y Zona 84!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Meme, me encantó el relato de la mujer que sale a la calle. No diré más por si alguien quiero leerlo.
    No tengo grandes ideas de como expandir y dar a conocer este relato y otras cosas que haces. No lo sé.
    Existen los foros literarios, pero es mucha faena, y muchas horas y a veces funcionan por clanes. Así que... Pero lo intentaría. Otra idea "superoriginal" son los concursos. Yo con tu relato me presentaría a todos, aunque también es tiempo y disgustos.
    ¡Qué chungo!

    ResponderEliminar
  17. Lo único que puedo decir es que leer i mirar Zona 84, me ponía... eran los mejores dibujos del panorama en esa época.

    Un saludo lleno de nostalgia.

    ResponderEliminar
  18. Vaya, y para un joven que leía Tintín (gran Tintín, por cierto), imagínate... Lo mejor. Echo de menos revistas así.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Qué recuerdos, todavía conservo algunos números de Cimoc, eran genialísimos!! y sólo me costaron 5 duros cada número XD

    ResponderEliminar
  20. Hola Laura,
    Qué bien. Sí, no los recuerdo caros, pero para un chaval. Y qué historias, recuerdo más eso que muchos libros que he olvidado.
    Saludos.

    ResponderEliminar