3 sept. 2012

Penínsulas de poesía norteamericana


Tras leer “La Literatura Norteamericana”, de H. Straumann, en una edición de 1953, he hallado unos pocos viejos conocidos y centenares de desconocidos. Felizmente.  El libro es una guía de los grandes nombres de novelistas, poetas y dramaturgos. Destellos de las obras literarias más importantes. Entre ellos destaco algunos versos que me impresionaron de tipos que apenas me sonaban, como éstos:
A través de las barras y sobre las puntas de acero,
pasarán sólo la muerte, la lluvia y el mañana.
Son versos de Carl Sandburg, nacido en 1887, en el que se destaca la suerte de los pobres comparada con la de los ricos y poderosos. O éstos otros, también de Sandburg, del poema Bruma.
Se va acercando la bruma
con sus andares de gato.
Sentada, con aire quieto,
el puerto y la ciudad contempla;
y en las ancas del silencio
luego de mirar se va.
En el libro El puente, de Hart Crane busca la relación entre el hombre y el mundo. En el poema Brooklyn analiza la relación entre tiempo y materia, en este caso un puente.
… las luces del tránsito que rozan
tu inconmovible estructura.
Son un montón de nombres y versos. Lo mejor, si a alguien le llama la atención algún nombre, es meter la nariz. Internet, por cierto, te deja la oportunidad de hacer una degustación a la carta.

Al que ya había leído es al más famoso, hoy, de ellos, Robert Frost. Un día quisiera hablar de él en largo. Para degustaciones, unos últimos versos, también conocidos. ¿Cómo se atrevió a repetir dos veces el mismo verso final este hombre? Para recalcar y transformar su significado, el del final de la pieza Stopping by Woods on a Snowy Evening.
Los bosques son bellos, oscuros y hondos;
mas tengo promesas que cumplir
y millas por delante antes de dormir
y millas por delante antes de dormir.
Como he improvisado la traducción (la del libro no me gusta), dejo el original en inglés.
The woods are lovely, dark, and deep,
But I have promises to keep,
And miles to go before I sleep,
And miles to go before I sleep.

Share/Bookmark

13 comentarios:

  1. No conocía tampoco a este poeta, la verdad es que no soy mucho de poesía, más que los grandes clásicos, pero bueno, no esta mal ampliar cultura. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí he de ser completamente sincera, no conozco mucho la literatura norteamericana, y mucho menos la poesía, pero me enamoré del último verso que compartes, "The woods are lovely, dark, and deep,/ But I have promises to keep", simplemente hermoso.

    Un beso.

    http://itineranteblog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  3. De Robert Frost me encanta el poema de "El camino no elegido"

    os caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,
    Y apenado por no poder tomar los dos
    Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie
    Mirando uno de ellos tan lejos como pude,
    Hasta donde se perdía en la espesura;

    Entonces tomé el otro, imparcialmente,
    Y habiendo tenido quizás la elección acertada,
    Pues era tupido y requería uso;
    Aunque en cuanto a lo que vi allí
    Hubiera elegido cualquiera de los dos.

    Y ambos esa mañana yacían igualmente,
    ¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
    Aun sabiendo el modo en que las cosas siguen adelante,
    Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.

    Debo estar diciendo esto con un suspiro
    De aquí a la eternidad:
    Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
    Yo tomé el menos transitado,
    Y eso hizo toda la diferencia.

    Gracias por el descubrimiento de Sandburg. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, sí, otra joya de Robert Frost. Hay algo que me impresiona, el lenguaje, apenas algo sofisticado. Y los motivos, como el lenguaje, también aparentemente poco literarios. Y en cambio..., montaba estos grandes poemas.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Está usted de lo más lírico esta temporada.
    Un saludo Igor.

    ResponderEliminar
  5. Sempre tornant a sorprendre. Ara, amb joies antigues americanes. Li faré una ullada més atenta, no ho dubtis company!

    ResponderEliminar
  6. Yo también recordaba el poema "El camino no elegido". Me gustó mucho cuando lo leí.
    Es un privilegio que seas buen lector de poesía y que nos recuerdes a estos poetas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Els petits retocs a les fotos ajuden a donar un matís més personal. Fan treure el meu "jo" i reflectir-lo a les imatges. Quan faig fotos amb les càmeres analògiques també jugo a fer retocs. Ja des de l'inici triant el paper, els químics, la pel·lícula i després al laboratori. Tot per donar un enfoc diferent. De somnis, a vegades.

    Gràcies Igor, pels teus comentaris i les teves apreciacions.

    ResponderEliminar
  8. Son para mi desconocidos los nombres que hoy tratas, pero si tengo norteamericanos en mi lista de interesantes. Supongo que les tocará otro día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Desde el blog "El arte de las palabras" hemos querido dar un premio a todos los que día a día nos llenan, por ese motivo, hemos colgado para descargar gratuitamente el libro que nos ha acompañado durante toda nuestra aventura... Isemay.

    Esperamos que pases a recogerlo y disfrutes de la lectura.

    Un besazo.

    http://tamaravillanueva.blogspot.com.es/2012/09/isemay-descarga-gratuita.html

    ResponderEliminar
  10. Hola Igor!
    Creo que sabes que no suelo leer poesía... pero también que el mundo necesita de poetas y de poesía y que algo más de lírica en estos tiempos haría que fueran mejores.
    Quería saludarte y desear que hayas pasado unas felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  11. Los dos primeros versos me han encadilado. ¿Acaso no encierran una suerte de aurea misteriosa? Lo de Robert Frost lo utiliza parcialmente Tarantino en Death Proof con aquello de "Salud mariposa...". Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Te animo, Igor, a que sigas empapándote/nos de estas aventuras literarias a que nos lanzas. Tú y todos salimos ganando.

    ResponderEliminar