29 nov. 2010

The Addiction, vampiros, Proust y…

The Addiction (1995), una película dirigida por Abel Ferrara, con Lili Taylor y mi venerado Christopher Walken. En estos tiempos de sequía, recuerdo. Una película de vampiros menor, un tostón a ratos y un objeto muy brillante a otros. De Ferrara, lo mejor es El Funeral, para mí, y Teniente Corrupto.

Rodada en estricto blanco y negro, la historia es relativamente sencilla. Una estudiante de filosofía es mordida por una bellísima vampiresa que le pide no hacerlo, «pídeme que me vaya, dime que pare». La pobre chica sufrirá todos los síntomas de la mordedura, que evidentemente, impiden pasear bajo el sol un domingo cualquiera. Tras esta degradación, lo que creo interesa a Ferrara, es mostrar la caída de la joven. Es fácil ver paralelismos con otros tipos de adicciones.

Ferrara monta una obra muy esteticista: vampiros guapos y elegantes, el rap de fondo, los blancos y negros contrastados, el sonido de las calles, burbujeante. A veces parece que fotografíe en lugar de filmar. Eso sí, consigue lo que busca. Aquí la sangre no es roja, es negra. Detrás, hay toda una serie de reflexiones que a veces lastran la obra, de por sí, con rítmica de piano-piano. Resulta petulante en muchos tramos.

Mención a parte merece la breve intervención de Christopher Walken. El tío va paseando de noche, y en su monólogo se lamenta. Se lamenta porque, ya se sabe que estos vampiros viven largo tiempo, esperó durante años la larga novela de Proust. “En busca del tiempo perdido”, y cuando se publicó, se llevó un disgusto. ¡Vade Retro!. A pasos agigantados, por una calle desierta, el vampiro Walken decía algo así como “tras tanto esperar, esta porquería”. No, señor vampiro, la obra de Marcel Proust hay que leerla dos veces. Catarla, más que leerla, y más cuando nos habla del pasado:

«Así ocurre con nuestro pasado. Es trabajo perdido el querer evocarlo, e inútiles todos los afanes de nuestra inteligencia. (…) Pero cuando nada subsiste ya de un pasado antiguo, cuando han muerto los seres y se han derrumbado las cosas, solos, más frágiles, más vivos, más inmateriales, más persistentes y más fieles que nunca, el olor y el sabor perduran mucho más, y recuerdan, y aguardan, y esperan, sobre las ruinas de todo, y soportan sin doblegarse en su impalpable gotita el edificio enorme del recuerdo».
Estas «ruinas de todo» prousianas, me recuerdan a una estrofa de Jaime Gil de Biedma, en la que dice:

No leer,
no sufrir, no escribir, no pagar cuentas,
y vivir como un noble arruinado
entre las ruinas de mi inteligencia
Y cada día sale el sol, inexorable, incluso en invierno. Que sí.


Share/Bookmark

21 comentarios:

  1. Como siempre, magnífica entrada. A mí también me encanta Christopher Walken. Y los vampiros, claro. Y sí, siempre sale el sol, hasta en invierno, aunque hoy Madrid está más blanco que nunca, por la nieve, claro. Y esta noche... ¿dios dirá?

    ResponderEliminar
  2. Questa Noche, ¡Capucchhhino! Hace mucho que no veo un partido del Barça, ya toca. Está claro que con Mou y Di Maria, el equipo es más competitvo. Mou merecería un post, ¿te animas, Luisa?
    Al menos veré a los colegas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu estilo de juntar la literatura con el cine, tu forma de expresar tus opiniones al respecto de lo que lees, o de lo que has visto.
    Me gusta porque nadie que conozca lo hace y eso te confiere una especialidad que hace que me guste pasar siempre por tu espacio.

    Y el final con las frases y la alución al sol, sencillamente me han encantado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Gracias, tus palabras son calor en pleno invierno. Y sobre estos recosidos, pues son un poco improvisados. Tengo tendencia a irme por las ramas, en casi todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Eso de la inmortalidad con respecto de los eventos da para mucho como en Mort Cinder, me imagino a alguien ya no un inmortal sino un fan mas leyendo La Rueda del Tiempo desde el primer libro paera despues de tantos años enterarse de que el autor murio antes de escribir el ultimo libro, los vampiros dan para mucho siempre que no sea en libros para quinceañeras

    ResponderEliminar
  6. Tengo la sensación de haberme perdido una buena película cada vez que haces tu crítica en el post, y esto me provocará algún problema con la SGAE y sus detectives matrixeros, seguro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Igor, después de lo de ayer... creo que no tengo ganas de hacer ningún post... Mi corazón tan blanco está hoy más que tocado. Hundido.

    ResponderEliminar
  8. Hola Steppenwolf, Addiction no es una gran película tampoco. "THE FUNERAL", de Abel Ferrara, e incluso, Bad Lithuenan sí. Pero la obra tiene sus momentos. Es de esas un poco así pedantes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Luisa,
    No me extraña. El Madrid hizo muy poquita cosa, lo que me sorprendió. Tengo dos teorías: tuvieron una mala noche (todos la podemos tener) o hay detrás un tema estructural, lo que sería más preocupante.
    MOU siempre es el centro de atención, lo que alivia a los jugadores... Y al Presidente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Yo siempre he querido ser vampiro. La eternidad, la belleza, la sangre (eso sí, joven)... Es una vida decadente la de los vampiros pero que a mí me gustaría llevar. Pasaría con gusto esos primeros y angustiosos días de sed insaciable que les hace arder la garganta para después ser... algo parecido a un dios. Me he levantado un pelín megalómano hoy jajajaja. En cuanto a dejar atrás las cosas y las personas por su eternidad, pues supongo que al principio podría ser... doloroso, pero después...

    Saludos desde mi vieja Torre Oculta, que podría ser un cubil perfecto para los No Muertos. Si no conoces la Torre, entra un momento en esa dirección.

    http://dissortat.blogspot.com/2009/08/mas-ganas-de-nada.html

    ResponderEliminar
  11. El Madrid tuvo una noche patética y el Barça jugó muy bien, ergo... Creo que les pudo el escenario. En fin, desde la más absoluta antideportividad, espero devolver esa mano en el Bernabéu... Lo siento, hoy debería tener un día blanco, pero está negro.
    Con todo mi cariño, Igor.
    Y un abrazo pa ti lleno de felicitaciones, claro

    ResponderEliminar
  12. Otra que ver, que ritmo, madre :D También me gusta Walken, si no lo habeís visto en el videoclip "Weapon of Choice", creo que se llamaba así, de Fatboy slim, ya tardaís :) Y con Proust también debería empezar...pero me intimida un poco.

    Un abrazo...y con tu permiso, Igor, otro para Luisa. Que el día vaya volviéndose más claro. Igor, vaya, que partido salió, ¿eh?, no me lo esperaba así, ni mucho menos. tampoco me quejo. Nuevo abrazo, jejej. Y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ah! Un partido de fútbol es como una nube...,pasa.
    Cuando era un niño-piraña había en mi escalera un señor. Eran los ochenta. Recuerdo que no cenaba cuando perdía el Barça. Así, el hombre estaba bastante fideo. Aquello me impresionó, yo ceno siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Y bien que haces. Te mereces 5 besos, por lo menos.

    ResponderEliminar
  15. Una de las cosas que nadie o al menos no es lo común, mira en una película es la fotografía, a veces es eso lo único que me gusta de ellas. (Por ejemplo la ultima que vi en el cine "Wall Street" en la que solo destacaría la interpretación de los dos protagonistas, es que el señor Michael Douglas es invencible, y su fotografía, lo demás se podía tirar directamente a la basura) Haver que me desvío, esta que nos presentas, por el contenido de su trailer no le daría nada de credibilidad sobre mis gustos, además de que Lili Taylor no es santo de mi devoción, vaya cagada en The Haunting, Starting Out in the Evening o Los Impostores, pero bueno habrá que verla, porque el tema vampirico me atrae en sobremanera, así que....
    Y si, Christopher Walken es uno de los grandes
    Gracias por el aviso Igor
    Y enhorabuena por ese peazo de partidazo, a mi supongo que se me pasara pronto, porque tampoco soy mucho de futbol

    ResponderEliminar
  16. De acuerdo contigo en lo de Ferrara: La del teniente y el funeral, las mejores. Esta no la he visto, pero parece que le gustan los descensos a los infiernos al señor Ferrara.
    Muy buena entrada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Increíble la descripción de Proust y Biedma.
    Me han dejado aturdido, confundido, admirado, pasmado, confuso, conmovido, atónito, estupefacto. Todo eso.

    ResponderEliminar
  18. Gil de Diedma y Proust, durante años les di un trato infausto, dejándolos al final de la librería de pasillo. Pero qué burro soy.
    Proust me gustó mucho la segunda vez, curioso.
    Saludos y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  19. No sé qué tiene Walken,, acaso tanto de Vampiro, que nos atrae a todos tanto. Sin duda es un magnífico actor, con un repertorio y registro interpretativo de escándalo. Para mí es el hermanito mayor de Johny Depp.
    Oye, Igor, me ha gustado la entrada. Me apunto a ver el filme, que no recuerdo haberlo visto.
    Y Biedma , por favor. Ell mai ho faria ;) No lo abandones !!

    ResponderEliminar
  20. No he visto esta película de Ferrara, la buscaré. Y sí, a Proust hay que releerlo, con cda lectura gana... Muy buenas tus entradas.
    (En el poema lateral de Luisa has puesto Luis) buen poema y música...

    ResponderEliminar