19 feb. 2010

Excálibur, cine de Boorman.

              Cine de Fantasia Heroica

cine fantasía
Segundo Post sobre la película Excálibur. El primero es la entrada anterior.

Desgraciadamente, la perdición de los hombres es el olvido”, dice Merlín, hastiado de las miserias de nuestra raza. Ayer noche, leyendo a Herodoto, pensé lo mismo. Y cada vez que abro un diario por la sección de política. Olvidamos.

En cuanto a su estructura, Excálibur resulta irregular, con un tramo central mucho más flojo que su fulgurante arranque y su final cargado hasta los imbornales de épica pura. Así, se enlazan fragmentos muy brillantes con algunos saltos no tan bien hilvanados.

De todos modos, recomiendo mucho su visionado, entre otras razones por la carga trágica de todos sus personajes, por resultar extrañamente cercanos y creíbles, algunos apenas trazados. Por su profundidad, por su interpretación del mito, por ser entretenida y al mismo tiempo trepidante. Por ver a Uther, trasformado por Merlín, desafiar el espacio-tiempo, por ver a esa inquietante Morgana (Helen Mirren), siniestra, para que el corazón os dé un salto en la carga de caballería del final, cruzando la niebla.

“Con la niebla no descubrirán que somos pocos, ¡Lucharemos como antes!”, exclama el héroe, lo que se podría interpretar en dos niveles, el épico y el humorístico, por los problemas presupuestarios que rodearon la película.


En Excálibur, además, flota una sensualidad que no existe en otros relatos heroicos. Las mujeres, vistas muchas veces como fuente de conflictos (y aquí, quizás, Boorman no se separó tanto de la antigua moral), son una de las fuerzas que cambian el mundo. Aún me maravillo con el baile de Lady Igraine o el arrebato de la Reina y mujer de Arturo, capaz de quebrar un reino en su locura de amor y deseo.

Leí o oí hará tiempo, en boca de una de las hijas de Juan Eduardo Cirlot (medievalista en la Universidad de Barcelona), que lo importante de las leyenda medievales, de las artúricas, era el camino, el hallar la verdad o una verdad. El Grial, que despierta al rey Arturo hacia el final, quizás sea eso. El camino en sí mismo es el Grial, podría deducirse, las experiencias, las lecciones que del seguir en ruta.

Cuando el caballero lanza la espada al estanque, una mano surge de la superficie del agua, toma la espada y luego desaparece en las profundidades. Se dice también que la espada descansa junto con el Rey en Avalón aguardando el día de su regreso. Aunque personalmente, prefiero las historias de las polis griegas, en las que los ciudadanos decidían su propio destino, incluso en Esparta, donde el uso de la palabra era muy parco.

¡Ah! Y atención a los actores. Seguro que muchos os suenan. Y si en algo me equivoco, ahí están los comentarios.

Share/Bookmark

23 comentarios:

  1. Me cautiva la explicacion que dejas.
    Porque la asocio con otros films que he visto de ese mismo estilo, que me gustaron mucho.

    Seguro este se sumara a esa lista.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te interese. Y de Boorman hay "La Selva Esmeralda", ambientada en Brasil. La historia de un niño blanco adoptado por una tribu, "los invisibles", amazónica.
    Gracias por pasarte.
    Igor.

    ResponderEliminar
  3. Me encantóo tu post, no he visto el film pero me dieron muchísimas ganas de verla =D Vamurta definitivamente agito las aguas de mis sueños =)

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Gracias, S Boleyn Ayres. Por favor, mira la película. Es un antes y un después. Y "La Selva Esmeralda" te gustara muchísmo.
    Me alegra que te guste Vamurta. He subido 2 de los 29 capítulos. Y cuando acable el relato de Ermesenda, subiré otras cosas.
    Un saludo- Igor.

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente, he de verla ;) . ¡Muchas gracias!

    Me parece muy interesante eso de buscar la verdad, o una verdad. Quizá en este tiempo donde no hay verdades, o todas son cuestionables, necesitamos héroes. Ya te contaré que me parece, gracias de nuevo :)

    ResponderEliminar
  6. Pues mira, volveré a verla. La recuerdo con simpatía. Sobre la sensualidad de la leyenda artúrica totalmente de acuerdo. Pero es que, ay, aquí tenemos al Tirant lo Blanc, el más porno de todos. ^_^

    ResponderEliminar
  7. Creo que de las mayores desilusiones que he tenido fue la que me provocó una profesora al hablar sobre la saga artúrica y explicar que ni existió Arturo, ni Ginebra ni los caballeros de la mesa redonda.

    A partir de ahí, en un mundo de fantasía literaria, diré que me gusta mucho la versión "Camelot" que es en realidad un musical, pero me gusta.

    La escena del delicado brazo saliendo del lago para coger la espada es bellísima.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. EXCELENTE Y BUENA RECOMENDACION,CON CITAS,VARIAS,DE AUTORES VARIOS...VOLANDO LA IMAGINACION...ME EN-CAN-TO!
    SALUDOS
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  9. Hola Explorador,
    Sí, ese es el fin de los caballeros que buscaban el Grial, algo inmaterial seguramente. Algo que no puede cogerse con las manos. Pero vaya, creo que la gracia está en que se admiten muchas interpretaciones.
    Si la ves, espero que te guste. Hay algunas cosas que quedan un poco escondidas debajo de la historia.
    Un saludo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  10. El Tirant lo Blanc es realmente bueno, una gran novela y de la pocas de caballerías con contenidos explícitos.
    Había otra novela, una sobre una especie de cortesana en Roma, antes del saqueo de Carlos V, que no logré localizar. Algún día seguiré buscándola.
    Y por cierto, la versión de Vicente Aranda no me convenció nada, parecía un sainete.
    Gracias por el comentario, un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Magda,
    Seguramente ese profesor tuyo no entendió nada. Claro que no existe el Grial, ni la mesa redonda, ni los tengus japoneses ni el Zeus griego... Territorio mitos. Existen mientras sigamos hablando de ellos, como un ideal o una pesadilla.

    Oye, el "Camelot" no lo conozco, gracias por el apunte, ya miraré qué es.

    Y sí, el brazo saliendo del agua. Que maravilla de imagen, parece hecha con técnicas de hoy. Boorman era un genio.
    Gracias por pasarte, un saludo,
    Igor.

    ResponderEliminar
  12. Hola Lidia,
    Gracias por el comentario y por estar aquí. Si quieres que te dija la verdad, de Excálibur lo que me gusta más no son las espadas (aquí muy logradas, épicas) sino Merlín. Interesante, profundo, de ahí tantas citas de él.
    Un saludo,
    Igor.

    ResponderEliminar
  13. El concepto de la búsqueda, del camino que se ha de recorrer, es sin duda la energía con la que se alimentan los sueños y las esperanzas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola,
    Gracias por pasar.
    Sí, opino como tú. La búsqueda, el camino en sí, como es ese poema de Kafavis, "Itaca". Sueños, esperanzas, son un poco lo que somos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Ja, ja... Igor, es que a veces los profesores son una desilusión tras otra. Aquí el pequeño comentario con el cartel de la película "Camelot":
    http://blocs.lescorts.cc/conte/2009/11/05/el-rey-arturo/

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, uno de los momentos de la película donde la reina Ginebra teje su propia trampa, conspira con tres caballeros de Camelot para que le den una lección de humildad a Lancelot y lo que ocurrirá es que la lección la dará él y ella se enamorará perdidamente.
    http://www.youtube.com/watch?v=wijIn4xQ8jw

    ResponderEliminar
  17. Hola Magda,
    Pues vi, gracias a Youtube, al señor Richard Harris cantando. Ya por eso valió la pena, estaba gracioso el hombre. Siempre me viene a la cabeza "Cronwell" y ese western diferente que protagonizó.
    Los musicales no son lo mío, excepto "Cabaret", "Moulin Rogue", "All that Jazz" y, si es que es un muscial, "Dancer in the dark". Casi nunca los veo, ah, los Commitment, estaba bien.
    Ah, la historia de Ginebra y Lancelot. Ese reunirse entre las rocas del río bajo un luz espectral. Excalibur está repleta de subtramas excelentes.
    Gracias por los comentarios,
    Un saludo, Igor.

    ResponderEliminar
  18. Hola Igor.
    Le estoy haciendo un homenaje a John Boorman estos días en mi blog. Mas que nada para animar a la gente a que re-descubra a este gran cineasta y se deje de "Transformers" y demás.
    Puedes verlo aquí: http://lacaserna.blogspot.com/2010/02/directores-olvidados-john-boorman-i-los.html y http://lacaserna.blogspot.com/2010/02/directores-olvidados-john-boorman-ii.html

    Te comunico la triste noticia de que ya está en marcha un remake de "Excalibur".....ponte a temblar.

    Por cierto, "Cromwell" es una de mis películas favoritas...!no se de mucha gente que la conozca!. El delo Guiness-Harris de esa cinta es de primera categoría.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Me gustan las dos frases que has recogido de la película.
    Se me están acumulando las películas para ver... porque ahora estoy enganchada a la quinta temporada de Lost en DVD.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Hola Strafford,
    Me has dejado Ko. ¿Un remake? Ya estoy temblando. No habrá magia. Los efectos no son magia, son pirotecnia.
    Oye, tú sí estás profundizando en el señor Boorman, muy bien. Deliverance merece la atención que le das. Menudo peliculón.

    ¡Ah! Cromwell. Gran duelo de actores, y grandísima película. Le atribuyen aquello de "Nunca se llega tan lejos cuando uno no sabe a dónde va". Y ya ves, por primera vez, la burgesía se impuso, y hubo un auténtico baño de sangre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Carolina.
    Yo soy un ex-Lost. La cantidad de anuncios lograron que me levantara del sofá y ya no volviera a sentarme. Pero en DVD... Y sin los malditos anuncios. Genial.
    Un saludo y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  22. Historicamente la película de Cromwell es casi un atentado: practicamente todo esta distorsionado. Pero que pedazo de "historia" y que pedazo de actores.
    Por cierto que hay otra película algo mas fiel a la realidad, o por lo menos, Cromwell queda como el sanguinario dictador que fue: "Matar a un Rey", de Mike Barker.

    ResponderEliminar
  23. Hola Strafford.
    La verdad, me interesa la historia. Leo o leí bastante, pero no soy un especialista ni mucho menos. Picoteo de un tema a otro, sin otro método que mis propias apetencias.
    Me sorprendió eso de "Sanguinario dictador". Una cosa más que he aprendido.
    Y gracias por "Matar a un Rey", tiene un pinta estupenda, estupenda. ¡Cómo me había pasado por alto!
    Gracias por la visita,
    Un saludo.

    ResponderEliminar